Perú admite que »es ajeno a pueblos nativos y andinos»

El primer ministro peruano, Yehude Simon, admitió este martes que el gobierno de su país «todavía sigue siendo ajeno a los movimientos nativos y a los pueblos andinos», las declaraciones las realizó desde la localidad Andahuaylas, al suroeste peruano, donde cientos de campesinos se mantienen en huelga.

Simon, quien arribó este martes a esta ciudad andina, para dialogar con los dirigentes locales que promueven un paro indefinido por una serie de demandas añadió que «hay que poner el hombro» para involucrarse «más con ellos».

El premier anunció que tenía «algunas salidas» que podrían satisfacer las demandas del pueblo de Andahuaylas, ubicado 832 kilómetros al sureste de Lima, antes de ingresar al auditorio del hospital de esa ciudad para sentarse a conversar con unos 80 delegados.

Varios frentes campesinos de la región Apurímac, a la que pertenece Andahuaylas, acatan un paro indefinido desde hace 12 días, en demanda de la derogatoria de la ley de aguas y de la ley magisterial y en rechazo de las concesiones mineras en su jurisdicción.

«Lo importante es un trato directo con los campesinos, yo voy a dialogar directamente con ellos, tanto en Andahuaylas como en Sicuani, y demostrarles que con el diálogo se puede resolver los problemas, y que no es justo que se tome una ciudad», explicó Simon antes de emprender su viaje a la zona sur del país.

«Cuando las tensiones bajen, cuando la situación vuelva a la normalidad, habremos entendido que la democracia da un paso hacia delante, porque no es solamente escoger y ser elegido, sino también es dialogar y escuchar», recalcó en declaraciones a medios locales.

Al menos 700 campesinos de la localidad de Canchis, en Cusco, al sur de Perú, comenzaron este lunes una intensa jornada de protestas, en la que bloquearon calles y vías, para exigir la derogación de una serie de decretos gubernamentales y en apoyo a las etnias indígenas movilizadas la pasada semana en la Amazonia.

El grito de los campesinos en esta jornada fue: «Si no hay solución, no hay Inti Raymi», refiriéndose a la fiesta del sol, que se celebra todos los 24 de junio con una masiva afluencia de visitantes nacionales e internacionales.

Ejército en la zona de huelga campesina

Ante la situación de bloqueo de carreteras y paro generalizado en Andahuaylas, el Poder Ejecutivo publicó este martes una resolución suprema que autoriza el ingreso del Ejército en la región de Apurímac y las vecinas de Junín y Cuzco, donde también hay otra protesta de campesinos.

Simon será interpelado este jueves en el Congreso, por los violentos sucesos en la Amazonía que dejaron un número indeterminado de muertos el pasado 5 de junio, por la cruenta represión policial contra la protesta indígena.

Simon asumió la responsabilidad por la derogatoria de las llamadas leyes de la selva, reclamadas por los pueblos amazónicos.

Tras la derogación de las normas, las comunidades selváticas levantaron la toma de carreteras que mantenían por más de dos meses mientras que el Ejecutivo decidió este martes levantar el estado de emergencia que había declarado en la región de Amazonas.

Los nativos iniciaron el pasado 9 de abril una protesta con bloqueos de rutas y ríos, y tomas de instalaciones petroleras, para conseguir la derogación de decretos.

La protesta de los indígena peruanos llegó al punto de mayor tensión el pasado 5 de junio cuando las autoridades peruanas reprimieron a los nativos en Bagua, en la zona conocida como la Curva del Diablo, lo que dejó un número aún desconocido de muertos y heridos, entre policías y nativos.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS