PATERNALISMO CRUEL. Mayores 2008: Una burla hacia nuestros abuelos y abuelas

Como no terminemos pronto con estas ferias tan crueles habrá que ir proponiendo que a las personas mayores se las declare Patrimonio de la Humanidad, para que los diferentes estamentos que se ceban en ellas dejen de hacerlo. Y no bromeamos. A los hechos nos remitimos.

QUÉ SE PRETENDE CON LA FERIA

Según nos cuentan los organizadores, expositores y políticos que tienen algo que ver con el asunto el objetivo es potenciar actividades que promuevan a los «mayores activos» Además, la delegada del gobierno, Carmen Pereira, dice que este tipo de iniciativas, en las que colaboran todas las administraciones, contribuyen a formar una sociedad para «todas las edades», en la que “forma una parte el compromiso de dar respuesta a las necesidades de este colectivo dignificando su calidad de vida, con suficiencia económica y un envejecimiento activo y positivo».

Y añadía que debe existir una apuesta decidida por las personas mayores de 65 años, puesto que solo de esta manera se puede conseguir “una sociedad más solidaria y justa para todos los ciudadanos”. Pues aunque a Vds. y a nosotros nos parezca extraño, no estaba diciendo que iban a subir las pensiones, no, nada de eso, estaba hablando de las buenas intenciones que tienen y que por lo visto piensan que con tenerlas ya basta.

Para el director general de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia, Juan Carlos Campón, la sociedad debe lograr que los mayores se sientan «partícipes y sin quedarse al margen», con acciones que logren «rentabilizar su capital humano».

La realidad es que detrás de estas palabras, que ya de por si no significan nada y las que significan algo nos ponen los pelos de punta (¿qué significa “rentabilizar su capital humano”? ¿hacerles trabajar para que devuelvan lo poco que se gasta en ellos?), decíamos que detrás de estas palabras no hay sino impostura. Porque hay que tener mucho morro, como el que demuestra la sra. delegada del gobierno para decir que toda esta parafernalia forma parte del compromiso para dignificar la calidad de vida de las personas mayores y que tengan suficiencia económica. Vaya desde aquí nuestra propuesta de que a partir de estos momentos, a la sra. Pereira, al sr. Campón y al sr. López les pongan salario de pensionista y en vez de subida salarial tengan 4 días de baile y juegos de cartas. De por vida.

El paternalismo del que hacen gala las Administraciones Públicas (AA.PP.), tratando a las personas mayores como si fueran niños, llevándolas de aquí para allá, propiciando la rapiña a través de regalos inútiles, es la prueba de que para sus dirigentes, las personas mayores, desde el momento en que han dejado de producir ya no cuentan sino como granero de votos. Y es que si “esto” que hacen fuera tan bueno ¿por qué no lo hacen con más asiduidad? ¿por qué no se hace en más sitios?.

CUANTO CUESTA

Pero si el trato paternal que dispensan a los mayores es insoportable el despilfarro económico no le anda a la zaga. Leemos que el presupuesto es de 180.000 € (casi 30 millones de las antiguas pesetas) a los que habría que sumar lo que se gasta cada organismo en diseño, montaje y personal. ¡¡Y esto solamente para cuatro días!!.

Si todo el dinero que se gastan en cada feria de Mayores, y ya van 11, se lo gastaran en dotar a los municipios de medios para que puedan dar un mejor servicio, tendríamos 11 localidades con alguna cosa más ¡y durante todos los días del año!

Además, ¿cuánto de este dinero no se va en dietas, regalos a políticos y autoridades y en propaganda?. Mucho nos tememos que esta tipo de Ferias no son sino pantallas para mover dinero y dejarse ver.

QUIENES ESTÁN

Las Administraciones Públicas

Aun a riesgo de resultar redundante, no podemos dejar de lado el papel que hacen los diferentes Organismos públicos. Cualquiera que haya visitado la feria habrá visto el diseño de los estand con el que se han arropado, con estos diseños tratan de mostrar una imagen simpática y de cercanía ante sus ciudadanos. Estamos de nuevo ante un engaño masivo que nadie denuncia.

