Publicado en: 23 octubre, 2015

PODEMOS confirma que la jueza Victoria Rosell, que procesó a cinco sindicalistas por protestar contra la reforma laboral, será nº 1 por Las Palmas

Por Kaos. Canarias

La jueza Victoria Rosell encabezará finalmente en las próximas elecciones generales la candidatura al Congreso de los Diputados por Las Palmas de Podemos, según ha anunciado hoy esta organización política. La incorporación de la jueza a sus listas se ha considerado “imprescindible en nuestro compromiso por la reforma de la justicia y en la lucha […]

La jueza Victoria Rosell encabezará finalmente en las próximas elecciones generales la candidatura al Congreso de los Diputados por Las Palmas de Podemos, según ha anunciado hoy esta organización política.

La incorporación de la jueza a sus listas se ha considerado “imprescindible en nuestro compromiso por la reforma de la justicia y en la lucha contra la corrupción”, en palabras del líder estatal de Podemos, Pablo Iglesias, según se señala en un comunicado de su partido.

En él se argumenta que Victoria Rosell, magistrada juez titular del Juzgado de Instrucción 8 de Las Palmas de Gran Canaria, “ha sido firme en la lucha contra la corrupción y la defensa de los derechos de los colectivos más desfavorecidos y en riesgo de exclusión social”.

Y se añade que “es reconocido su trabajo a favor de los derechos de las mujeres, particularmente de las víctimas de delitos sexuales, y en especial las menores de edad”, y que “también destaca por su aplicación garantista del Derecho y su actitud crítica hacia las últimas reformas legislativas (Código Penal, Ley Mordaza), así como por su trabajo en favor de los derechos de las personas migrantes”.

Sobre la decisión de aceptar ser candidata de la magistrada, que se recuerda que ha sido portavoz adjunta de la asociación Jueces para la Democracia durante los últimos tres años, se indica que ha considerado que este es “el momento y el lugar donde se pueden cambiar las cosas, en el Congreso de los Diputados, donde se hacen las leyes”.

Un lugar donde apuesta por trabajar para cambiar una situación en la que -ha dicho- “la gente ha sufrido primero recortes económicos, luego recortes sociales y después recortes en derechos y libertades”, con lo que “hemos perdido mucha calidad democrática”.

Realidad frente a la cual “podemos hacer muchas cosas cambiando leyes injustas y recuperando instituciones que no están funcionando”, ha declarado Rosell, se añade en la nota.

Desde Podemos se expone que la incorporación de la jueza a sus listas “se enmarca en el proceso de apertura y búsqueda de la unidad popular en el que Podemos ha venido trabajando durante los últimos meses”.

Proceso en que, “tras las primarias realizadas el pasado julio, en las que se definió una primera lista del partido, se han continuado conversaciones con diversos actores de la sociedad civil organizada y con personalidades independientes, en el empeño de enriquecer la candidatura con todas las fuerzas del cambio y con las personas mejor preparadas para trabajar en este sentido”, se añade.

Rosell es la misma magistrada que, a comienzos de 2013, decidía imputar a cinco sindicalistas de Intersindical Canaria por desplegar una pancarta en la sede de la Confederación Canaria de Empresarios para protestar contra la reforma laboral, acusándolas del presunto delito de “allanamiento de morada” y de una “falta de lesiones”.  Posteriormente, el fiscal encargado del caso, Miguel Pallarés Rodríguez, dictaminaba el“sobreseimiento provisional”de las actuaciones contra quien se hizo eco de la protesta y la apertura de juicio oral contra las sindicalistas, para las que solicita un año de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivod urante el tiempo de condena y abono de las costas del juicio.

Además, según fuentes críticas del propio PODEMOS, el nombramiento de la jueza como cabeza de lista por Las Palmas podría incumplir el propio reglamento interno de las primarias de PODEMOS, según el cual el partido podría llegar a acuerdos de confluencia con otras fuerzas políticas para permitir procesos de “Unidad popular” y abrir espacio en las listas de la formación a otros actores políticos, pero en ningún caso contempla la posibilidad del “dedazo” o de la inclusión en las mismas a personas individuales por mera decisión de la dirección del partido.

Agencias/Prensa

-->
COLABORA CON KAOS