Policía española impide por segunda vez en 48 horas el acceso CIE a los inspectores del Ayuntamiento de Barcelona

Publicidad

La policía del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) ha vuelto a impedir el acceso a las instalaciones de inspectores municipales. Asens ha criticado que haber negado el acceso representa una «reiteración de desobediencia». El objetivo de los inspectores es saber si hay o no internos en el Centro.  El teniente de alcalde, Jaume Asens, anuncia que el Consistorio barcelonés recurrirá los tribunales: «Utilizaremos todos los mecanismos que tengamos a nuestro alcance para aplicar la ley», ha advertido Asens, que ha recordado que emitieron una orden de cese de actividad del CIE por no contar con la licencia de actividad correspondientes ni las medidas de seguridad adecuadas, y que el centro reabrió el mismo día después de haber estado ocho meses cerrado por obras.


Así lo informaba el diario Público:

Por segunda vez en 48 horas, agentes de la Policía Nacional han impedido a los inspectores del Ayuntamiento de Barcelona y a una abogada acceder a las instalaciones del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) ubicado en la Zona Francade la capital catalana. Los técnicos municipales querían comprobar si hay internos en el centro, después de que el ministerio del Interior ordenara su reapertura el pasado 7 de julio tras permanecer varios meses cerrado —desde noviembre— por obras de reforma.

EL CIE reabrió sus puertas el pasado día 7 de julio, apenas unas horas después de que el Ayuntamiento de Barcelona decretara su cierre definitivo argumentando que el centro no tenía licencia de actividad y que no cumplía con las medidas de protección contra incendios. El ministerio del Interior, sin embargo, ignoró la orden municipal y ordenó justo lo contrario.

De hecho el CIE ya esta abierto pero aún no ha recibido a ningún inmigrante en situación irregular. Fuentes policiales han informado de que la próxima semana llegaran los primeros internos después de que se pulan algunos detalles de índole logística.

Desde el día 7 de julio hay un tira y afloja entre el Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno en Catalunya, pero mientras no haya internos en el CIE el Ayuntamiento no puede actuar. Y precisamente a eso han ido los inspectores del Ayuntamiento: a comprobar si el CIE tiene ya internos. Ya lo hicieron el lunes, pero ni siquiera les abrieron las puertas.

Poco antes de que los inspectores se presentaran el CIE, el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Asens, afirmó en la comisión de Presidencia, Derechos de Ciudadanía, Participación, Seguridad y Prevención del Ayuntamiento que el Gobierno español podría haber pedido la licencia de reapertura, al tiempo que pidió buscar «una solución civilizada entre todos».

Pero de momento se mantiene el pulso institucional entre el Gobierno central y el Ayuntamiento de Barcelona. Asens ya ha anunciado que el siguiente paso será pedir al juez que proceda a precintar el CIE. «Estamos ante la reiteración de desobediencia que nos obliga a recurrir a instancias judiciales», ha asegurado Asens tras la segunda negativa, que ha añadido que habían comunicado a Interior previamente la gestión, pero que no han recibido respuesta.

Al menos en esta segunda ocasión, cuenta El Periódico de Catalunya, los agentes han abierto la puerta de entrada y los inspectores municipales no han tenido que pasar la documentación por debajo de la puerta.

http://www.publico.es/actualidad/policia-impedir-inspectores-barcelona-cie.html

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More