Paraguay Urgente: Incendio en la cárcel-tumba de Tacumbú donde se hacinan presos políticos y sociales: Hasta ahora se han encontrado cinco muertos

Publicidad

Cinco cuerpos calcinados fueron encontrados dentro del penal de Tacumbú, informaron los Bomberos Voluntarios. Hasta el momento se desconoce las identidades de los fallecidos.
Entre los heridos se encuentra Gustavo Lezcano, uno de los seis militantes paraguayos presos que fueron extraditados desde Argentina.
Loa cuerpos estaban en el sótano de la cárcel. Foto: Jhojhanni Vega ÚH.
Suman doce los reclusos heridos tras el incendio en el penal de Tacumbú
Doce reclusos heridos fueron derivados a centros asistenciales tras el incendio registrado en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú. Hasta el momento se confirmó un solo fallecido, Blas Gaona, funcionario del penal.
El incendio se originó durante la madrugada de este viernes. Foto: G. Irala.
En el Hospital del Quemado son atendidos diez internos del penal. Estos son Dionisio Amarilla, Juan Roberto Taboada, Roberto Mora, Héctor Mora, Antonio Benítez, Darío Román, Eduardo Franco, Juan Aníbal Franco, Pastor Centurión y Gustavo Lezcano.
Amarilla fue el primer recluso auxiliado. Tiene quemaduras en el rostro y manos, y se encuentra en Terapia Intensiva. En tanto, se desconoce el estado de los demás pacientes.

En el Hospital de Trauma son asistidos dos reclusos identificados como Teodoro Cuevas y Jacinto Coronel. Los mismos están con lesiones leves por inhalación de humo y reciben control médico, hidratación, suministro de oxígeno y están bajo observación, informó el médico Luis Carlos Báez a ÚH.

El incendio comenzó alrededor de las 5.30 y fue controlado cerca de las 8.00. Los bomberos siguen trabajando en el enfriamiento del lugar, además deben retirar aún los escombros tras el derrumbe de una parte del techo de la zona del siniestro.

Incendio en Tacumbú. | Foto: Gracianiano Ir

De la Gremial de Abogados de Argentina:

Nos llegan dolorosas, conmocionantes, pero no sorprendentes, noticias e imágenes desde el Penal de Tacumbú, en Asunción del Paraguay.
Las condiciones de precariedad, miseria, abandono, total desinterés por la vida y la dignidad humanas, en que se obliga a vivir a miles de presos, no sólo en el Paraguay, cotidianamente nos enfrentan a estas masacres “accidentales” o represivas. El origen de cada una de ellas es variable y, en realidad, irrelevante.
A nadie le importan demasiado y seguimos adelante.
Al centro mismo de la mierda de Tacumbú enviaron el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la Corte Suprema de la Argentina y el Juez federal Lijo, a seis militantes campesinos perseguidos por razones políticas por la “democracia” stronista del Paraguay. Con el indiscutible argumento de que, torturar, se tortura en todos lados; y las cárceles también son una mierda, tanto allá como aquí.
Justamente, en el taller en donde uno de ellos, Gustavo Lezcano, trabajaba y vivía, se desató esta madrugada, el incendio que dejó un saldo de varios muertos, desaparecidos y heridos. Y que por supuesto, deja como “saldo colateral”, las mentiras, el ocultamiento, el encubrimiento y el desprecio.
Allí está el gobierno paraguayo, “pidiendo” (sic) a los militares que trasladen una parte de los presos a los cuarteles.
Allí está alguna ministra a cargo, minimizando la muerte y el horror.
Las fotografías que acompañan desmienten sus pretensiones de minimizar lo que ha sucedido, particularmente la de que existe una sóla muerte, de un carcelero.
Ninguna novedad.
Tampoco son novedosas las imágenes; ante ellas, nos llamamos, al menos por ahora, a silencio. Las palabras, a esta altura, nos saben también a la misma mierda de los sistemas carcelarios de nuestra América, a la mierda de la impunidad con que el poder se descarga sobre los luchadores populares. A la mierda que, algún día, deberán probar políticos y jueces responsables de tanto dolor y tanta infamia.
Seguimos atentos a nuestros compañeros de las cárceles paraguayas.

