Perú. Silveria Tufino mártir de Rancas y las guardianas de las lagunas de Cajamarca

El ejercito peruano se apostó en el lugar para desalojarlos. Un efectivo militar le hundió una bayoneta en la barriga, sangrante llegó al hospital de Cerro de Pasco  donde falleció. Silveria era madre soltera y dejó en la orfandad a varios niños. Su coraje y resistencia no fueron del gusto del cobarde militar (que nunca fue juzgado) cuando ella le increpaba que esas tierras le pertenecía a su comunidad y no tenían porque desalojarlos. Silveria no tenía ganado de su propiedad sino que pastaba animales de otros vecinos, pero entendía que luchar por su tierra, era luchar no solo para que el ganado que ella pastoreaba pudiera tener pasto de buena calidad sino que resistir al abuso significaría que su comunidad pudiera recuperar las tierras que les pertenecían y no a los hacendados extranjeros  que chantajeaban y abusaban de los comuneros y comuneras; y que oh! contradicción el Estado peruano amparaba.

Estaban hartos de los rompepatas que colocaban para perjudicar a sus animales que buscando pasto fresco cruzaban las mallas que habían colocado para mantenerlos alejados, hartos de los abusos de los que eran víctimas para recuperar dicho ganado. La historia no para de repetirse ¿porqué?.

Las mujeres no han caminado, nunca detrás de nadie, han liderado y han puesto el hombro en esta lucha que pareciera nuca acabar. Ayer fueron las mujeres de Rancas, Silveria Tufino, Vicenta Suarez Josefina Oscáteguí, María Jurado y tantas otras que hoy viven y son testimonio vivo del abuso y la injusticia vivida entonces. HOY son nuestras mujeres de CAJAMARCA, seguras de lo que conocen y lo que necesitan, firmes en la lucha y en la RESISTENCIA que alzan su voz y están presentes , por la tierra, el agua y la vida…desde la historia, desde “el pasado, que no es algo anterior al presente sino una dimensión interior de este. No está atrás sino adentro” (VICH 2004). Desde ese pasado las mujeres siguen presentes y el espíritu, garra y coraje de la mujer ranqueña se refleja en la fuerza y temple de la mujer cajamarquina…

Elizabeth Lino Cornejo

La Ultima Reyna

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS