Pasito «palante»en La Habana


Raúl ha sacado de su gobierno a dos colaboradores&nbsp de Fidel que le&nbsp acompañaron durante los cinco años de su último mandato presidencial: Carlos Lage, que era como un&nbsp Primer Ministro encargado de la gestión &nbsp del gobierno, y Felipe Pérez Roque, que actuaba como portavoz de la política internacional, la pasión &nbsp del Comandante.

Ha nombrado a un general y a un coronel para dirigir la Economía y coordinar el Consejo de Ministros y a dos mujeres, procedentes del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista, en los ministerios estratégicos de la Alimentación y las Finanzas

Aparta a fidelistas aparentemente insustituibles, aumenta la presencia en el gobierno de sus militares de confianza y recuerda que el único heredero del Comandante es el PCC.

Falta sólo mes y medio para la Cumbre de las Américas a la que Barack Obama debería llegar dando los primeros pasos para levantar el bloqueo como le ha exigido América Latina después de acoger a Cuba en el Grupo de Río. Parece que el Congreso de Estados Unidos camina en esa dirección&nbsp y se podría interpretar que el nuevo gobierno de Raúl es una demostración de que se va desprendiendo de la custodia de Fidel. ¿Un gesto en Washington y pasito palante en &nbsp La Habana? Si es así, lo que ahora se podría esperar &nbsp es un paquete de reformas para la próxima sesión de la &nbsp Asamblea Nacional y el anuncio de cuando se realizará &nbsp el Congreso del PCC. Cuba ya ha entrado en el proceso de integración&nbsp de una nueva América Latina (equilibrando las&nbsp vinculaciones con &nbsp Venezuela y Brasil),&nbsp desarrolla acuerdos fundamentales con&nbsp China y Rusia y&nbsp normaliza sus relaciones con la &nbsp Unión Europea. Si el bloqueo se va desvaneciendo y en cinco años exporta petróleo, la isla que Fidel convirtió en una nación puede&nbsp ser otro país. Pero no es suficiente con un cambio de nombres.&nbsp Es urgente cambiar las políticas para no amargarle la vida a los cubanos si todavía se considera la posibilidad de que la democratización del socialismo sea la garantía de&nbsp la soberanía nacional. &nbsp &nbsp

(Artículo de la edición impresa de "Público", 4/03/09)

&nbsp &nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS