Perú: Organizaciones denuncian derramamiento de desechos mineros en río y piden medidas urgentes

A comienzos de esta semana, la Coordinadora Regional de Comunidades de Pasco Afectadas por la Minería (Corecami-Pasco) y la Federación Regional de Comunidades Campesinas y Nativas de Pasco (Fereccn-Pasco) se pronunciaron denunciando el derramamiento de desechos mineros en el río Huallaga, en Perú, provocado por la Compañía Minera Atacocha. La situación, según las organizaciones, ya está causando graves impactos en el medio ambiente y en la vida de las comunidades de la región.

El derramamiento ocurrió el 29 de agosto en la vertiente del río Huallaga y ya se esparció por más de 10 km río abajo, afectando flora, fauna y las extremidades del río, que abastece a las comunidades campesinas Chicrin, Cajamarquilla, Ticlacayan, Malauchaca, Batanchaca y Huariaca, en la provincia de Pasco.

Denuncias de la Corecami y de la Fereccn dan cuenta de que no es la primera vez que esto ocurre. La verdad es que «de manera constante e irresponsable la minera, comete este tipo de incidentes causando deterioro al medio ambiente”, revelan. Inclusive, en monitoreos e investigaciones realizadas anteriormente al último derramamiento se encontraron en la agua metales pesado y se detectó un pH ácido, hechos que fueron siempre desmentidos por la empresa.

En un pronunciamiento dirigido a las autoridades del gobierno central, regional, local y a la opinión pública en general, las organizaciones denuncian el hecho, demandan la inmediata intervención de las autoridades y el debido castigo a los responsables por el atentado.

Ante esto, la Corecami y la Fereccn condenan la desaprensión de la empresa minera Atacocha y repudian la forma como la empresa viene destruyendo el medio ambiente, contaminando el agua, el suelo y el aire, incumpliendo los estudios de impacto ambiental (EIA) y despreciando los perjuicios causados por el derramamiento de los desechos mineros.

Por respeto a las comunidades campesinas de la provincia de Pasco, las organizaciones exigen que el gobierno central y las autoridades competentes impongan penas ejemplares a Atacocha para que el atentado al medio ambiente no quede impune. El Congreso también recibe una solicitud. Es llamado a formar una comisión investigadora y que se sancione a las empresas mineras que contaminan el río Huallaga.

Los habitantes de las comunidades campesinas afectadas están esperando las acciones del gobierno central para neutralizar la contaminación. Hasta el momento, la propuesta señalada por el Ministerio de Agricultura fue desviar las aguas para contener la contaminación del área. La medida paliativa ya se está ejecutando.

A pesar de esto, concientes de que no pueden esperar solamente la acción de las autoridades, habitantes y vecinas de Piclacayán, Chicrín y Cajamarquilla realizaron una reunión para decidir cómo van a actuar después del derramamiento de los desechos.

Traducción: Daniel Barrantes – barrantes.daniel@gmail.com«>barrantes.daniel@gmail.com

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS