Paraguay. Presos políticos en huelga de hambre al borde de la muerte

Los 12 campesinos en huelga de hambre desde hace 55 días están al borde de la muerte, según la doctora Esperanza Martínez, quien junto al ex presidente Fernando Lugo, los visitó el 15 pasado. Los campesinos son sobrevivientes de la masacre de Curuguaty, acontecimiento en que en junio pasado murieron 11 campesinos y seis policías. Luego de este suceso, Lugo fue sometido a un juicio político relámpago y destituido por el parlamento. Las organizaciones sociales acusan a los partidos tradicionales de haber montado la masacre, con el único propósito de destituir de Lugo.

“Están muy deteriorados. Estuvimos primero visitando a los presos que están en la cárcel de Coronel Oviedo y después nos dirigimos al Hospital Regional, ubicada en esta ciudad. Según observé, uno de los jóvenes es el que está en peor situación”, relató la ex ministra de salud del gobierno de Lugo. “Las lesiones cerebrales podrían ser irreversibles con el tiempo. Realmente si no aceptan ningún tipo de intermediación, corren el riesgo de fallecer en las próximas semanas. Uno de ellos, ya perdió como 17 kilos y medio y la otra persona, cerca de 14. Están con hipotermia, es decir, con poca temperatura. Es que el organismo trata de gastar la menor cantidad de energía, ya que trata de proteger los órganos vitales como el corazón y el cerebro. De este modo, baja la temperatura y la frecuencia cardiaca. Se observa también un cierto estado de confusión mental, debido al gran deterioro en que se encuentran”, concluyó la doctora Martínez. Los campesinos son considerados prisioneros políticos por organizaciones de derechos humanos, y unos 30 fueron declarados prófugos por la fiscalía, tras el episodio de Curuguaty.

El abogado defensor Guillermo Ferreiro acusó a la fiscalía de irregularidades en las investigaciones por negarle el acceso a la carpeta con los expedientes y las supuestas pruebas obtenidas. Reiteró su apoyo al informe paralelo presentado sobre los hechos por la Plataforma de Estudios e Investigación de Conflictos Campesinos, confeccionado por un grupo de juristas y personalidades. Ese documento eximió a los campesinos de responsabilidad en la muerte de los policías y dijo que francotiradores no identificados realizaron los primeros disparos con armas automáticas nunca halladas, lo que originó sospechas de una maniobra política.

“Si muere alguien, tiene que caer más cabezas, empezando por arriba. El pueblo no soportará más muertes. Esto es grave”, dijo el sacerdote jesuita Francisco Oliva, refriéndose a la difícil situación de los presos políticos.

Bernardo Coronel

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=159388&;titular=presos-pol%EDticos-en-huelga-de-hambre-al-borde-de-la-muerte-


Paraguay: exigen la liberación de campesinos presos y en huelga de hambre

(PL)

15 de noviembre de 2012.- Organizaciones sociales paraguayas se concentraron hoy frente a la fiscalía de la Nación para reclamar la liberación de campesinos presos y en peligro de muerte por la huelga de hambre iniciada hace 50 días.

Los manifestantes denunciaron que los labriegos fueron detenidos hace casi cinco meses después del sangriento desalojo llevado a cabo en el distrito de Curuguaty, a unos 240 kilómetros de esta capital, con balance de 11 campesinos y seis policías muertos y más de 70 heridos.

Paralelamente, se efectuaron marchas de protesta en diversas ciudades del interior del país con similar reclamo y denuncia de la vinculación del fiscal que lleva la causa con el latifundista propietario de las tierras escenarios de la cruenta intervención policial.

El hecho fue utilizado para la destitución del presidente constitucional, Fernando Lugo, y denunciado como parte de una operación política con la participación de elementos armados aún sin identificar.

Los 12 campesinos que permanecen presos en la cárcel de la ciudad de Coronel Oviedo realizaron ya numerosas protestas por sufrir un proceso judicial irregular y cuatro de ellos se encuentran en grave estado de salud por mantenerse en huelga de hambre.

La pérdida de hasta 14 kilos de peso, la reducción de su masa corporal y su manifiesta debilidad, obligaron a un juez a ordenar que los huelguistas fueran internados en un hospital por encontrarse prácticamente al borde de la muerte, dijeron familiares y abogados a Prensa Latina.

En Asunción, los participantes en la protesta, acompañados por abogados defensores de los presos, cerraron las calles aledañas a la fiscalía y entregaron al Fiscal General, Javier Díaz, un petitorio por la liberación de los detenidos.

Igualmente, le hicieron llegar la acusación contra Jalil Rachid, fiscal encargado del caso por ocultar pruebas y por otras irregularidades que benefician a los verdaderos culpables de lo ocurrido.

Los presos fueron visitados en su lugar de encierro por Lugo, quien expresó la solidaridad con ellos del Frente Guasú, coalición de partidos y movimientos de izquierda que preside.

 


NOTICIAS ANTICAPITALISTAS