Perú. Denuncian a patronal Belmont Cassinelli por abusos y despidos a trabajadores de la Corporación Cerámica Trébol

Publicidad

Esto, en realidad, es el colofón de una larga escalada de abusos con los que la Corporación de Cerámicas S.A. (Trébol), parte del Grupo Trébol Celima, desde tiempo atrás viene propiciando el despido sistemático de decenas de trabajadores aquejados de diversas enfermedades ocasionadas en el trabajo, para liberarse no solo de atender su salud, sino de responsabilidades penales por infligir la ley y el reglamento de Seguridad y Salud en el Trabajo que incluyen la amenaza de cárcel para el mismo presidente del directorio Augusto Belmont Cassinelli.
450 trabajadores padecemos diversas lesiones ocasionadas en el trabajo: discopatías, hernia lumbar, silicosis pulmonar, fibrosis pulmonar; lesiones en las articulaciones de los brazos, muñecas, etc.; que diversas inspecciones de la Autoridad Administrativa de Trabajo, con el apoyo del Centro Nacional de Salud Ocupacional y Protección del Ambiente para la Salud (CENSOPAS), han determinado como infracciones a las normas vigentes sin que la empresa haga nada por evitarlos sino más bien propicie nuestro despido masivo.
Esta escalada se inició con la reubicación arbitraria de un centenar de trabajadores de nuestra sede principal de San Martin de Porras al Callao, y luego de éste a Lurín, retirándonos de labores productivas para arrinconarnos en un local alquilado y provisional ubicado a 40 kilómetros del lugar donde vivimos (Callao y en el Cono Norte), sin otorgarnos movilidad  y estableciendo horarios que hacen prácticamente imposible nuestra asistencia al centro de labores (de 5am a 1.15pm, y de 9pm a 5.15am) por el enorme sacrificio y costo que debemos realizar para cumplir con esta manera absurda y abusiva como se ha cambiado nuestra situación laboral, y para colmo, recortando a la mitad de nuestros haberes, lo que ha tornado imposible vivir y sostener a nuestras familias.
Tan burdo y torpe ha sido este cambio que el lugar donde nos han arrinconado no cuenta con ninguna autorización ni licencia de funcionamiento municipal, ni condiciones mínimas de salubridad, por lo que la misma autoridad, luego de varias inspecciones, ordenó su clausura este 18 de diciembre. Pero a la empresa ni siquiera le importa esto. Al contrario lo utiliza como pretexto para declarar la suspensión de labores por razones de “fuerza mayor”, esto es ha procedido ha dejarnos en la calle y sin salarios, pretextando un hecho donde tiene clara responsabilidad como si fuera un caso “fortuito”.
Por estas condiciones laborales más de 50 trabajadores han sido forzados a la renuncia,  otros tantos vivimos un verdadero calvario y cientos de trabajadores están transitando a esta situación.
La verdad es que acá no hay nada de “fortuito”. La opinión pública sabe que la familia Belmont Cassinelli hace un tiempo ha “tercerizado” la gestión de sus empresas conformados por Trébol, Celima, Comiccsa y las tiendas Cassinelli, a la empresa administradora de fondos de inversipon Enfoca, que dirige el empresario Jesús Zamora.
Un libro recientemente publicado por la consultora mundialmente conocida como EY (Ernst & Yung) y que en nuestro país asesora a las mayores empresas, identifica a Jesús Zamora como uno de los 14 empresarios más “exitosos” del país, en este caso por su gestión de empresas como las del Grupo Belmont, lo que le ha permitido acumular en pocos años una fortuna inaudita de cientos de millones de dólares. Pero este estudio no dice toda la verdad, como los juicios que enfrenta Zamora, y menos hace referencia a la realidad que vivimos los 4 mil trabajadores del Grupo Trébol Celima quienes somos los que realmente pagamos el costo de su extraordinario “éxito”.
A lo que denunciamos acá, hay que sumarle pliegos sin solución y despidos y permanentes hostilizaciones en Celima, despidos de los secretarios generales de Comiccsa y de Cerámica Las Flores; todo en el marco de innumerables abusos que en realidad son parte de un plan más general que busca incrementar la rentabilidad del negocio ahora más exigente por el manejo rentista del “exitoso” empresario Jesús Zamora y su empresa Enfoca.
Denunciamos todos estos atropellos y abusos a las autoridades, pero ellos nada hacen. Por esto los diversos sindicatos del grupo se han visto obligados a realizar paralizaciones, huelgas y diversos actos de protesta, y ahora los de Trébol nos vemos en la imperiosa necesidad de salir a luchar para poner fin a todos estos abusos y atropellos.
Por todo esto llamamos a las centrales y organizaciones sindicales del país y de países hermanos, a los congresistas de la República, a las autoridades del país, a los candidatos a la presidencia y a la ciudadanía en general, a pronunciarse sobre esta problemática que sufrimos y a exigir al Grupo Trébol Celima y a la familia del “hermanón” Ricardo Belmont Cassinelli, a que se respete nuestro derecho al trabajo digno. De otro modo solo ellos serán responsables de las acciones de lucha y movilizaciones que llevaremos a cabo los miles de trabajadores de la corporación.
Lima,  diciembre del 2015
Ray Putapaña
Secretario General
Sindicato de Trabajadores Celima
Contacto al facebook: Fuerza Trébol
http://mariategui.blogspot.pe/2015/12/peru-denuncian-patronal-belmont.html
También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More