Un informe pericial sobre el caso Máxima Acuña vs. Yanacocha ha generado polémica entre ambas partes. El informe, ordenado por el Juzgado Mixto de Celendín, fue utilizado por la empresa minera para publicar un comunicado en el que afirma que «no se puede determinar ubicación de precio mencionado en certificado de posesión de la familia Chaupe».

«Un informe pericial concluyó que no se puede determinar sobre base técnica o científica la ubicación del predio al que se refiere el certificado de posesión que tiene la familia Chaupe. El informe también indica que la familia ha estado incurriendo en actos perturbatorios de la posesión de Yanacocha en un terreno ubicado al sur de la zona que actualmente ocupa la familia», se lee en el comunicado de la empresa.

El informe fue elaborado por los ingenieros Julio Javier Arroyo Ruiz y Segundo Máximo Escalante Castañeda, a solicitud de la jueza mixta de Celendín, Julissa Asejias Silva. El documento completo puede ser revisado aquí:

http://www.yanacocha.com/wp-content/uploads/2017/04/Informe-pericial.pdf

Sobre este informe pericial, la defensa de Máxima Acuña de Chaupe y su familia afirma que este estudio «solo debería ceñirse a la identificación técnica de la ubicación de cada uno de los predios (el de la empresa minera como el de al familia Chaupe)».

«De ninguna manera a los peritos técnicos (ingenieros) les toca pronunciarse respecto a actos perturbatorios, o ejercicio de posesión por alguna de las partes, pues estos temas no son objeto del peritaje y tampoco son temas a discutirse en un proceso civil que solo evalúa el tema de propiedad, no la usurpación», señaló la abogada Mirtha Vásquez en un comunicado.

La defensa de Acuña pide a la empresa minera Yanacocha «a no emitir este tipo de pronunciamientos que confunden a la población respecto al caso y que contribuyen a tensionar aún más el conflicto».

«La familia mantiene la postura de que mientras existan actos de hostigamiento, violencia, y desinformación en su contra, no hay cabida para ningún dialogo ni acercamiento con la empresa», agregó la defensa.

En el 2011, se inició el conflicto entre Yanacocha y la familia Chaupe Acuña. La empresa denunció a Maxima Acuña y su familia por el supuesto delito de usurpación agravada. Este caso está a la espera del fallo final sobre un recurso de casación presentado por la minera.

Pero está pendiente este proceso en el fuero civil. El litigio entre ambas partes se volvió más mediático debido al conflicto por el proyecto minero Conga y a la resistencia de los llamados Guardianes de las lagunas, que algunas veces llegan hasta la residencia de Acuña.

Por enfrentarse a una minera transnacional y adoptar las luchas ambientalistas y la protección de las lagunas de la zona ante la explotación extractiva, Máxima Acuña recibió en el 2016 el premio Goldman, el máximo reconocimiento a una activista ambiental en el mundo.