Polémica en Vall d’Hebron después de que un médico cargue dos muertos a los recortes

Por Blanca Blay

El jefe del Servicio de Cirugía Cardíaca del Hospital Universitario de la Vall d’Hebron, el doctor Manuel Galiñanes, denuncia ante el Síndic de Greuges la muerte de dos pacientes en agosto a raíz de los “recortes”. Por su parte, la dirección y la gerencia del hospital niegan rotundamente las acusaciones de Galiñanes y las atribuyen a motivos personales.

El Hospital Vall d’Hebron se ha despertado esta mañana con una noticia que por lo menos traerá cola en los próximos días. El Dr. Manuel Galiñanes, de 63 años y jefe del Servicio de Cirugía Cardíaca del hospital desde 2010, ha denunciado ante el Síndic de Greuges que dos pacientes del centro fallecieron el pasado mes de agosto al no ser intervenidos a raíz de los recortes que sufrió el centro en verano.

Según información publicada por el diario La Vanguardia, que avanzaba la noticia este miércoles, dos pacientes murieron porque no llegaron a ser intervenidos. En el primer caso el paciente habría muerto ingresado en el hospital cuatro días después de la fecha en que estaba programada la operación que nunca llegó mientras que en el segundo caso el paciente habría muerto en su casa, donde esperaba recibir nueva fecha para la operación, que le habían pospuesto en varias ocasiones.

En relación a las informaciones publicadas por el rotativo, la Dirección del Hospital ha emitido un comunicado este miércoles en el que se asegura que “como cada verano los dispositivos del Hospital se adaptan a la demanda y en el caso del Servicio de Cirugía Cardíaca, siempre se dispuso de los recursos humanos y técnicos necesarios para atender la demanda existente”. El gerente del centro, Vicente Martínez, ha declarado a Catalunya Plural que la información remitida por el Dr. Galiñanes al Síndic es “rotundamente falsa” y ha insistido en que “el centro no se merece salidas como las de este doctor, que ensucian la marca del Vall d’Hebron”. “Hemos visto los historiales clínicos de los enfermos”, asegura Martínez, que no quiere dar detalles sobre los casos para que no se pueda identificar a las familias. En todo caso, él explica que los dos pacientes no murieron por culpa de los “recortes” y desmiente que uno de ellos se encontrara en lista de espera. Según la versión del centro, en uno de los casos la persona no se encontraba en lista de espera porque en realidad la operación nunca se había previsto mientras que en el otro caso, en el que se pospuso la operación programada, la decisión respondía a criterios estrictamente clínicos y la muerte fue una muerte súbita.

Consecuencias tras la denuncia

De momento y según ha explicado Martínez, aún se está valorando qué medidas legales emprenderá el hospital. Aunque de momento el Dr. Galiñanes continúa como jefe del servicio, el gerente del hospital ha dicho que “ya se verá qué pasará con él”. Martínez confiesa que no entiende por qué el jefe del servicio de cirugía cardiovascular del hospital “dice lo que dice” y atribuye la denuncia a “un tema personal”. “En el ICS se evalúa cada cuatro años a los jefes de servicio y no estaba claro que él aprobara”, dice. Además, según declara el gerente, el doctor Galiñanes “tiene todo el servicio en contra” y el hospital cuenta con el apoyo y la confianza de la Junta Facultativa, donde están los jefes de los diferentes servicios del hospital.

Fuentes del Síndic de Greuges han explicado a Catalunya Plural que el Departament de Salut, por su parte y como es poco habitual, habría enviado este mismo miércoles documentación “muy amplia” en relación al caso para facilitar la tarea del Síndic pero sin que éste la hubiera requerido previamente. Con todo, estas fuentes han explicado que ahora hay que estudiar la documentación y tienen previsto emitir una resolución a finales de esta semana o a principios de la próxima semana con el fin de esclarecer los hechos que el Dr. Galiñanes denuncia.

Por otra parte, la asociación Defensor del Paciente también se ha sumado a la noticia de este miércoles y ha pedido a la Fiscalía que abra una investigación a raíz de la denuncia presentada por Galiñanes. En un escrito dirigido al Fiscal Superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, la asociación pide que se investiguen los hechos y se depuren las responsabilidades que correspondan.

http://linkis.com/www.eldiario.es/cata/p7Eep

-->
COLABORA CON KAOS