Partidos, entidades y CDRs preparan un recibimiento «extraordinario» a Sánchez el 21-D

Publicidad

El Consejo de Ministros del 21-D en Barcelona es una «provocación». Así se ha considerado desde varios sectores del independentismo, y desde el mismo Govern, en palabras de la portavoz Elsa Artadi. Es por eso que se está trabajando para dar una respuesta en las calles de la capital. Según varias fuentes consultadas por El Nacionalpartidos, entidades y también miembros de los CDR se están reuniendo y manteniendo contactos para que esta sea el máximo de coordinada posible. Aunque, como siempre, las divergencias entre el soberanismo vuelven a asomar.

Este mismo lunes por la tarde se ha producido una reunión de coordinación, y está previsto que se produzcan más durante los próximos días. En los encuentros están participando los partidos independentistas y las entidades soberanistas, pero también se están manteniendo contactos con miembros de los CDR. «Es complicado coordinarse con ellos», admite una persona conocedora de las conversaciones, como consecuencia de la falta de estructura de los comités.

El objetivo compartido de los diversos actores es el de dar una respuesta «unitaria y conjunta», aunque eso se pueda traducir en múltiples acciones. Como en el seno de la mayoría independentista, hay diferentes sensibilidades, desde los que apuestan por paralizar la ciudad hasta los que apuestan por un tipo de manifestación más convencional, evitando imágenes como los cortes de carretera de los CDR.

En todo caso, en aquello que todos coinciden es en la necesidad de no «normalizar» lo que consideran una «provocación»: que el Consejo de Ministros se reúna en Barcelona pero sea «incapaz» de dar una solución política al conflicto político.

Acciones «sorpresa» y paralización

Según explican fuentes de la ANC a El Nacional, uno de los principales escollos a la hora de preparar la respuesta es que todavía no se sabe dónde se celebrará el Consejo de Ministros, y por lo tanto es difícil fijar un lugar de convocatoria. Ni la Generalitat ni los Mossos d’Esquadra todavía saben dónde será.

A pesar de todo, la propuesta de la entidad presidida por Elisenda Paluzie pasa por que no sea la tradicional manifestación «de lacitos», sino que haya convocatorias durante todo el día que «paralicen» la capital del país. Consideran que sería una manera de visibilizar la protesta y no normalizar la situación.

Por otra parte, también habrá «acciones sorpresa», que no se anunciarán pero que la intención es organizarlas de manera coordinada. Algunas de las acciones empezarán el día antes, el jueves 20 de diciembre, porque hay ministros que ya aterrizarán en Barcelona en aquel momento. Están confiados en que habrá un acuerdo entre todas las partes y que se anunciará a finales de esta semana o principios de la que viene

Se sitúa de esta manera en la línea de los CDR. Los comités de defensa de la república han hecho un llamamiento a «tomar las calles» el 21-D y «ser ingobernables». Han instado a mantenerse informado a través de sus canales de Telegram.

«Consejo popular de ministros»

En el otro lado hay Òmnium Cultural, que prefiere otro tipo de acciones. El sábado pasado ya anunció un «consejo popular de ministros«. En un tuit donde pedían guardar la fecha, aseguraban que «el 21-D saldremos en la calle en un acto político de protesta por la presencia del gobierno español en Barcelona».

Según explican fuentes de Òmnium, se trata de una iniciativa propia, de la que no forman parte otras entidades, pero que se enmarca en la misma respuesta unitaria. «No lo estamos organizando con la ANC. Ellos hacen la suya y nosotros la nuestra, pero no es incompatible», afirman. Durante los próximos días, pasada la noche de Santa Llúcia, anunciarán más detalles.

 

En este sentido, se desmarcan de posibles intentos de paralización de la ciudad. «No es el estilo de Òmnium», aseguran fuentes de la entidad cultural.

En una línea muy parecida, desde ERC subrayan la necesidad de una acción coordinada «que tenga fuerza», pero que no consista en cortes de carreteras o ocupación de infraestructuras. Avisan de que podría ser «contraproducente» tanto para los presos políticos como por un aumento de la tensión.

Huelga general

Respuestas al 21-D habrá muchas y de mucho tipos. Sin ir más lejos, el sindicato independentista Intersindical-CSC ha convocado huelga general el viernes 21 de diciembre de 12.30 h a 14.30 h, coincidiendo con la reunión del Consejo de Ministros. Fuentes del sindicato han explicado a la ACN que el paro se hace por motivos económicos y sociales, ya que el gobierno español no ha retirado el decreto del 6 de octubre que facilita el traslado de sedes sociales ni ha retirado la reforma laboral del PP, entre otros.

Fuentes del sindicato recuerdan que hay muchas leyes de contenido social aprobadas en el Parlament que «siguen anuladas». Por todo ello, y según han confirmado fuentes del Departament de Treball, el sindicato ya ha registrado la convocatoria de huelga.

 

 

Fuente de la noticia

 

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More