PNV: segmentos, pesos y medidas

Publicidad

Por Iñaki Urdanibia

En la entrada de la Academia platónica se dice que había una inscripción que decía no entre aquí quien no sepa geometría. Podría aplicarse al PNV un lema similar: no se acerque aquí quien no domine los asuntos relacionados con segmentos, superficies, metros cúbicos, quintales, toneladas…por tierra, mar e interiores subterráneos.

Les han pillado en el asunto de la AP1, con la desaparición de tierra, pagada y no servida o al menos no usada, y no se les ocurre otra defensa que llamar cobardes a los descubridores de la malversación de dineros públicos. Por lo visto, no se deben airear los chanchullos de los políticos, seamos colegas, y…hoy por ti y mañana por ti. Así se explica el silencio del PSOE, que ataca en otros frentes al PNV pero en estos terrenos( nunca mejor dicho pues lo que falta es tierra a camiones como para llenar varios campos de fútbol) ni mu. El PP se apunta al bombardeo y los voceiros( léase el grupo Noticias) dicen que el partido de la gaviota ha pactado con EHBildu…vaya por jangoiko. El asunto se asemeja a la escena típica del ladrón que vocifera al ladrón , señalando para otro lado, con el fin de desviar la atención de los transeúntes…

Enseñar unas fotitos de varios camiones, y unas escenas de desmontes con tierra fresca, no demuestra nada de nada, a pesar de ello la enfurecida Eider Mendoza amenaza y tilda de cobardes a los que han aportado pruebas al por mayor, el jefe del batzoki gipuzkoano, el inefable Joseba Egibar, repite lo mismo, de Ortúzar…mejor no hablar. Entra, de todos modos, dentro de su lógica echar mano al manual de pesos y medidas en este caso al cojonímetro que dice quien es un cobarde redomado y quien un cagao de tomo y lomo.

Y es que son unos cobardes quienes se meten con los << bueno gestores>> de los bienes de la patria, que al fin y al cabo son los suyos propios ya que ellos son la encarnación de la esencia euskaldun…a quien se le puede ocurrir dudar de la gestión y honradez de los implicados-se les hace dimitir diciendo que eran negocios particulares y quedan como héroes al dejar al partido de sus amores limpio de polvo y paja- en el caso Bravo o en la red De Miguel, o en el caso Epsilón,  o los pañuelos del museo Balenciaga, o todos los agujeros de las obras del tan necesario, y estratégico, TAV( Tren Al Vacío, ya que no tiene unión asegurada ni por arriba ni por abajo; y en consecuencia no podrá alcanzar ninguna alta velocidad…ni por asomo)…

Es tal su entrega al bien del país que se empeñan en permitir el fracking ya que según cuenta-la consejera del ramo del Jaurlaritza que tiene parte importante en la empresa explotadora- si no lo hacen ellos lo harán empresas del extranjero…y van ellos y apoyan las prospecciones en tierras burgalesas ( en las cercanías, por cierto , de la obsoleta central nuclear de Garona) en una ampliación de facto de los límites de su patria…es que es verdad, hay que conocer que hay bajo tierra de nuestra tierra, en sus superficie ya se sabe, aunque dentro de poco si siguen con su megalomanía constructora no la va a conocer ni dios, pues el verde va a ceder al color del hormigón que siempre supone más comisión…

Podría ponerse en sus bocas jelkides algo así como: dejadnos trabajar, dejadnos gestionar para todos los segmentos del país ( como muestras inequívocas : para los privatizadores de la banca-caso Kutxa-, los apoyos a las grandes fortunas para que escaqueen sus pelas, favores y posicionamientos inequívocos a favor de la voraz patronal), …si no hay más que ver nuestro ejemplar comportamiento antes, ahora y siempre:

  Para comprobarlo y a modo de desvelador ejemplo basta con que leáis un libro que lo deja bastante claro, del que incluyo la reseña que en su momento publiqué en el diario Gara…y que, por supuesto, es obra de un <<cobarde >> redomado: Azotar Zelaieta, y su libro se titula: <<  << Jóvenes Burukides Bizkainos. Clientelismo y “fontanería” en el PNV>>( Txalaparta, 2013 ).

Hubo alguien que con toda justeza aprovechó las siglas del partido nacionalista vasco para convertirlo  en el << partido del negocio vasco>> ; jugando a las siglas me atrevo a sugerir otra, aunque algo más alambicada: Emprendedores Asociados Jeltzales ( EAJ) .  Y es que la cosa desde luego tiene su cosa, y su cosa tiene sus clanes que hacen y deshacen a su antojo: montando empresas ad hoc que luego copan, con mil triquiñuelas y graciosos dedos, los contratos de las distintas administraciones institucionales que van desde los ayuntamientos (ay untamientos) hasta el Jaurlaritza pasando por las diputaciones y otras yerbas; ofreciendo servicios en los que se involucran personas que ocupan cargos oficiales al tiempo que son propietarios y/o socios de empresas de servicios que son contratadas sin mayor recato: así, Iskander Atutxa arquitecto de Bakio al tiempo que empresario que prácticamente se auto-adjudicaba obras, a todas luces en los bordes de la ilegalidad ( y si no se cambia la calificación de los terrenos o lo que sea, y es que el que manda, manda). Tales redes toman algunos pueblos como campo de experimentación para sus lucrosos negocios, sus construcciones más allá de cualquier legalidad, y nada digamos en lo que respecta a cualquier  criterio ecológico o medioambiental. Facturas de obras no realizadas, duplicaciones o triplicaciones de gastos, y txokos “clandestinos” en los que los jefes del cotarro invitan a sus amigotes y no se privan de sus tragos, de sus ricas viandas y de sus copas y puros exquisitos…eso sí, casi todo ello con el label euskaldun de calidad, como buenos amantes de la patria que son.

Ahoztar Zelaieta hurga en diferentes heridas ( léase archivos) que se tratan de ocultar por todos los medios para evitar que se conozcan las chapuzas y desmanes de los inigualables gestores que engrosan las filas del PNV. El clan de los Atutxa, algunos pueblos  bajo el dominio de la triple A ( Asier Atutxa, Javier Astigarraga y Miguel Arraibi    ), localidades en las que han campado, y campan, a sus anchas: Bakio, Alonsotegi, Lemoa, etc. El territorio bizkaino bajo el imperio de los JoBuBi ( Jóvenes Burukides Bizkainos)- Iñigo Urkullu, Andoni Ortúzar, José Luis Bilbao, Asier Atutxa, Unai Remetería. Itxaso Atutxa, Esteban Bilbao, Iñigo Iturrate, Koldo Mediavilla…– que se han hecho con las riendas del partido jeltzale, y con sus lazos establecidos y su pragmatismo amparan a los emprendedores que en lo que hace a trepar y a acumular abundan en ese partido llamado a gobernar como ellos gustan  proclamar a los cuatro vientos. La trama se extiende más allá de la provincia de Bizkaia y otras Aes asoman: Ardanza, Arzallus relacionados con distintos negocios, y ahí irrumpen los casos <<De Miguel>> en Gasteiz o el << Bravo>> en Guipúzcoa, sin obviar los trapos sucios en el Balenziaga de Getaria…ni  los aromas pestilentes de las relaciones con el GIL marbellí o los amigos de Berlusconi, y…

El que tuvo retuvo y Zelaieta se inicio en una buena escuela de investigación, la de Egin  y la de Ardi Beltza, con su irrepetible Pepe Rei, hasta que fueron clausurados, luego vendría Egunkaria, por el siempre imaginativo y salvavidas Garzón, que cumplió lo que desde las mismas filas peneuvistas se venía reclamando, y cumpliendo tratando de asfixiar dichas críticas publicaciones hurtándoles la publicidad institucional, al ver que uno tras otro  sus sucios negocios se veían descubiertos y  denunciados…dejando así sus vergüenzas al aire; y es que no hay derecho así no se puede robar (que diga trabajar) tranquilo.

Las páginas del valiente  libro de Zelaieta, sirven a modo de páginas amarillas de los enchufes, las trampas y la delincuencia…aunque bien mirado, mejor podría decirse, a la hora de elegir el color adecuado : marrón…y es que algo huele a podrido en la ejemplar gestión  de los gestores par excellence.  Por cierto, identificaba Freud el oro con la mierda…no sé.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More