Perú prepara uno de los confinamientos por covid más largos del mundo reabriendo actividades económicas

Publicidad

Con unas cifras que superan los 100.000 enfermos y una media de aproximadamente de unos 4.000 nuevos casos diarios, Perú se posiciona como uno de los países con más infectados a nivel mundial, al tiempo que la situación económica en los sectores más humildes es insostenible, afectando a la gran mayoría del país que trabaja en el sector informal.

Ayer viernes, el presidente Martín Vizcarra, anunció la extensión del estado de emergencia y el aislamiento hasta el 30 de junio. Con una cuarentena que empezó a mediados de marzo, Perú, cumpliría un periodo de aislamiento de tres meses y medio, este sería uno de los más largos del mundo, superando a China, Italia o España.

En su declaración desde el Palacio de Gobierno, Vizcarra, afirmó que en esta quinta extensión de la cuarentena habrá algunos cambios para facilitar la reanudación de ciertas actividades económicas.

Técnicamente, el aislamiento seguirá en vigencia y será obligatorio, pero, la necesidad económica ha obligado a plantearse la flexibilización de algunas normas.

Entre estas actividades económicas que volverán funcionar partir del lunes 25, se encuentran el la venta de electrodomésticos, comercio electrónico, el fútbol profesional (sin público), la provisión de servicios profesionales y técnicos, lavanderías y peluquerías, entre otros sectores que podrán realizarse a través de la prestación a domicilio.

Perú venía sosteniendo desde hace más de dos meses un fuerte confinamiento en el que no se podía salir a la calle salvo para comprar alimentos o medicinas, con toque de queda nocturno y solo se permítian actividades económicas esenciales además de estar cerrado el tráfico aéreo y terrestre tanto local como internacional, pero los sectores más pobres de la población no han podido mantener el encierro y, pese a las ayudas públicas, se han visto obligados a salir a buscarse la vida, a lo que se suman miles de habitantes de las grandes ciudades, que la quedarse sin empleo de la noche a la mañana, ha tenido que regresar a sus regiones de origen, muchas veces a pie.

Si bien las restricciones no han tenido el afecto esperado, sí sirvieron para que Perú ganara tiempo y reforzara su maltrecho y abandonado sistema sanitario.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More