Ya no entramos en los dinerales que cuestan estos diseños y la movilización de personal que ocasiona (y que se paga de alguna u otra manera), sino en que nos vuelven a tomar por imbéciles a los que se les engaña con unos regalos. Porque ¿de qué sirve un bonito estand si luego no me atienden en condiciones en las oficinas donde voy a pedir algo? ¿de

qué me sirve que me regalen una flor si luego tengo que desplazarme varios kms. Para que me atiendan? ¿de qué me sirve una partida de parchís si luego me hacen esperar en las oficinas mucho tiempo? ¿de qué me sirve ser declarado Mister o Miss Mayor 2008 si no me llega la pensión a fin de mes?. A propósito, emplazamos al fiscal de turno para que empiece a investigar de oficio quien ha sido el lumbreras que se ha cebado con las personas mayores haciendo ese concurso tan hortera y machista de Mister y Miss y lo

empapele sin mayor dilación.

Las técnicas de marketing -vender lo inservible o innecesario- se han impuesto y los directivos de las AA.PP. piensan que un buen anuncio hace más por la imagen institucional que un buen servicio; pero lo piensan porque aparecen ellos mismos en los medios, no porque sea verdad. En este sentido podemos decir, que están encantados de haberse conocido.

· Las empresas privadas

Poco podemos decir de ellas, están para ganar dinero y estas concentraciones masivas de personas les permiten tener una audiencia al alcance de la mano y sin gastarse prácticamente nada.

La simbiosis con las AA.PP. es perfecta, puesto que en la organización de estos eventos complementa con actividades de diversas índoles, todas ellas con el objetivo de ganar dinero y buscar futuros clientes, el programa folclórico-festivo.

Como se puede ver, con la organización de la feria de Mayores todos ganan. Lamentablemente el dinero sale de los contribuyentes y no del bolsillo de los directivos de las empresas expositoras.

QUÉ SE DEBERÍA HACER POR NUESTROS MAYORES

Todos lo sabemos: Posibilitar que puedan vivir sus últimos años con dignidad y suficiencia de medios. ¡Claro que cuesta dinero! Pero es que casi todo lo cuesta, y si hay dinero para despilfarros como este que señalamos, también debería haberlo para cubrir necesidades de la población.

Y una de las primeras cosas que habría que hacer es subir las pensiones. Sobre todo las más bajas. Y para ello deberíamos ir a las subidas inversamente proporcionales. Y dejémonos de historias de si se cobra por el tiempo cotizado: La mayoría de los pensionistas han trabajado como esclavos durante toda su vida y solamente la maldad de unos aprovechados ha impedido que eso conste en los archivos de la Seguridad Social.

También deberían tener transportes gratuitos, así como viviendas dignas y adecuadas a sus necesidades físicas, con asesoramiento institucional para la nueva etapa que les toca vivir y a la que hay que adaptarse.

Pero hay otras cuestiones que no cuestan dinero, como son tratar con respeto a las personas mayores. Viéndoles como personas demandantes de unos servicios, a lo que tienen derecho, no como pedigüeños y quejicas. Hay que fomentar en ellos el espíritu crítico que cualquier sociedad necesita para avanzar; si, en ellos también, y en vez de ofrecerles una partida de cartas hay que dotarles de medios económicos y lugares para que sean ellas y ellos los que escojan el tipo de ocio que quieren y no se tengan que conformar con lo que otros les organizan.

En definitiva, no se trata de hacer cosas intrascendentes (bailes, juegos, concursos, etc.) que tapan lo que realmente debería importar: Hay que dotar de medios materiales y económicos a nuestros mayores para que tengan calidad de vida, allá donde ellos vivan y durante los 365 días del año ¿o acaso alguien piensa que con 4 días de bailoteos se ha dignificado la vida del sector con más edad de nuestra sociedad?

Confederación Nacional del Trabajo.

Comité Regional de Extremadura.

Secretariado Permanente.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS