Pensiones: Cuenta atrás de los pensionistas a Pedro Sánchez para que cumpla con sus promesas

Publicidad

La primera medida del primer Consejo de Ministros del Gobierno de coalición, presidido por Pedro Sánchez,​ fue subir las pensiones en 2020 según el IPC, es decir, un 0,9%. El Ejecutivo cumplió así una promesa electoral, anunciada durante la campaña y que estaba sujeta a que se formase Gobierno.

Sin embargo, todavía no se sabe en qué momento se van a aplicar el resto de medidas pactadas relacionadas con las pensiones que fueron incluidas en el acuerdo firmado por el PSOE y Unidas Podemos para esta legislatura. Por ahora, lo único que se ha anticipado, es que todos estos asuntos pasarán de nuevo a ser debatidos en la comisión del Pacto de Toledo. Algo que no ha gustado a todos los colectivos sociales de pensionistas, que exigen más medidas cuanto antes.

 

Los pensionistas ponen en marcha una cuenta atrás

En concreto, los representados por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (@pensionazo_no) valoran como positivo este aumento equivalente al IPC. Pero aun así, para que el Gobierno no se olvide de cumplir con todo lo prometido, han lanzado una campaña en redes sociales dándoles 100 días de gracia para que lleven a cabo las medidas previstas en el acuerdo. Así, cada uno de los días recordarán al Ejecutivo una de esas promesas o reivindicación hasta llegar a la fecha límite.

«Lo normal es que cuando uno ocupa el poder se le de un margen de tiempo, para ver qué recorrido hace. El país necesitaba estabilidad, llevaba mucho tiempo sin Gobierno y con políticas antisociales. No podíamos exigirles de golpe y porrazo que cumplan con todas las exigencias que tiene la Coordinadora», sostiene Domiciano Sandoval, miembro de Coespe.

 

No obstante, sí que hay dos promesas que quieren que se cumplan lo antes posible. La primera, es subir «las pensiones según el IPC real y que eso se fije en una Ley y en la Constitución», algo que aún no se ha llevado a cabo. Y es que el Gobierno sólo ha garantizado, de facto, este aumento en 2020 y, si no toman más medidas, en 2021 subirán sólo en un 0,25%, un porcentaje que se fijó en 2013, durante el primer Gobierno de Mariano Rajoy.

Con todo, desde Coespe son conscientes que quizá «una modificación legislativa requiera más tiempo que 100 días», por lo que pueden ser, de alguna manera, algo más flexibles.

 

 

Con lo que serán menos indulgentes es con su segunda medida urgente: la equiparación de «la pensión mínima al salario mínimo», 900 euros, a día de hoy. Para Coespe, debe ser algo prioritario si se quieren «solucionar los problemas de dos millones y medio de personas que están cobrando por debajo de los 700 euros». Además, se debería incrementar progresivamente esta cuantía hasta los 1.084 euros, para cumplir, según este colectivo, con la Carta Social Europea.

 

Otras reivindicaciones de Coespe

En cuanto al resto de reivindicaciones, también piden que se acabe con la brecha de género por la cual, según estadísticas de la Agencia Tributaria, las mujeres cobran de media una pensión anual de 11.692 euros, mientras que los hombres perciben 14.147 euros al año. Igualmente, exigen que se deroguen las reformas de las pensiones de 2011 y 2013, y las laborales de 2010 y 2012, puesto que «la precariedad afecta negativamente al Sistema Público de Pensiones», señalan en sus redes sociales; reclaman subir las de viudedad y otras no contributivas; y proponen que se puedan jubilar anticipadamente con el 100% los que lleven 40 años cotizados, entre otras medidas.

 

Reunión con el Ejecutivo

«Hemos solicitado al ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, una entrevista, lo más rápido que pueda, para empezar a hablar de toda nuestra tabla reivindicativa que ya le planteamos en su momento a la exministra Magdalena Valerio», comenta el miembro de Coespe.

De esta manera, según vaya la reunión y vean qué pasos va a tomar el Gobierno, decidirán cómo actuar. Asimismo, la coordinadora afrontará en marzo su cuarta asamblea, en la que fijarán cuáles serán las líneas de actuación según las medidas que adopte este nuevo Ejecutivo.

De lo que sí que están seguros es de que no van a «dejar de salir a la calle». «La mayoría somos gente muy batallada en sindicatos o asociaciones de vecinos. Vamos a seguir sí o sí porque, como dice nuestro lema, ‘gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden'», asegura.

 

Medidas que no han gustado

Además, de momento, ya hay dos propuestas o gestos del Ejecutivo que no han sido bien valorados por parte de la Coordinadora. «La insistencia en volver otra vez al Pacto de Toledo es una de ellas. Es una comisión totalmente obsoleta que no ha hecho absolutamente nada en nuestro favor y hay hechos concretos que lo demuestran. Por ejemplo, cuando Rajoy congeló las pensiones: la oposición presentó un recurso de inconstitucionalidad y al Pacto de Toledo tanto le dio. Menos le importó cuando el PP modificó la Ley que no le permitía utilizar más del 3% del Fondo de Reserva y acabó puliéndose casi los 70.000 millones de euros, que eran para años de crisis en el Sistema Público de Pensiones», critica.

Por último, también se muestran críticos con otra decisión del Ejecutivo, la de dividir en dos el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. «Las dos cosas deben ir unidas. La Seguridad Social está estrechamente ligada al mercado laboral», concluye.

 

Fuente

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More