Partido Comunista de Venezuela y el Golpe Fascista de Abril del 2.002

&nbsp Documentos Históricos del Partido Comunista de Venezuela

Especial: Documentos históricos del PCV

Partido Comunista de Venezuela y el Golpe Fascista de abril del 2002

  • Comunicado del Buró Político del PCV del 12 de abril del 2002: “Lo que realmente ocurre en Venezuela es un Golpe Fascista”.
  • Manifiesto del Partido Comunista de Venezuela al pueblo trabajador – 30 abril del 2002, emanado del II Pleno del Comité Central
  • Caracas, 14 abr. 2009, Tribuna Popular TP.- Como una forma de aportar a la memoria histórica de los hechos que acontecieron en nuestro país entre el 11 y 14 de abril del 2002 y por la vigencia que tienen estos documentos históricos de PCV en el devenir nuestro proceso revolucionario bolivariano, publicamos en forma integra el Comunicado del Buró Político del PCV de fecha 12 de abril y el Manifiesto del Partido Comunista de Venezuela al Pueblo Trabajador de fecha 30 de abril, ambos del año 2002.

    Comunicado del Buró Político

    12 de abril del 2002

    “LO QUE REALMENTE OCURRE EN VENEZUELA ES UN GOLPE DE ESTADO FASCISTA”

    El Imperialismo Norteamericano echó sus cartas en el caso de la Revolución Bolivariana de Venezuela, el día de ayer 11 de abril (casualmente 11) con la intermediación de grandes sumas de dinero y conciencias militares compradas, con respaldo tecnológico satelital para controlar las comunicaciones e imponer su política mediática de desmoralización, guerra psicológica, desinformación y desmovilización han difundido las siguientes mentiras:

    La marcha nacional organizada tenía claros fines desestabilizadores, muchos de los pronunciamientos militares ya editados estaban a la espera de la orden de Washington para proceder al golpe, la justificación: la presunta masacre cometida por el gobierno de Chávez, todo es una farsa, Chávez no se rindió como dicen sino que fue arrestado y hecho preso, no ha sido presentado en público, no han presentado ningún documento que demuestre su «renuncia», las imágenes transmitidas una y otra vez de los «francotiradores» son imágenes de simpatizantes del proceso revolucionario que se defendían del ataque salvaje de la Policía del Alcalde Mayor Alfredo Peña, de los 11 muertos anunciados por ellos 9 son de dirigentes revolucionarios, de los cinco asesinados con tiros en la frente 4 son revolucionarios, entre estos podemos mencionar al guardaespaldas del Vicepresidente Diosdado Cabello, a tres representantes de la Coordinadora Popular de Caracas, tres dirigentes comunitarios del estado Vargas, el Disip asesinado por defender a varios transeúntes sometidos al fuego de la canalla reaccionaria , entre otros que fueron asesinados vilmente por francotiradores si, pero francotiradores de la Policía Metropolitana y de el «izquierdista partido» Bandera Roja, plenamente entregado a los brazos del imperialismo, en fin, es totalmente falso que la provocación haya provenido del gobierno, es totalmente falso que haya habido un baño de sangre nunca antes visto solo recuerden el 27 de febrero de 1989.

    La reacción quiere hacer ver que Chávez se entregó rendido para cumplir el libreto que les entregó el Departamento de Estado y la CIA, hoy por ejemplo tomaron la Embajada de Cuba para agredir al gobierno cubano y solicitar la entrega de dirigentes del MVR allí refugiados ante la amenaza contra sus vidas. Están haciendo ver a los anteriores miembros del gobierno como asesinos, como bandidos y prófugos, mientras que la Policía Metropolitana allana y asesina dirigentes populares en Catia, 23 de Enero y otros sectores de tradición revolucionaria, ningún revolucionario está seguro en Venezuela.

