Pepe Mujica sin careta: «VENEZUELA es una dictadura», afirma el ex presidente de Uruguay (Vídeo)

Publicidad

Durante años, una buena parte de la izquierda mundial reprodujo, de manera acrítica, la propaganda que presentaba al ex presidente de Uruguay, Pepe Mujica, como un gobernante modélico y «progresista».

Significativamente, incluso periodistas e intelectuales verdaderamente de izquierdas a quienes se les suponía un determinado nivel de instrucción y formación ideológica asumieron la imagen del«presidente pobre» y del pueblo, ignorando toda la evidencia que refutaba radicalmente esta construcción mediática. En realidad, Mujica fue en su país un fiel representante de los intereses del capitalismo foráneo y local, dedicado a«gestionar el sistema», mientras las necesidades nunca resueltas del pueblo uruguayo quedaban en el olvido.

Pese a todo, la legión de progresistas defensores del “Pepe” ni siquiera fueron capaces de interpretar una circunstancia que, por sí sola, ya resultaba suficientemente reveladora:

¿Cómo era posible que los mismos grandes medios de comunicación que durante décadas criminalizaron la Revolución cubana y cualquier otro movimiento de liberación, y que, posteriormente, harían lo mismo con el difunto Hugo Chávez, presentaran ahora al «bueno» de Mujicacomo un modélico ejemplo a seguir?

¿Era esto coherente con la función desempeñada por estos instrumentos del Poder para tratar de acabar con  cualquier líder político que, simplemente, pretenda conquistar algunas cotas de independencia para su país frente a los monopolios capitalistas?

La ola hegemónica a favor del Pepe llegó a ser tan abrumadora que atreverse a denunciar quién era  realmente -aun cuando esto se hiciera con todo tipo de pruebas y las propias declaraciones del personaje para justificarlo- suponía ser inmediatamente descalificado como «sectario»por el ejército de seguidores del nuevo «Mahatma» uruguayo.

Sin embargo, realizar esta denuncia – como se viene haciendo desde las páginas de este diario digital desde hace casi una década -, nunca fue una labor baladí. Y ello porque las loas y los parabienes de los gestores del sistema hacia personajes como Pepe Mujica nunca se otorgan de manera gratuita. Como en la película El Padrino, siempre llega el momento en el que el beneficiado por la mafia debe devolver los favores. Algo que el ex presidente de Uruguay lleva ya algún tiempo haciendo, con creces, poniendo su injustificado prestigiocomo hombre «de izquierdas» al servicio de la campaña que pretende acabar con el proceso bolivariano de Venezuela.

Es en estos momentos cuando el Imperio reclama que «el progresista»cumpla, emitiendo el oportuno mensaje contra los «rebeldes». Y así lo ha hecho Mujica, con pronunciamientos cada vez más rotundos, cada vez que sus amos del Norte se lo han reclamado.

El último episodio de esta indigna trayectoria lo protagonizaba Pepe Mujica este mismo lunes, al manifestar a Radio Universal que: «En Venezuela hay una dictadura».

  «Efectivamente es una dictadura» – insistió, en unas declaraciones destinadas a intentar contrarrestar el efecto del recientemente celebrado en Caracas Foro de Sau Paulo, donde fuerzas de izquierda de toda América y otros continentes expresaron su solidaridad con el proceso bolivariano.

Mujica no realizó estas declaraciones a título personal, sino que elFrente Amplio de Uruguay, ahora en el gobierno con Tabaré Vázquez–antecesor y sucesor del ex guerrillero tupamaro–, se manifestó en la misma línea.

Huelga decir que a los medios de comunicación de todo el mundo les faltó el tiempo para reproducir una vez más, hasta el hartazgo, las declaraciones de quien – dijeron – «en su día fue aliado del chavismo».

El vídeo que adjuntamos a estas líneas demuestra que también sobre este último extremo mienten estos medios de desinformación y persuasión y se engañaron muchos durante años, por negarse a mirar de frente la realidad y dar por buena su propaganda.

 

VÍDEO: EL VERDADERO PEPE MUJICA

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More