Pedraz archiva la demanda contra Guillermo Zapata: «No se puede utilizar un derecho penal del enemigo»

La Audiencia Nacional archivó el jueves la causa contra el concejal del Ayuntamiento de Madrid Guillermo Zapata por unos polémicos tuits que la Fiscalía consideraba constitutivos de un delito de humillación a las víctimas del terrorismo, según un auto judicial.
El juez Santiago Pedraz anuló la declaración de Zapata como imputado la semana próxima después de analizar el Código Penal y de que Irene Villa, que perdió las piernas en un atentado de ETA cuando tenía 12 años, escribiera al juzgado diciendo que no se había sentido herida por los tuits.

«El tweet no puede suponer la comisión de delito alguno», dice el juez Pedraz

«El tweet no puede suponer la comisión de delito alguno; pues no integra ni una conducta especialmente perversa, ni se da el dolo específico, ni además ha humillado a la víctima, como así afirma Irene Villa», dijo Pedraz en un auto.

El magistrado afirma que hay miles de chistes en Internet similares a los del concejal de la plataforma Ahora Madrid y que la Audiencia Nacional no ha investigado causa alguna de este tipo.

El juez señala que actualmente en internet hay miles de chistes idénticos o parecidos desde hace bastante tiempo, sin que conste antecedente alguno de que la Audiencia Nacional haya incoado una causa, «y desde luego lo que no puede hacerse es perseguir solo a determinadas personas y no a otras (derecho penal del enemigo) como parece acontecer en este caso».

De perseguirse esta conducta, añade el juez, se tendrían que perseguir todos los chistes similares, en una «pendiente resbaladiza» donde cualquier persona o colectivo podría denunciar chistes de humor negro sobre determinadas materias que les pueda afectar. Una dinámica que entraría en colisión con la libertad de expresión, con el principio de intervención minima y que provocaría un derecho penal del enemigo, «desde luego una amenaza para los principios y garantías del Estado de Derecho», argumenta Pedraz.

«De perseguirse tal conducta (..), habría que hacerlo respecto de todos los que han publicado chistes en las redes sociales e Internet», añadió el juez.

El edil de Ahora Madrid, que sigue como concejal en el ayuntamiento pese a abandonar Cultura, pidió perdón, condenó el racismo y dijo que los tuits, que fueron escritos hace varios años, se realizaron durante un debate en la red social Twitter sobre los límites del humor negro.

Agencias/Prensa

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS