Publicado en: 13 mayo, 2019

Pensionistas navarros se echan a la calle en Iruñea por una paga mínima de 1.080€ al mes

Por Ahotsa.info

Alrededor de 600 personas han respondido al llamamiento de las asociaciones de pensionistas navarros para reclamar a la clase política que se les escuche y que se tomen en cuenta sus reivindicaciones. Han reclamado pensiones públicas dignas y pagas mínimas de 1.080€ al mes.

Miles de personas se han manifestado en las cuatro capitales de Hego Euskal Herria en defensa de un sistema público de pensiones. En Bilbo, la movilización ha reunido a miles de pensionistas en una ruidosa marcha que ha partido del Sagrado Corazón y ha concluido en el Ayuntamiento y que ha contado con la participación de numerosos colectivos de pensionistas llegados de distintas comarcas de Bizkaia. Los participantes han coreado consignas como «Gobierne quien gobierne las pensiones se defienden» o «Sánchez escucha, los pensionistas están en lucha», así como «No a desgravaciones a planes de pensiones».

Al inicio de la movilización, portavoces del movimiento de pensionistas de Bizkaia han emplazado directamente a los ejecutivos de Gasteiz, Iruñea y Madrid a pasar de palabras a hechos y, más concretamente, de promesas electorales a compromisos y medidas concretas que atiendan su tabla de reivindicaciones. Han interpelado al Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez a cumplir con «todo lo prometido» y al PNV, al frente del Gobierno de Lakua, a no «competir» con sus EPSV con un sistema público de pensiones.

Según han planteado, «no hay dinero para todo» no es argumento para las administraciones vascas y española. «Hay capacidad presupuestaria y productiva» para complementar las pensiones más bajas y llegar a una pensión mínima de 1.080 euros. Han abogado, asimismo, por el incremento del salario profesional hasta los 1.200 euros para hacer frente al déficit de la Seguridad Social.

Al hilo de lo planteado por los pensionistas en la movilización de Gasteiz en demanda de residencias públicas y mejoras en los servicios de asistencia, la plataforma vizcaina ha apuntado también a GARA que la de los pensionistas es una lucha en defensa de las pensiones públicas y de un sistema de protección público, en el que los ejecutivos de Gasteiz e Iruñea, las diputaciones y los ayuntamientos deben empezar a trabajar ya.

Intensificar las movilizaciones

Como las realizadas antes de las elecciones estatales, las de hoy en las cuatro capitales de Hego Euskal Herria y en algunos municipios, como Eibar o Tutera, han contado con emplazamientos directos a las fuerzas políticas que concurren a los próximos comicios del 26 de mayo y no serán las últimas. Según han avanzado, mantendrán las movilizaciones de los lunes pero están estudiando nuevas iniciativas para presionar a los gobiernos que salgan de las urnas a adoptar medidas concretas. No han ofrecido más detalles sobre iniciativas en las que están trabajando, aunque han avanzado que entre ellas cabe la posibilidad de una marcha a Madrid pasando por Gasteiz e Iruñea. «Si no hay una respuesta satisfactoria a corto plazo, hay que intensificar las movilizaciones», han remarcado.

«Quien roba a un jubilado…»

Cientos de personas se han manifestado en Iruñea, en una movilización que ha partido y concluido en la Plaza del Castillo y en la que durante su recorrido por las calles del centro de la ciudad se han coreado consignas como «Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden», «Hemen eta orain, 1.080», «El dinero del Borbón, para la pensión» o «Quien roba a un jubilado jamás será votado».

En el acto con el que ha concluido la movilización, han puesto el acento en que las pensiones siguen estando en peligro tras las elecciones al Parlamento español, ya que no han conseguido que se deroguen las reformas de pensiones impulsadas por Rajoy en 2011 y 2013, ni tampoco la reforma laboral. Tampoco han logrado avances hacia la pensión de 1.080 euros ni que los pensionistas estén presentes en futuras negociaciones ni se ha garantizado el incremento de las pensiones en función del IPC.

En declaraciones a los medios antes del comienzo de la movilización, Benito Uterga, portavoz de los convocantes, ha reclamado también al Gobierno navarro que «se implique en reivindicar el sistema público de pensiones y, al tener capacidad recaudatoria y distributiva, que garantice una pensión mínima de 1.080 euros».

A nivel estatal, Uterga ha recordado que Pedro Sánchez se ha comprometido en la cumbre europea de Sibiu a incrementar las pensiones únicamente un 0,25%. «Es una pérdida progresiva y muy rápida de poder adquisitivo y con la reforma laboral, las pensiones iniciales van perdiendo poder adquisitivo», ha señalado.

«Tenemos que seguir peleando hasta que por ley se nos garantice una pensión digna y que el sistema público proteja a todas las personas pensionistas», ha añadido.

Iturria: Ahotsa.info/Naiz.eus

COLABORA CON KAOS