Patrick Zaki, alumno de la Universidad de Granda (UGR) que lleva dos meses encarcelado en Egipto

Publicidad

La crisis del coronavirus se ha llevado por delante la atención sobre casos de actualidad que han caído en el cajón del olvido. Pero, por desgracia, el virus no es que haya acabado con esas situaciones injustas ahora aparcadas en la agenda mediática. Una de ellas es la de Patrick Zaki, el alumno matriculado en el máster internacional Gemma coordinado por la Universidad de Granada (UGR) que cumple ya más de dos meses encarcelado en su país natal, Egipto, en unas condiciones que elevan las sospechas sobre el ataque contra los derechos humanos sobre este país norafricano.

La historia ya contada es la de un Patrick Zaki al que en la segunda semana de febrero tras regresar a su país desde Bolonia (Italia), donde cursa el máster Gemma de la UGR, lo encarcelaron nada más llegar al aeropuerto de la capital egipcia de El Cairo como presunto autor de un delito por “incitar a la protesta” con la presunta “difusión noticias falsas en las redes sociales”. No obstante, este investigador y activista de los derechos humanos especializado en estudios de la mujer y LGTBI no es más que eso, un estudiante y defensor de las libertades que se ha topado con un régimen en su país de origen contrario a la libertad y al pensamiento.

Los primeros días de aquella detención fueron tensos, ya que apenas había información de Patrick Zaki y todo apuntaba a posibles torturas y represiones en el arresto. Luego, gracias al trabajo divulgador de la coordinadora del máster Gemma de la UGR, Adelina Sánchez, se ha ido pudiendo hacer un seguimiento del caso del estudiante gracias a informaciones internacionales, a comunicados de la familia y a la documentación de las vistas judiciales que se han producido hasta la fecha. Siempre poniendo en cuarentena las confusas informaciones que llegan desde Egipto con no demasiada transparencia.

Además, tanto en Granada como en otras ciudades europeas e instituciones supranacionales como la Eurocámara se sucedieron las manifestaciones de apoyo en defensa de la justicia y demandando la liberación de Patrick Zaki.

No obstante, en el último mes con la pandemia del Covid-19 acechando a todo el planeta ha sido más difícil el acceso a las noticias sobre la situación de Zaki. De hecho, Egipto también es uno de los países afectados con virulencia por este virus y en los últimos días se reproducen informaciones sobre el agujero negro que pueden suponer las cárceles egipcias con la consiguiente demanda de que se liberen presos. Asimismo, el país del Norte de África también ha dado ya el paso del confinamiento.

Así, hace unos días la familia de Patrick Zaki señalaba que lleva más de un mes sin tener noticias de él y que a todo ello se suma la angustia y preocupación por su salud debido a la pandemia. “Lo que más nos preocupa es que Patrick es asmático y todo lo que pedimos en estos tiempos inciertos es escuchar su voz para asegurarnos de que está sano y salvo. Una llamada de teléfono para hablar con nuestro hijo no perjudicaría a nadie pero aliviaría sin duda el dolor que estamos sufriendo día y noche”, aseguraron los padres del alumno matriculado en la UGR.

Fuente: www.granadahoy.com

Fuente: La Otra Andalucía

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More