Parla, una ciudad que se desmorona

Parla, ciudad con 126.000 habitantes, situada al sur de Madrid  da cada vez muestras de su desplome social, económico y político. Al frente de este fracaso esta la Izquierda Institucional  (PSOE-IU) que apoyándose en la inercia del día a día han ido hundiendo el municipio en las cotas más profundas de su historia.

Lejos de ilusionar, desaniman el surgimiento de iniciativas que revitalicen el alma colectiva de la ciudad. Salvo el recurso fácil del “Pan y Circo”, eso sí aderezado con alguna procesión, no van más allá. La apuesta todavía de un modelo de ciudad dormitorio es evidente con las propuestas de un nuevo PGOU no nato, que avergüenza a cualquiera que lo lee. Pues más allá de seguir construyendo vivienda no hay nada de apuesta a equilibrar la economía local con el desarrollo como apuesta clara de un tejido productivo que cree riqueza y empleo de calidad.

No resulta creíble solicitar como ha hecho la Izquierda Institucional  del apoyo del Gobierno regional  al desarrollo del denominado PAU 5. No es creíble, porque más allá de urbanizarlo hay que darle una peculiaridad al mismo, y ello no pasa precisamente el pedir un parque tecnológico aeroespacial como ha hecho IU. No lo es pues eso debió hacerse hace 10 años, cuando se comenzaban a definir los parques tecnológicos en nuestra región.

Y decimos que no son creíbles estas propuestas, pues los mismos que las lanzan son los que se encargaron de hundir el poco tejido industrial que nació como tal en los años 80. Son los que incumpliendo los acuerdos con el Gobierno Central y el Regional, ambos en manos del PSOE, decidieron suprimir las bonificaciones fiscales a los empresarios del único polígono industrial de promoción pública, y ello supuso el cierre y traslado a otras localidades de las empresas en él instaladas.

Una ciudad que se hunde, pero presume de Tranvía. De un moderno medio de transporte dicen, pero no cuentan que cada día acumule entre 80 y 90 mil euros de perdidas. Así las cuentas públicas no se sostienen cuando hay que destinas ya entre 9 y 9,5 millones de euros a sufragar la inversión de la UTE que lo construyo y lo opera. Ese es uno de los ejemplos más llamativos de la contradicción de la Izquierda Institucional en su modelo de gestión de una ciudad relativamente pequeña en distancias y que tiene un “trenecito” que gran parte del día va vacío.

No resulta tampoco soportable ver ahora a ciertas personas de la Izquierda Institucional al frente de las movilizaciones acuesta de la privatización del Hospital. Pues recordemos que muchos sabíamos que tras el proyecto de Esperanza Aguirre, estaba la Sanidad Privada, pero se le regalo el suelo, se les perdono impuestos, y todo para que al final no tengamos un hospital público y de calidad, sino uno barato de doble carta de servicios, y que además lo pagaremos todos y el beneficio ira a Puerto Rico.

Claro que si es cierto que Sacyr Vallermoso, propietaria del Hospital, ha presentado un ERE para finiquitar la relación laboral de todo el personal no sanitario dependiente de sus filiales Valoriza y Testa Hospitalaria Parla, seguro que eso explica la honda preocupación de algunos apaniguados militantes del PSOE que colocaron en su momento a gran parte de su parentela en él. Es comprensible pues lo de ir de la pancarta, no se trata de defender la Sanidad Pública, sino el trabajo de la parienta o del hijo enchufado en el Hospital.

Y donde quedo el espíritu combativo de Parla?

Lejos quedo ese espíritu de lucha y de reivindicación que tuvo Parla durante años. Lejos quedo el ejemplo solidario de un pueblo que se levanto cuando no tubo agua para beber. El ejemplo de un pueblo que no dudo en levantarse y protestar en Atocha ante la precariedad de las nacientes cercanías ferroviarias, que ahora nos las recortan y nadie protesta. Que lejos estamos de aquel pueblo que salio a la calle como una sola persona cuando la violencia dejo a dos vecinos muertos. Que lejos pues es hoy la Parla actual de aquella otra participativa, obrera, solidaria, hasta con aquel cura de La Paz al que le pusieron una bomba “por rojo”. Que lejos estamos de aquellos años que nos dignificaba ser de Parla y no ser unos “pijos” y desclasados que votamos a la derecha como si ella tuviese la barita mágica que resolviera nuestros problemas.

Pero no olvidemos que hoy la Izquierda Institucional ha contribuido a generar en gran parte el caladero de votos de la Derecha. Sus políticas han sido copias de las de la Derecha, la desmovilización social la ha propiciado esta izquierda institucional, el planteamiento urbanístico ha generado una clase de desclasados, de nuevos burgueses, que no lo son por mucho que lo pretendan, y son esos “desclasados” los que han terminado de contribuir a desdibujar la historia de Parla, su origen y su carácter de combatividad frente a los problemas. Es esa nueva población la que hoy ha contribuido a sostener el hundimiento que la Izquierda Institucional ha llevado a Parla.

Porque quien ha privatizado los servicios públicos en Parla?. Quien ha fomentado un desarrollismo propio de los años 60 que de un desarrollo racional y equilibrado?. Quien a contribuido a la destrucción del empleo en Parla?. Quien a tenido el sector servicios como motor económico de Parla y con ello el hundimiento el comercio tradicional de barrio?.

Son preguntas que solo tienen una respuestas: La Izquierda Institucional. Y para hacer frente es necesario construir alternativas, referentes políticos, sindicales y sociales que nos devuelvan el sentido de clase, y desde él construir una ciudad libre, solidaria y humana.

Unión Popular de Clase (UPK) de Parla

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS