Pasen y vean: ¿Estamos en una Democracia?

Pasen y vean: ¿Estamos en una Democracia?

El paro sigue brotando a borbotones.

Desde que se produjo la mal llamada transición nos han insistido y metido a fuego en nuestras cabezas que vivimos en una democracia, pero una democracia de y para todos. Pero como siempre la realidad supera la ficción, vemos que el día a día en la sociedad demuestra lo contrario o concreta bien qué democracia es en la que vivimos. La crisis económica y estructural del sistema capitalista es un buen ejemplo para comprobarlo, al igual que la represión que sufre a día de hoy el movimiento obrero combativo. Pero, en este artículo nos vamos a centrar en la tan actual y ya tan aburrida crisis económica. Aburrida, no obstante, supone graves problemas de supervivencia para muchísimos trabajadores, jóvenes y mayores.

La obsesión de ZP y del Gobierno del PSOE por ver brotes verdes en la economía, no es más que reflejo de lo que son realmente, representantes de los empresarios. Esto se puede comprobar por medio de las medidas y ayudas aplicadas y propuestas de cada uno y a cada uno. ¿Cuál es la realidad de los empresarios y la de los trabajadores?

– Los empresarios ven claramente sus brotes verdes, de modo que los más ricos siguen ganando en 2009, a pesar de la crisis, con un 27% más con respecto a 2008 (la nada despreciable cifra de 29.633 millones de €), como Amancio Ortega (Inditex), la familia Del Pino (Ferrovial) o Los Albertos y Florentino Pérez (ACS),etc…, y las grandes empresas aumentan o mantienen beneficios, como los recién anunciados 8.943 millones de € del BSCH, con su Presidente Emilio Botín a la cabeza, o como los 8.906 millones de E de beneficio de Telefónica. A pesar de ello, el Gobierno del PSOE no se ha cortado ni un pelo en "donar" millonarias ayudas a las empresas privadas, procedentes de las arcas públicas que son llenadas con su sudor todos los trabajadores.

– Mientras tanto, los trabajadores no vemos brotes verdes por ningún lado, tan solo vemos como a costa de nosotros las grandes empresas ven reflotar sus beneficios y sus brotes verdes. Por nuestro lado, vemos aumentar el desempleo por medio de los ERE´s (los cuales se han multiplicado por cinco en el 2009), despidos individuales, etc…, hasta los actuales 4.500.000, según la Encuesta de Población Activa, y hasta los 4.048.493, según el INEM. A día de hoy, todos tenemos a algún familiar, amigo, etc…, que se encuentra en paro, si no somos nosotros mismos los parados. Solo vemos brotes ERE´s para que las empresas mantengan o maximicen sus beneficios, sin tener en cuenta la cruda realidad de la vida de los trabajadores, no les importamos a su democracia. Los jóvenes hemos sido afectados en mayor medida por la crisis y los falsos brotes verdes para la sociedad. Casi 500.000 menores de 25 años estamos en paro. Y la mayoría de los demás tenemos contratos precarios y temporales, trabajando repartiendo pizzas o al día siguiente descargando un camión o a saber qué hacemos al siguiente o nada porque estamos en paro.

Aún así no paran de reclamar que nos rebajen los salarios, porque se supone que en España son muy elevados ¡¡¡Consideran elevado que el Salario mínimo Interprofesional sea de 624€!!! Y que la mayoría seamos mileuristas. Eso es lo que piensan los señores de "supersalarios" del FMI, la UE y de la OCDE y los señores de los superbeneficios de la CEOE. Aún así, no paran de reclamar que se abarate el despido con nuevos tipos de contratos temporales (falsos indefinidos) como los que propone la CEOE o el PP, con su nueva propuesta incompleta de contrato con indemnización por despido de 33 día por año trabajado a partir del 5º o 6º de contrato, o como la propuesta del Gobierno del PSOE de ZP con los nuevos contratos becarios para los jóvenes licenciados. Aún así, no paran de proponer y aprobar en el Consejo de Ministros del PSOE que la edad de jubilación aumente hasta los 67 años par que paguemos las interminables hipotecas a 40 o 50 años.

¿Por qué no se bajan sus salarios los directivos, políticos, el FMI, etc…? ¿Por qué no eliminan las pensiones vitalicias de Ministros y Presidentes? ¿Por qué no eliminan el presupuesto para la Casa Real y la Iglesia que pagamos todos los trabajadores? ¿Por qué no limitan y reducen los beneficios de las empresas, manteniendo los puestos de trabajo? ¿Por qué los empresarios no se aplican sus propios contratos basura y precarios que tanto proponen? ¿Por qué no tipifican como delito la especulación? ¿Por qué, a fin de cuentas, no hacen pagar la crisis realmente a los que la causaron?

Como conclusión al artículo podemos responder a la pregunta del título. Esta respuesta es afirmativa, estamos en una democracia, pero de los empresarios. Todo el sistema y la sociedad se articulan en beneficio de los empresarios y sus intereses económicos y sociales. Se articulan para sangrarnos más y más a los trabajadores y que se enriquezcan más y más unos pocos. Nuestra democracia no está en la presente, sino en la democracia de y para los trabajadores.

Por ello, reclamamos lo siguiente:

– Ilegalización de los Expedientes de Regularización de Empleo.

– Dificultar el despido individualizado por medio del encarecimiento del mismo. Exigimos que se recupere la indemnización de 60 días por año trabajado

– Frente a las 65 horas propuesta por la UE, reducción de la jornada laboral a 35 horas sin disminución de salario.

– Derogación de los contratos precarios (becarios, en formación, eventuales o por servicio, etc.).

– Retirada del Plan Bolonia en las universidades.

– Uso de las millonarias ayudas para la nacionalización de las empresas privadas de sectores claves.

– Creación de empleo estable y público en las empresas nacionalizadas, en las públicas y/o en la administración pública.

– Reducción del beneficio de las grandes empresas y los salarios de los Directivos. Reimplantación del impuesto sobre el patrimonio. Freno a las sistemáticas bajadas del impuesto sobre beneficios a las empresas privadas. Disminución de la presión fiscal sobre los trabajadores autónomos. Lucha implacable contra el fraude fiscal.

– Eliminación completa y total del presupuesto de la Casa Real, de la iglesia y demás gastos parasitarios del estado.

– Exigimos, por último, una HUELGA GENERAL contra todas estas medidas que hacen pagar la crisis a los trabajadores. Es hora de que todos los trabajadores jóvenes y no tan jóvenes salgamos a la calle a luchar por nuestros derechos contra aquellos que quieren empeorar más nuestras vidas, ya de por sí precarias, que nos quieren esclavizar. No nos dejemos avasallar por unos pocos politicuchos que defienden su democracia del dinero y los intereses de los empresarios.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS