Venezuela. Planificación y Clap (IX)

Publicidad

En el artículo anterior señalamos la importancia de la organización de la población del territorio Clap, esto como requisito sine qua non para evitar ser víctima de los Think-Tank que a la sombra de las transnacionales políticas, económicas y financieras imperiales, buscan usufructuar las riquezas naturales, minerales, proteínicas y humanas, con que cuentan las naciones, además, inoculan en la ciudadanía una forma de ver el mundo, su desarrollo y el futuro, desde la perspectiva del vasallaje.

En este orden, existe una grave confusión en algunos territorios Claps, que entorpecen los objetivos propuestos por la revolución. El mismo, consiste en considerar que organización y organizar, es lo mismo. No es así, la primera, requiere de la participación activa y protagónica de un número importante de individuos habitante del territorio Clap. La segunda, es una acción más individual,  más administrativa, más abstracta,  más ajena a la interrelación de la población Clap.

Ellas se complementan si y solo si, lo planificado es producto del consenso de los voceros del Estado Mayor del Territorio Clap, así como, de la población Clap, fórmula que garantizará el éxito de las tareas emprendidas. En caso de hacerse de otra manera, podría estar militándose en un ideal político no socialista y por ende, adverso al proyecto bolivariano.

Ahora bien, también debe evitarse confundir la planificación, con organización y/o organizar. Ellos, se ejecutan en tiempos diferentes, aunque la estructura cognitiva humana hace percibir que se desarrollan simultáneamente e inclusive, de forma no diferenciada. A modo de ejemplo, pensemos en planificar la distribución de alimentos Clap. Circunscribámoslos en tres momentos:

  • Previo a la distribución: El Estado Mayor Territorial Clap, de acuerdo a la experticia con que cuenta de jornadas anteriores, propias o de otros territorios Claps, realiza la planificación de distribución alimentaria. Esta fase de la planificación es una aproximación de cómo se distribuirán los alimentos previstos que lleguen, vale decir, lo que probablemente llegará.
  • En la distribución: El Estado Mayor Territorial Clap, de acuerdo a los parámetros que establecieron los voceros del territorio Clap, ajustan la planificación previa, en función de lo que llegó, vale decir, lo que existe.
  • Después de la distribución: El Estado Mayor Territorial Clap, evalúa la eficiencia y eficacia de la planificación, vale decir, lo ocurrido. Estos niveles de planificación son plausiblemente a cualquier proyectos comunales.

Evaluando el desarrollo de la  planificación, hemos observado algunas anomalías que causan malestar en la población Clap, incidiendo negativamente en el fortalecimiento de líderes y lideresas del territorio Clap. Preciso tres de ellos.

  1. En algunos casos, el cuarteto coarta las iniciativas en la planificación y organización del Clap, es decir, en vez de orientar y acompañar la acción, dicta e impone directrices que cercenan la iniciativa popular y entorpece el empoderamiento de las vocerías del Estado Mayor Territorial Clap.
  2. Las guías de distribución u orden de despacho, no corresponden algunas veces, con lo comprometido e inclusive, lo despachado al Clap.
  3. Los voceros del Clap, planifican y comprometen la distribución de alimentos, antes de tenerlo en existencia.

En definitiva, exhorto a la dirigencia de la revolución, sobre todo, a los Estados Mayores Municipales y Estadales, a subsanar esos desajustes, para evitar que el tiro salga por la culata.

 Huerfano, Jiuvant Geovat

Politólogo

Especialista en Sistema y Procesos Electorales

jghuerfano@yahoo.es

@jghuerfano

jiuvanthuerfano.wordpress.com

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More