La reforma universitaria comenzó en el 2014 con la promulgación de la Ley 30220. A tres días de que acabe el año 2016 todavía hay un largo camino por recorrer. De acuerdo con la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), de las 79 universidades que presentaron su documentación y aceptaron que se visiten sus instalaciones para ser evaluadas, solo ocho cumplieron con los estándares requeridos para obtener la licencia de funcionamiento temporal por seis años. Ninguna de ellas es pública.

¿Por qué es tan difícil, para las universidades públicas, obtener el licenciamiento? Una de las principales causas es el financiamiento. Actualmente 23 casas de estudios públicas, entre ellas figuran San Cristóbal de Huamanga (Ayacucho), San Antonio de Abad (Cusco) y la Mayor de San Marcos, se están adecuado al proceso de licenciamiento. Para cumplir con las exigencias que demanda la normativa y que engloba diferentes aristas como infraestructura, planes de estudio, equipo docente y equipamiento de laboratorios.

«En el caso de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), para que se entienda, en el 2016 el Estado entregó S/130 millones , pero esta necesita S/ 260 millones para funcionar, por lo que tuvimos que obtener la diferencia de recursos directamente recaudados, como venta de prospectos de admisión, consultorías y servicios», dijo aLa República Jorge Alva, rector de la UNI y presidente de la Asociación Nacional de Universidades Públicas del Perú (ANUPP).

Para entender mejor la complicada situación por la que atraviesa la universidad pública hay que prestarle atención a este dato de la Sunedu: las universidades públicas tienen un déficit anual de S/ 15 millones en infraestructura y S/ 317 millones en mantenimiento. Sin embargo, para Lorena Masías, titular de la Sunedu, existe una opción que podría generarle más recursos a las universidades públicas.

«La empresa privada, mediante el mecanismo de Obras por Impuestos, puede financiar proyectos para mejorar las universidades públicas. A eso deben apuntar porque no se busca cerrarlas sino que todas cumplan las condiciones básicas de calidad», dijo al citado diario.

LA REPUESTA DEL EJECUTIVO

El gobierno de Pedro Pablo Kuczynski ha señalado en más de una oportunidad su deseo por continuar con la reforma de la educación universitaria. Una posición que se reforzó tras la censura de Jaime Saavedra, cuando estaba al mando del Ministerio de Educación.

Así, en el presupuesto de la República del 2017, el dinero destinado a las universidades públicas ascenderá a S/ 2 mil 603 millones. El año pasado la partida ascendió a S/ 2 mil 270 millones.

Para Zenón Depaz, presidente de gobierno de la Universidad Nacional Tecnológica de Lima Sur (Untels), la preferencia no la deben tener las universidades públicas tradicionales porque estas «cuentan con ingresos propios». En tanto, Alva apunta que las universidades privadas no deben estar exentas del pago de impuestos. «Lo recaudado pasaría a constituir un fondo intangible para el fortalecimiento de la universidad pública. En el licenciamiento debe haber un trato igualitario», expresó a La República.

UNIVERSIDADES CON VISTO BUENO

De acuerdo con la Sunedu, 43 universidades privadas vienen adecuándose al proceso de licenciamiento. Ocho de ellas ya lo han conseguido. Estas son: Universidad Femenina del Sagrado Corazón, Universidad para el Desarrollo Andino, Universidad de Ciencias y Artes de América Latina, Pontificia Universidad Católica, Universidad del Pacífico, Universidad de Lima, Universidad Cayetano Heredia y la Universidad de Ingeniería y Tecnología.

[Foto de portada: Andina ]

LEE TAMBIÉN: La Ley Universitaria en Perú: crónica de una historia que tuvo final feliz… para los universitarios