Publicado en: 8 diciembre, 2015

Paris: Invasión Nazi 1940 e ISIS 2015. Mismo autor intelectual y económico, mismos traidores

Por hersh zakheim

Porque será, que cuesta tanto aceptar la verdad y se prefiere cerrar los ojos, envolverse en la mentira y la credulidad fácil, para no tener que luchar, por defender esa verdad. Porque será, que somos tan cómodos, que no queremos razonar. Porque será, que tenemos tendencia a ser rebaño.

Por Hersh Zakheim

NO BUSQUEN MÁS: En Paris, la invasión Nazi 1940 y  el ISIS  2015,  tienen el  mismo autor intelectual y económico y los mismos traidores franceses.

La realidad que enfrentamos,  es  que los medios de comunicación, y la propaganda occidental capitalista,  propiedad del Imperio anglo yanqui,  hacen lo que quieren  de nuestras ideas, las construyen  y destruyen  a voluntad.

Nos venden relatos e historias tan absurdas,  como las de Harry Potter. Y a muchos, casi a la mayoría,  como niños que despiertan a la vida, nos impelen a creerlas  a pie juntilla.

Hace ya varios años y muchos artículos  atrás,  que vengo insistiendo en que Hitler,  apareció en la historia y de inmediato fue cooptado  por el Imperio capitalista,  para cumplir una única función,   como el zángano de la abeja  reina y luego morir.

Atacar y si fuera posible destruir,  a la Unión Soviética y su experimento anticapitalista.

Pero curiosamente para mí,  pocos o casi nadie,  me acompañan en este análisis,  que estimo realista,  así que vuelvo a insistir,

Hacia unos pocos años que Mussolini había asomado su quijada en los balcones de Roma  con su creación del Fascismo,   la más ingeniosa idea de la posguerra del 1918,  para apoyar al capitalismo.

Por un momento también,   el Imperio anglo yanqui prestó atención a este nuevo adalid del Capital,  pero los italianos,  hacía mucho que habían dejado de ser  los eficientes y disciplinados  soldados,  de las Legiones Romanas.

Ahora se dedicaban a cantar óperas y canzonetas,   cocinar pasta en las tratorias,  gustar del vino y las mujeres. Y tratar de escaparse del Servicio Militar

No,  el Imperio no podía confiar en ellos para derrotar a la Rusia socialista.

Asi que la aparición de Hitler,  en la Alemania humillada en  la guerra interimperialista del 14 al 18, vino a solucionar el problema de tener un ejército disciplinado,  técnicamente capacitado  y   enceguecido con mentalidad de ovejas,  para cumplir la función de “sacar las brasas del fuego con manos ajenas” a las que esta acostumbrado el Imperio Anglo Yanqui .

La propaganda  del Imperio,  manejada por hábiles intelectuales, incipientes marketineros de aquellos tiempos,  nos envolvió en el cuento de que Hitler era producto de  la necesidad de una Alemania humillada de recobrar su dignidad y su fuerza.

Nos dijeron que Hitler,  era un francotirador un poco loco,  que se autoconstruía y autogobernaba   y hasta creador de su propia ideología,  que se nos vendía como novedosa.

Pero pocos razonaban que sus banderas,  entre ellas  el antisemitismo,  era casi tan viejo como los  judíos,  el nacionalismo alemán tenia siglos de existencia y la defensa  del incipiente  capitalismo estaba de moda y era  una necesidad vital del Capital, frente a la Revolución Rusa.-

Así que el Imperio adoptó a esa criatura,  apoyó al Adolfo con todo  su poder  económico,  los grandes millonarios norteamericanos  fueron  los mecenas: Ford,  Rockefeller, Morgan, Bush,  etc. lo ayudaron  a reconstruir sus fábricas de guerra,  su ejército  y a tomar el poder directamente.

El Imperio Yanqui, apoyó demagógicamente su avance en Austria  y Checoslovaquia,  y en especial cuando  en 1939  con el Ejército Alemán reconstruido,  se puso cumplir con el objetivo para él que fue diseñado, con  su ataque brutal,  despiadado  a Polonia y a los judíos,  en dirección hacia el Este.

Al mismo tiempo  cuando Hitler, avanzo hacia el Oeste,   “dulce  y  delicadamente”  casi incruento para un Ejército preparado para el crimen, contó con el apoyo tácito de los gobiernos capitalistas  occidentales,  y en especial en el caso de los traidores franceses como Laval y Pétain.

Y así entró en Paris en  1940.

La historia del Isis y sus ataques en Paris del 2015 no difieren mayormente en  su esencia con la aventura hitleriana.

El creador intelectual y económico  del ISIS,   el Imperio Anglo yanqui,   es el mismo.

Los objetivos,   independientes del momento histórico y la ubicación geográfica de los acontecimientos,  son los mismos,  atacar el poderío de Rusia ya no socialista para conquistar  su potencia energética,  territorial y eliminarla como enemigo potencial,  al poderío del Imperio.

Mientras se posesiona en petróleo y territorios  estratégicos,   en el ataque a Afganistán,  Irak, Libia, Siria   en el oriente y en combinación con Arabia Saudita, Turquía,   Israel,  que hoy ayudan al ISIS,  en reemplazo de los  gobiernos  occidentales que ayudaban disimuladamente a Hitler.

Y hoy está en Paris,  en reemplazo de Laval,  Hollande,   otro traidor,  en primer lugar a su propio pueblo,  llegado al Poder,  vendiendo una imagen de un socialdemócrata. Ahora transformada en un abyecto político de derecha,   pro OTAN,  pro capitalista, racista e imperialista.

El ataque de ISIS,  obedece a las misma razones  que Hitler protagonizo  en la Europa del 1940. Hacer sonar  los clarines de guerra que el capitalismo  necesita  para dominar  a los pueblos  por el terror.

Afectuosamente

Hersh  Zakheim

PS: Resulta interesante hacer notar,  que los sicarios del ISIS  no atacan a sus mandantes y financistas.

Ningún objetivo estadounidense,  fue atacado  en Paris hasta ahora, y los miembros norteamericanos de la Banda de Rock Eagles of Death Metal,   confiesan asombrados,  como salieron vivos e intactos del  Bataclan, estando frente a los atacantes armados con ametralladoras, que esperaron a que ellos se fueran,  para empezar a disparar al público.

-->
COLABORA CON KAOS