    Algunas contradicciones surgen en el seno de la reacción, dirigentes del Socialcristianismo (COPEI) y la Socialdemocracia (AD) ponen sus bardas en remojo ante la persecución a los dirigentes del MVR y comienza a exigir que se respete la Constitución y las leyes, que los militares cumplan su palabra de que este no es un golpe de estado y permitan a la AN y los demás poderes restablecer la institucionalidad, comienzan a temer ser desplazados y perder la cuota de poder que creen les corresponde.

    En Venezuela se dio un golpe de estado, con matices «innovadores» pero un golpe de estado al fin, quién eligió a Carmona Estanga, representante de los empresarios? ó por qué no dejan instalarse a la Asamblea Nacional? ó por qué cambian la Constitución y forman gobierno sin legitimidad?. Porque es un golpe de estado, del cual ya veníamos previniendo, un golpe de estado con matices institucionales, en su plan sigue la entrega de las industrias básicas (hierro, petróleo, aluminio, electricidad) al imperialismo, la ruptura de la política de cooperación con los países pobres y la ruptura de la política de precios de la OPEP; en sus planes sigue la eliminación selectiva de los dirigentes revolucionarios iniciando con el Comandante Hugo Chávez a quien no han presentado públicamente y pretenden asesinar.

    Existen focos de resistencia en el movimiento popular, en las fuerzas armadas y en algunos gobiernos locales, pero su poder mediático y comunicacional tergiversa lo que pasa en nuestro país, acusan a los Guardias Nacionales que protegieron el Palacio mientras esconden a los Policías de Chacao, Baruta y Metropolitanos que si hirieron y asesinaron a quienes respaldaban en un momento de crisis la revolución bolivariana.

    Es necesario difundir esto, es necesario exigir la presentación del Comandante Chávez y el respeto de su vida y sus DDHH, el respeto de los derechos humanos de los dirigentes populares que hoy son perseguidos en medio de un estado de sitio no decretado en la ciudad de Caracas.

    Los Comunistas, y el movimiento popular en general estamos urgidos de cooperación internacional, con pronunciamientos que ayuden a romper el cerco mediático, con solidaridad material de todo tipo que nos ayude a responder a las necesidades del momento, con exigencias de respeto a la Constitución Bolivariana de Venezuela, podemos enviar información y material grabado sobre los sucesos para su difusión internacional, pero todo ello con las limitaciones que nos han sido impuestas, saludos bolivarianos y revolucionarios del heroico pueblo de Bolívar que hoy se enfrenta al imperialismo.

    Buró Político del Partido Comunista de Venezuela PCV

    Caracas 12 abril del 2002.

    II Pleno del Comité Central

    MANIFIESTO DEL PARTIDO COMUNISTA DE VENEZUELA AL PUEBLO TRABAJADOR

    El pasado 13 de abril el pueblo venezolano, en combativa jornada cívico-militar, derrota el Golpe fascista del imperialismo norteamericano y sus aliados del bloque oligárquico. Esta importante victoria del movimiento popular y la mayoría de los sectores patrióticos de la Fuerza Armada Nacional, restableció la vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, rescató la institucionalidad democrática, restituyó a Chávez en la Presidencia de la República y desenmascaró el carácter reaccionario, neoliberal y esencialmente fascista del régimen encabezado por Carmona.

    Era la abierta tiranía del gran capital neoliberal, la que se intentó imponer en el país el 11 de abril. Ha sido el intento más serio de hacer realidad el plan que, desde el mismo inicio del gobierno de Chávez, empezó a fraguar la CIA y el Departamento de Estado norteamericano en alianza con fuerzas políticas reaccionarias (Primero Justicia, Proyecto Venezuela, Partido Unión, COPEI, Causa R, sectores de AD y el MAS de Puchi, cúpulas de Fedecamara y de la ilegítima CTV), oportunistas seudo revolucionarios (Bandera Roja) y núcleos antipatrióticos de la jerarquía militar y eclesiástica.

