Perú. Apoya con tu firma la Carta de Solidaridad con el Compañero Guillermo Bermejo

Publicidad

Detenido de forma brutal y violencia innecesaria por  agentes vestidos de civil en febrero del 2015, confinado 17 días en condiciones deplorables, en una celda dos por dos metros, en la Dirección Contra el Terrorismo (DIRCOTE), cuando la ley estipula un máximo de 15 días.

Sin tener ninguna evidencia, la Fiscalía declaro a los medios de comunicación y al Juzgado, que tendrían un vídeo y una acta de sujeción de una reunión del Señor Bermejo con mandos de Sendero Luminoso del VRAEM. El video y el acta no existen, fueron retirados de la acusación fiscal. El Juzgado rechazo la medida de prisión preventiva, dictando comparecencia en primera instancia para el Señor Bermejo.

Inmediatamente después de su liberación, se inicio una etapa de acoso, presuntamente de parte de agentes de inteligencia y/o de instituciones policiales. Temiendo por su integridad física, se vio en la necesidad de abandonar el país para resguardar su seguridad. Hoy cuenta con documentos del Consejo Nacional para los Refugiados en la República Bolivariana de Venezuela.

El proceso ha sido dilatado y ha evolucionado de forma sorprendente, al año y medio de que se abriera la instrucción, la fiscalía va retirando las «pruebas» y testigos. De los testigos inicialmente presentados, la mayoría ahora niegan conocer al Señor Bermejo o conocerlo pero jamas en las andanzas de lo que se le acusa.

La acusación en base a “testigos sin rostro”, anacronismo legal que debilita gravemente el derecho a la defensa y la capacidad de ésta para refutar tales pruebas, ya que la identidad y la conducta de los testigos (exigidos a los testigos de la defensa), tienen una relación directa con la credibilidad de estos. Es posible, que los propios testigos tengan antecedentes penales o rencillas personales o políticas en contra de los acusados. Al mismo tiempo, los testigos pudieran ser inducidos por policías y fiscales a mentir impunemente, bajo la protección de estos, bajo soborno o extorsión.

Solidarios con nuestro compañero Guillermo Bermejo, tenemos la firme convicción que es victima de una persecución política, y desde hace años: dos intentos de secuestro en la dictadura fujimontesinista y una acusación tan sinsentido como esta durante el segundo Gobierno de Alan García, que desde luego se archivo por carecer en absoluto de fundamento. Al compañero Bermejo se le acuse una semana de emerretista, la otra de miembro de las FARC y a la siguiente senderista.

Familiares, amigo/as y sociedad civil solidarios con el compañero Guillermo Bermejo organizarán un planto frente al Juzgado el viernes 20 de Agosto a las 6 pm.

Apoya con tu firma la Carta de Solidaridad con el Compañero Guillermo Bermejo, en el siguiente enlace:

https://vf.media/firma-carta-de-solidaridad-con-el-companero-guillermo-bermejo

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More