Pensamiento crítico: Actualidad latinoamericana.

Publicidad

El pensamiento crítico latinoamericano no es un seguimiento único de determinada escuela de pensamiento, nadie puede decir que sea una síntesis de las escuelas de los 70 del siglo pasado, es una combinación de cuantas escuelas filosóficas haya tenido la humanidad viniendo desde los pensadores de la antigüedad oriental, pasando por la Torá y la escuela de los Esenios para llegar a los pensadores griegos (Sócrates, Platón y Aristóteles) de las cuales y especialmente de la escuela aristotélica, Santo Tomás de Aquino lleva la filosofía a la teología y los resume en sus extensas “Sumas Teológicas”. Carlos Marx, quizá el más grande filósofo de la edad moderna encuentra las bases del Manifiesto del Partido Comunista Alemán en los escritos de La Torá, de los cuales los seguidores de Cristo aprendieron para escribir sus Evangelios. No es, sin embargo; la tradición judeo-cristiana las fuentes únicas del pensamiento latinoamericano de la actualidad, lleva inmerso el sentir y formas de pensar de los pueblos originales de América.

El pensamiento de la Revolución Francesa llega a América con Lafayette y Bolívar quien junto a José Martí lo llevan a la práctica revolucionaria. El siglo pasado vio la luz de cuatro paladines latinoamericanos, Augusto Cesar Sandino, Farabundo Martí, Fidel Castro y Ernesto “Che Guevara”. La autodefensa de Fidel en Santiago de Cuba en 1956, “La Historia Me Absolverá” es el pináculo del Pensamiento Crítico Latinoamericano, muy anterior a la escuela europea de los setenta y es, al mismo tiempo, el fenotexto de la moderna jurisprudencia revolucionaria. Todo lo que aparece después de ese Manifiesto de Libertad, son intertextos de esa gloriosa defensa que aunada al pensamiento del “Che” daría origen al pensamiento crítico revolucionario de la actualidad no solo latinoamericano sino de todos los pueblos en levante del mundo.

Los sables latinoamericanos están callados, los militares se han retirado a sus cuarteles y las bandas regimentales se unen a la alborada de nuestros pueblos. Los ejércitos de Cuba, Venezuela, Brasil, Ecuador, Nicaragua y Bolivia caminan del brazo del progreso y el pensamiento crítico se ha insertado el e alma de la milicia y con orgullo pueden decir que siguen los dictados bolivarianos de cumplir su función histórica la cual no es otra que la defensa de la soberanía de la patria latinoamericana, mantenimiento del orden público para el desarrollo de una democracia participativa y la defensa de los desposeídos.

Qué más grandeza para el Ejército Latinoamericano y su Comandancia Revolucionaria Latinoamericana (CORELA) que ser los herederos y portadores del sueño de Bolívar, de Sucre y San Martín! ello no hubiera sido posible sin la influencia Bolívar, Maceo, Martí, Sandino, Farabundo, Fidel “CHÉ” cuyo pensamiento se objetiviza en la nueva concepción crítica que la milicia latinoamericana tiene de la realidad objetiva de nuestra realidad. Atrás han quedado los ogros uniformados de los cuales muchos de ellos están siendo procesados por Cortes Internacionales de Justicia y paradójicamente guardando prisión el las mismas cárceles que ellos crearon para torturar el sueño democrático liberador de nuestros pueblos.

El Pensamiento Crítico se posesiona del alma de nuestras madres, hermanas e hijas. Aparecen un buen número de Rosas Luxemburgo en el espectro latinoamericano, de Luisa Amanda Espinoza, en Nicaragua a una Sor Juana Inés convertida en Comandante Ramona en Méjico, la maestra Mélida Anaya Montes deviene en Comandante Ana María, Aidé Santamaría engendra a Celia Hart y las voces permanentes de Piedad Córdova e Ingrid Storgen en Colombia, incendian las junglas de Doña Bárbara, mientras la voz combativa de Adriana Vega y Graciela Ramírez iluminan las inmensas pampas de Martín Fierro y allá en el Norte Imperialista las voces de las mujeres aborígenes de Canadá y el grito afro-americano de Rosa Parker y Marthin Luther King explota en la arotoria volcánica de Ángela Davis hacen temblar el sistema.

Pensamos críticamente siendo críticos@ permanentes de nuestra conducta, de nuestra ética, de nuestra honestidad que iluminan el camino en esta bella alborada hacia la liberación total de nuestra Patria latinoamericana.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More