    Su esencia reaccionaria, sustentada en un engañoso discurso democrático supuestamente representativo de la «sociedad civil», quedó evidenciado en las arbitrarias y represivas medidas adoptadas por el dictador Carmona Estanga y las huestes sionistas-fascistas que le secundaban. Quedaron claros sus objetivos de hacer retroceder las conquistas populares de la revolución, liquidando la Constitución Bolivariana y derogando las leyes de la habilitante. El asesinato, allanamientos ilegales y vejatorios, el ensañamiento contra los Círculos Bolivarianos y la tortura fueron su sello distintivo. Asaltaron, destruyeron, incautaron bienes y silenciaron medios alternativos de comunicación. Con sus empresas de la información, en particular la televisión, manipularon y tergiversaron la realidad, mintiendo descaradamente. Asaltaron, con el sionista Capriles Radonsky a la cabeza, la Embajada de la hermana República de Cuba.

    El sionismo internacional, la reacción anti cubana de Mas Canosa y los paramilitares colombianos, jugaron relevante papel, junto a las bandas parapoliciales de Peña, Capriles Radonsky, Leopoldo López y Enrique Mendoza, en la premeditada provocación asesina que segó la vida a decenas

    de compatriotas. Los francotiradores eran para asesinar a Chávez o, en caso contrario, crear una situación que justificara la insubordinación de parte del generalato.

    El problema del Poder

    La confrontación no ha finalizado. Este es un nuevo episodio del largo combate de clase que está en desarrollo.

    El problema del poder no está resuelto.

    La contrarrevolución se reagrupa y continúa conspirando para hacer retroceder el progreso social y democrático del país. La lucha por una soberanía verdadera y por la construcción de la patria grande latinoamericana, que se abren como surcos profundos en la conciencia de los pueblos de nuestro continente, chocan con las apetencias de dominación del imperialismo norteamericano contenidas en el Plan Colombia, la Iniciativa Regional Andina y el ALCA.

    El bloque reaccionario busca transformar la derrota recibida de manos del pueblo, en fuerza de presión pública e internacional para evadir las sanciones, retomar la ofensiva, imponer una contrarreforma legislativa y acumular fuerzas para otra intentona fascista, utilizando de nuevo los instrumentos mediáticos y comprando adhesiones en la Asamblea Nacional.

    Diálogo y amplitud sin impunidad

    Reivindicamos el pleno respeto a las libertades democráticas, a la vigencia de los derechos humanos y al debido proceso, a la vez que exigimos firmeza en la aplicación de las sanciones legales a que se hicieron acreedores todos quienes insurgieron contra la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

    Diálogo sin impunidad! -Castigo ejemplar a los fascistas!

    Defensa de la Constitución para profundizar la revolución!

    Estas son las exigencias del pueblo venezolano. No actuar en esta dirección es contribuir a violar la Constitución, en cuya defensa el bravo pueblo derrochó valor y regó con su sangre heroica, una vez más, la tierra venezolana.

    Decimos sí a la amplitud, al diálogo y la unidad nacional para avanzar en la construcción de la patria buena, grande y soberana. Para ampliar y consolidar las conquistas democráticas del pueblo.

    Un proceso bolivariano reelegitimado

    Reivindicamos el carácter popular de las jornadas que lograron restituir las instituciones democráticas. El pueblo de civil desbordó con valentía los mecanismos de contención represiva y mediática impuestos por la dictadura neoliberal pro imperialista. Esta jornada elevó la conciencia política de las masas, haciéndolas más exigentes frente a las direcciones políticas del proceso.

    También es de destacar el relevante papel de la solidaridad internacional, tanto de América Latina, como de otros continentes, para cuyos pueblos la Revolución Bolivariana es punto de referencia en la construcción de un nuevo proyecto de sociedad.

    Asimismo, el pueblo armado (FAN) ratificó su papel de garante de la Constitución y la institucionalidad democrática. Es esta inequívoca vocación constitucionalista su única garantía para evadir tendencias reaccionarias que, como producto de las contradicciones sociales, una y otra vez surgirán en esa institución. Como dignos custodios de las armas de la patria y defensores de la nación venezolana, continuemos forjando el ejército de libertadores que nos legó Bolívar, cuya esencia es incompatible con la reaccionaria «doctrina de la seguridad nacional» yanqui.

