Pedro Sánchez también aparca suprimir el copago sanitario y los peajes en las autopistas

Publicidad

Por el momento, Hacienda está dispuesta a que la mayor presión fiscal se concentre en las grandes empresas a través de la eliminación de deducciones, en las compañías tecnológicas, y en gravámenes como el diesel, para lograr el voto favorable de su principal socio a la senda de déficit que ya ha sido tumbada una vez por el Congreso.

El partido de Pablo Iglesias acaba de plantear sus condiciones para apoyar al Ejecutivo en un documento de 17 páginas. Un informe que llega después de varios contactos al máximo nivel entre las dos formaciones y que ha supuesto el inicio discreto de las negociaciones. El PSOE no quiere tocar el IRPF, esto es la tributación de las rentas altas. La negociación, en cualquier caso, se encuentra abierta para sacar adelante el techo de gasto antes de finales de agosto.

Como primer gesto, el equipo de Pedro Sánchez ha recogido el guante de inmediato y de forma positiva al documento de Podemos, ya que conocía su contenido y medidas que el PSOE ha planteado pero que no ha puesto en marcha aún o ha enfriado, como es el caso de los anuncios estrella de la eliminación del copago sanitario y el fin de los peajes en las autopistas.

El impuesto a la banca también ha dejado también de ser una prioridad para el Gobierno. Así lo expuso hace unos días la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que no incluyó esta figura entre las que se deben llevar a cabo “lo antes posible”, y así se lo ha trasladado también el propio Pedro Sánchez a las entidades bancarias, quien según fuentes financieras no lo incluye entre sus “objetivos inminentes”. Por tanto, Hacienda ha decidido posponer una figura que, según explicó el PSOE en la oposición, podría ayudar a reducir el déficit de la Seguridad Social.

 

Fuente de la noticia

 

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More