Perú: elecciones, alianzas y mi posición

Publicidad

A menos de cuatro meses de las elecciones y a falta de un verdadero «outsider» y de un escenario de polarización, el mapa electoral no puede sorprender: Keiko Fujimori va adelante con 33%. Quedo segunda en la elección anterior y es la primera beneficiada de un gobierno en caída libre sin que nadie tome con éxito las banderas que lo hicieron ganar.

Va primera, pero fuentes indican que su realidad está entre 20 y 25%. Con eso tendríamos a la hija del dictador en segunda vuelta. Por eso no hará alianza alguna. Sienten que nadie los bajara de la punta maquillando los crímenes de la dictadura como errores, con ayuda de los medios de comunicación, siempre serviles.

Y para lavarse la cara, jalarse a la ex procuradora anticorrupción Yeni Vilcatoma, aunque duela decirlo, es una buena jugada. Finalmente lo que necesita Keiko es ganar tiempo de aquí a abril: convocar gente más o menos limpia y dar la imagen de pelea con el fujimorismo añejo de los Aguinaga, Cuculiza, Chávez y Salgado. Aunque al final los convocados sean las ovejas del sacrificio a los eternos dioses fujimontesinistas.

Segundo va PPK sin alianzas tampoco. Cabalgando el 15% este caballo viejo siente aire suficiente para creer que el buen viento, el gasto millonario de campaña que se viene y la ausencia de un antisistema lo colocara en segunda vuelta. Y ahí esperar que el anti fujimorismo le regale una victoria.

Tercero: donde meses atrás teníamos a Alan o Toledo aparece como sorpresa Cesar Acuña. ?Plata como cancha? se está comiendo el centro político que quedaba. Ante el lobbysta mayor, la hija del dictador, don Narcoindulto y el señor Ecoteva, el zar de las universidades, que no gusta de los libros ni sabe leer, resulta para un 10% del país menos peligroso, algo gracioso, muy pendejo y hasta la salida perfecta para no sentirse culpable por si gana alguno de los arriba mencionados. ¿Mal menor? Para un sector desinformado y otro que no votaría por los jinetes del apocalipsis, pues sí.

Alan aparece cuarto y su alianza con el PPC indica que, más allá de las bravuconadas de él y su batería, solo aspiran a obtener una bancada con la cual negociar el blindaje a García a cambio de apoyo al próximo gobierno. Para el PPC, que acepta dividida esta alianza y que de la torta le toca la vela nomas, será el fin de la vieja dirigencia, Lourdes a la cabeza y hasta apostaría que de la disidencia nacerá otro partido del seno pepecista. Después de la encamada electoral entre el Apra y el PPC, cada cual recogerá lo que le toque y si te vi no te conozco.

Toledo va tan mal que hasta podría no pasar la valla electoral. Sigue bajando lento pero seguro. Nos viene regalando frases para la chacota que, si no supiéramos que es esencia de bruto, hasta parece una táctica para que olvidemos que es un corrupto impresentable.

Un problema en común tienen todos los nombrados: sus porcentajes no son seguros entre un tercio y la mitad. Eso logra que suba uno y baje el otro. Que del centro derecha a la derecha (por más ?progre? que sea el disfraz) se arranchen votos entre ellos. Y algunas encuestas mencionan que entre 36 y 40% no votaran por ninguno de los mencionados.

De ahí para abajo Julio Guzmán, Antero Flores, Yehude Simon (que iluso Nano Guerra de pensar que este lo iba a dejar ser candidato) y Renzo Reggiardo solo sirven como peones del sistema para apoltronar el centro. Es decir, si se cae Acuña, ellos corren por ese espacio.

No son muchos pero están los que van proponiendo el voto viciado. Respeto esta posición pues el hartazgo con la realidad llevara a un 10% histórico a anular su voto. Tal vez un poco más. El tema es que excepto eso no veo ninguna propuesta. ¿Van a declararse en desobediencia civil, convertirse en organización insurgente u organizar una aldea hippie al menos? Lo más probable es que se sientan contentos con un porcentaje que no les pertenece y cuando salgan a la calle las cosas estén peor que en la actualidad.

Ahora, la izquierda. Los procesos de internas tanto del FA como de UD no los han fortalecido como fue su intención. Las mutuas acusaciones de fraude al interior del FA hizo partir a muchos y los perdedores que no se fueron se quedaron mitad apostando por seguir construyendo, mitad esperando el desastre electoral del ganador. La presencia en el conteo de votos del Instituto Demócrata habla de lo infiltrado que esta un sector del FA por el imperialismo y es inaceptable para cualquier socialista que se respete.

En la UD fue peor la cosa, mutuas acusaciones de fraude de por medio también, lograron que Democracia Directa, dueño de la inscripción, se fuera.

En el FA luego de meses de campaña su realidad es 2% hacia abajo. Su candidata ha pasado por cuanto set de televisión, radio y prensa escrita exista. Tribuna ha tenido. Y cuando una campaña no avanza el problema es el candidato o la propuesta. O en el peor de los casos ambos.

Como lo veo yo, igual que en otras campañas de la izquierda limeña, la de Mendoza se enfoca en el centro político. Y ese, como hemos descrito líneas arriba, esta súper poblado, además de no rendirle mucho a las propuestas de izquierda. Tiene 3% en Lima, 2% en el norte, pero 0% en el sur, centro y oriente. Y al menos en el centro y sur, cuando una propuesta antisistema, radical o como la quieran llamar empata con la gente la votación es de 70% para arriba, recordando que estas zonas significan más del 30% del electorado.

Hasta ahora no han podido colocarse como polo opuesto a los demás candidatos. Propuestas como el aborto terapéutico, derechos LGTB o legalización de la marihuana, por más argumentos que tengan, no definen una elección, ni te posicionan siquiera.

Si uno ve los argumentos de los amigos del FA te dicen que ?hay que evitar el regreso del fujimorismo?. Y equivocan el escenario, pues nada indica que la hija del reo gane en primera vuelta. Es decir el No a Keiko se dará en la segunda vuelta y ahí entraran los votos de todos. En la primera hay que apoderarse de alguna bandera que arrastre y eso hasta aquí no ha podido hacer el FA. Y siguiendo esa lógica y a falta de propuestas claras para el 40% que aún no decide por quien votar, hacer la campaña en base a ?todos son corruptos menos yo? les va a sumar solo decimales.

Cuando se tiene 2% y los números indican que el 85% aun no reconoce a la candidata, que ha tenido 5 años en el Congreso, mal hacen quienes le aconsejan que pida debatir con los candidatos que van arriba, pues la exponen a que la ninguneen como está sucediendo.

Problema menudo, aunque injusto, que algunos la ubiquen todavía como gente de Ollanta y Nadine. Mendoza se fue a tiempo del nacionalismo, pero esa camiseta le va a pesar si logra subir un poco. Y hoy no hay nada peor que ubicarse cercano de un gobierno que tiene 12% de aprobación y que pasara con ayuda la valla electoral con o sin Urresti de candidato.

También le va a pesar haber votado a favor del ingreso de personal militar norteamericano, su reciente votación por acuerdos militares con Francia y la posición de los voceros del FA contra los procesos socialistas en Latinoamérica en su relación con esa radicalidad que el FA pensó que por atomizada llegaría solita, sin pedir nada a cambio, dispuesta a sudarla.

Creo que Verónica tuvo buena intención al colocar el amor y la ternura como combustible de campaña. En teoría nadie podría estar en contra de eso. El problema es que la mayoría está buscando liderazgos fuertes para resolver los problemas que se están comiendo el país.

El amor en la boca de Jesús contra los poderes políticos y religiosos, asesinado en la Cruz, del Che dejando los honores para ser fusilado en Bolivia, de Fidel en primera línea en Playa Girón o de Chávez con cáncer inmolándose bajo una lluvia torrencial, es heroico, místico, contagioso. Dicho por oenegeros, la gente los imagina acariciando gatos en el parque Kennedy, con su polo de Nirvana, fumándose un porro. Y eso, a estas alturas, no suma.

¿Llegara la unidad entre la UD y el FA? Lo dirán las negociaciones de la lista al congreso. Lo que sí está asegurado son acusaciones y maltratos de un lado y del otro.

Por mi parte apuesto por Perú Libre y Vladimir Cerrón. Espacio al que el JNE le está haciendo trampa para inscribirse, pues es abiertamente antisistema. Izquierda provinciana que no se hace problema en afirmarse Socialista, antiimperialista, revolucionaria y en concordancia con la ola latinoamericana de izquierda. Su alianza con el MAS en Cajamarca y Aduviri en Puno seria demostración de coherencia política, si se confirma.

Si postulare o no al congreso está en evaluación. Perseguido y exiliado ir a la contienda sería peligroso por la ausencia y no soy el Ayatola Jomeini para dirigir a distancia. Estar en una lista solo para satisfacer mi ego no es lo mío. Pero postule o no, mientras Perú Libre no cambie de principios ahí estará mi apoyo.

Hasta la Victoria Siempre

Guillermo Bermejo Rojas

http://guillermo-bermejo.com/2015/12/15/peru-elecciones-alianzas-y-mi-posicion/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More