    La resistencia y movilización victoriosa del pueblo civil y militar, reafirma la legitimidad del proceso de cambios progresistas y del liderazgo del presidente Chávez. Ello nos obliga a considerar crítica y autocríticamente todas nuestras actuaciones, asumiendo los correctivos a que hubiere lugar en la dirección de efectivamente consolidar y profundizar la revolución.

    Algunas propuestas

    No es tiempo de triunfalismos. Es la hora de la organización y la unidad popular. Las fuerzas democráticas, populares, patrióticas y revolucionarias tenemos la obligación histórica de garantizar la articulación orgánica en base a una plataforma ideopolítica, organizativa y de movilización que garantice:

    1. Constituir mecanismos de coordinación en todos los niveles e instancias, con el fin de lograr la cohesión y direccionalidad unitaria de las acciones del movimiento popular y revolucionario; a la vez, que fortalecemos el papel del Comando Político de la Revolución.

    2. Desplegar una ofensiva internacional dirigida a denunciar la intervención gringa en el fallido golpe militar. Declarar «persona non grata» al embajador Norteamericano en Venezuela, Charles Shapiro.

    3. Defender la Constitución para profundizar la revolución democrática y popular.

    4. Desarrollar una campaña contra la impunidad y por el castigo ejemplar a los fascistas.

    5. Fortalecer la unidad cívico-militar patriótica y democrática.

    6. Consolidar y desarrollar la organización de los Círculos Bolivarianos.

    7. Presionar la Asamblea Nacional con la movilización popular, para impedir la contrarreforma legislativa de las fundamentales leyes sociales de la habilitante (Tierras y desarrollo agrario, hidrocarburos, pesca, cooperativas, decreto de tierras urbanas, etc.). La defensa de la Ley de Tierras es un punto de unidad y acción que debe potenciar el papel de la Coordinadora Agraria Nacional Ezequiel Zamora (CANEZ).

    8. Que las masacres cometidas contra el movimiento popular no queden impunes.

    9. Que las empresas de información comprometidas en la conspiración, sean sancionadas. Hay que presionar la aprobación de la Ley de Contenidos y el establecimiento de una red de comunicación popular y alternativa.

    10. Que PDVSA se transforme en real instrumento al servicio del desarrollo soberano del país.

    11. Depurar las instituciones del Estado. Castigar la corrupción de cualquier signo y época.

    12. Desarrollar mecanismos reales de protagonismo, participación popular, control social y corresponsabilidad en la gestión de gobierno, avanzando en la construcción del poder popular y local.

    La propuesta cooperativista no puede quedarse en el simple enunciado.

    13. Aplicar, en conjunción con la FBT y la CUTV, una política que viabilice la reconstrucción y unidad orgánica del movimiento de los trabajadores, sustentada en el sindicalismo de clase. La Constituyente de los Trabajadores, la estabilidad laboral, la seguridad social, la salud ocupacional, la Convención Normativa Laboral por rama de actividad y la acción política directa en los centros de trabajo, son aspectos del plan que nos proponemos adelantar.

    14. Activar las instituciones responsables de formular políticas, programas y planes dirigidos a la juventud venezolana, a la vez que se impulse la reorganización del movimiento juvenil y estudiantil. Asimismo, prestar más atención al importante desarrollo del movimiento bolivariano de mujeres.

    II Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV)

    Caracas, abril del 2002.

    Fuentes: Documentos Históricos del Partido Comunista de Venezuela/Tribuna Popular, Diario Digital del Partido Comunista de Venezuela

    Envío de: PrensaPopularSolidaria ComunistasMiranda

    http://prensapopular-comunistasmiranda.blogspot.com

    NOTICIAS ANTICAPITALISTAS