Ordenan mudar a presos y piden apoyo de FFAA

El Ministerio de Justicia realizará en el transcurso del día el traslado de presos de la prisión de Tacumbú. Se trata de una medida de urgencia derivada de un incendio de grandes proporciones que comenzó en el pabellón de internos de la tercera edad.Voraz incendio en la prisión de Tacumbú. / Gentileza Ampliar

Walter Jara, director de Comunicaciones del Ministerio de Justicia, comentó que la ministra Carla Bacigalupo dispuso que internos de Tacumbú sean trasladados a cárceles que tienen un menor nivel de hacinamiento. Dijo a los medios en las afueras del penal que la medida obedece al incendio que se inició este viernes y que obligó a las autoridades a montar un gran dispositivo del que participaron bomberos, policías, guardiacárceles y paramédicos.

El funcionario afirmó que el traslado se realizará en el transcurso del día, aunque no precisó cuántos internos serán derivados ni mencionó a qué reclusorios serán trasladados. Por el momento, el vocero de la institución señaló que se confirmó que el siniestro dejó una persona herida que fue derivada a un centro asistencial. Walter Jara manifestó que el fuego se está controlando y confirmó que comenzó cerca del pabellón de presos ancianos.

El entrevistado aprovechó el diálogo con los medios para dar un mensaje a los militares que hasta el momento se oponen a implementar un plan de acoger a presos para descongestionar la prisión de Tacumbú. “Respetamos a las Fuerzas Armadas, pero esperamos que con este accidente que ocurrió nos den una mano, que nos permitan trasladar a presos a los cuarteles”, sostuvo Walter Jara.

En el colmo de la desfachatéz la Ministra Bacigalupo declaró: “Solamente hay un muerto, tranquilícense”

“Solamente un muerto, tranquilícense”, dijo la ministra de Justicia, Carla Bacigalupo, al intentar calmar a los familiares de presos que permanecen apostados frente al penal donde se desató un incendio que dejó un fallecido, un herido y dos desaparecidos.

NOTAS RELACIONADAS

Según el diario derechista de Paraguay “ABC color”: La ministra Carla Bacigalupo acudió hoy hasta el penal de Tacumbú, donde esta mañana se registró un incendio en el que murió el jefe de seguridad del penal identificado como Blas Gaona, un funcionario con 22 años de antigüedad.

Las primeras informaciones indican que Gaona murió por inhalar demasiado humo, ya que entró al incendio para abrir la puerta de una celda con el objetivo de salvar a los internos. “Falleció un gran héroe, una persona comprometida”, dijo la ministra en una primera intervención ante la prensa.

Al ser consultada sobre más datos referentes al siniestro, la ministra perdió la paciencia y dijo: “Yo voy a hablar ahora y después ustedes me van a preguntar”. Posteriormente -ya en presencia de los familiares de internos que aguardaban por noticias en medio de una gran incertidumbre- expresó: “Tranquilícense, solamente un muerto hay”.  Luego la realidad desdijo a esta ministra a la que le interesa poco la vida de los detenidos y sí la del funcionario al que considera un “héroe”. Ya van 5 muertos en la lista que hay que cargar al gobierno corrupto y fascistoide de Horacio Cartes.

Llamativa demora en alerta de incendio

El capitán de Bomberos, Rubén Valdez, afirmó que el sistema de alerta recibió la notificación del incendio en Tacumbú alrededor de las 6:15 de este viernes. La Policía, sin embargo, avisó que el siniestro se inició a las 5:30. Hubo una llamativa demora.

Valdez informó esto a radio ABC Cardinal cerca de las 6:45. “La información la recibimos hace 20 ó 25 minutos quizás, a través de la central de emergencias”, había dicho el capitán de los Bomberos Voluntarios.

Un oficial de Policía aseguró que el incendio se registró alrededor de las 5:30 de este viernes, por lo que hubo una brecha de 45 a 50 minutos en la notificación a los Bomberos Voluntarios. Fue durante ese tiempo en el que el jefe de seguridad, Blas Gaona, asistió a los presos para evacuarlos y perdió la vida en el proceso. Los enfermeros lograron asistir a Gaona recién alrededor de las 7:00, según se observó en los medios de comunicación.

La situación cuestiona duramente el sistema de alarma y advertencia de la cárcel más importante del país y deja la duda de si la vida de quienes fallecieron pudo haberse salvado si se avisaba con antelación del incendio.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More