Pensionista: Es la hora del análisis

Publicidad

Por Prudenci Vidal

Ha llegado la hora en que se ha fijado fecha para las elecciones y los electores no sólo no debemos hacer caso de las proclamas electorales, sino de hacer un repaso de lo que estos partidos que se presentan, muy ufanos ellos, a las elecciones para obtener la representación de la soberanía nacional en Las Cortes, han realizado a los largo de esta legislatura pasada, “obras son amores, y no buenas razones”. No debemos juzgarlos y otorgarles nuestra confianza por lo que van a decir sino por lo que han hecho. “Verba volant” las palabras vuelan. En este caso, los pensionistas debemos acudir al pragmatismo y plantearnos la siguiente pregunta: ¿y de lo mío qué hay?

Las respuestas a la pregunta tiene varios frentes y el regalo de “la zanahoria del burro” no debe obnubilar el análisis (IPC para dos años). Nos encontramos ante un frente de derechas (trifálico) que las primeras medidas que ha adoptado en Andalucía han sido la rebaja de impuestos: IPC autonómico y la supresión del impuesto de sucesiones, que es el resultado del empuje de las oligarquías terratenientes y financieras y con esta merma de ingresos y con la voluntad de mantener, incluso de aumentar- según las propuestas electorales- el estado del bienestar. Y nos preguntamos cómo va a ser posible disminuir la cartera y aumentar el gasto. Pues de la manera en que lo han hecho siempre y de ello tenemos innumerables ejemplos: vendiendo patrimonio común de todos los ciudadanos, es decir: PRIVATIZANDO.

La recuperación económica de la que tanto se ha alardeado – espérense que la vamos a oír hasta la saciedad- sólo ha beneficiado a una minoría, muy potente sí, y que dicta los decretos de la luz, del gas y de las condiciones laborales y que ellos firman y aprueban en los Consejos de Ministros. Se han llevado a su saco todo el dinero: el del rescate bancario y el del crecimiento; mientras la clase trabajadora –cuándo despertará del sueño de pertenecer a la clase media- se ha empobrecido aún más. Hoy y gracias a sus políticas neoliberales España, es decir los españoles, es el país más desigual de la Unión Europea, según las estadísticas.

Ahora nos amenazan con la implantación de su propia ideología, la del nacional catolicismo, anunciando la vuelta atrás sobre derechos ganados en la calle por la ciudadanía, como son el aborto, el divorcio, la planificación familiar etc. Nos acusan de tener pocos hijos y que debemos hacernos planes de pensiones privados… ¿Con qué medios? Carecemos de recursos para sobrevivir dignamente y nos piden “lo que ellos no practican”. Los que peinamos canas sabemos de los viajes a Londres de las hijas de la clase alta para abortar – la filmografía de los años 70-80 está llena-, y se opusieron al divorcio y la mayoría de ellos han aprovechado la conquista social a este derecho para divorciarse y varias veces… Pronto modificarán la Constitución para que se otorgue al tercio familiar la representación parlamentaria, como en los viejos y desdeñados tiempos. ¿De las pensiones, qué ha hecho el Partido Popular? No hay dinero. Bloqueos: en el Pacto de Toledo, a la ley sobre pensiones presentada por Podemos y paralizada en la mesa del Congreso (de eso no se habla ni se discute). “Haremos todo lo posible para bloquear la subida del salario mínimo. Las pensiones deben pagarse con las aportaciones de los trabajadores. Háganse planes de pensiones privados para pagar sus pensiones y la educación de sus hijos…” Estas reflexiones deberían impedir que ningún pensionista tenga una respuesta afirmativa a las falacias electorales de la agrupación de los tres partidos de derechas. Lo sabemos porque los hechos lo demuestran: sólo gobiernan para los de su clase y roban todo lo que pueden y se tapan las miserias como que no va con ellos.

El problema territorial a que nos han traído estas políticas negadoras de la esencia de la política, que es pacto y el entendimiento, sólo tiene solución mediante una negociación que acabe en una votación del pueblo catalán, mientras tanto, los gobernantes en Catalunya se han olvidado de la gente, sobre todo de la más desfavorecida (Renda Garantida de Ciutadania) y se han posicionado a favor de los planes privados de pensiones y en bloqueo de la derecha  en la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo; así nos lo han demostrado en las votaciones en los ayuntamientos ante las mociones presentadas por La Marea Pensionista sobre el mantenimiento y mejora del SPP, votando siempre en contra de la propuesta.

Las conclusiones se muy sencillas de sacar y vienen a ratificar lo que la primera octavilla de La Marea Pensionista indicaba: “NO VOTAREMOS A QUIENES NO APOYEN EL MANTENIMIENTO DEL SPP”. Pues bien, “de lo nuestro” tenemos respuesta por los hechos de que los cuatro partidos de la derecha parlamentaria actual se han mostrado en contra del programa de la Marea y de COESPE. Ahora nos toca a nosotros ser consecuentes con nuestra militancia a favor de las pensiones, de la supresión de la brecha de género, de la erradicación de la pobreza (vivienda, electricidad, gas y agua) y del subsidio de parados mayores, sin olvidar a que todos tenemos derecho a ser inscritos en la Seguridad Social independientemente del trabajo que se realice.

Hoy no tocamos las reformas laborales que son, al fin y al cabo, el estilete mortífero de todo el sistema de protección social. Lo dejamos para otro día.

Prudenci Vidal Marcos

Miembro de La Marea Pensionista

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More