Paraguay: Otro caso de Impunidad. Caso Ykua en peligro de extinción

Publicidad

&nbsp La Coordinadora de organizaciones de victimas de Ykua Bolaños emitió el siguiente comunicado en el que relata el accionar de jueces, funcionarios, de los dueños del supermercado y de una parte de la sociedad para encubrir la cadena de responsabilidades. La última batalla judicial se librará en la Corte Suprema de Justicia. Los familiares reclaman una sentencia favorable. Sino, “nada evitara que el poder judicial paraguayo sea también ‘quemado’ ante el mundo”, anuncian con absoluta lucidez.
&nbsp
COMUNICADO
&nbsp
Nuestro caso no es el único que execrablemente cae «en gorra» judicial paraguaya, también lo han padecido las miles de victimas de la dictadura que hasta hoy deben soportar a sus más desalmados represores repatriados impunemente, o las también patriotas victimas del marzo paraguayo que encima de ser vilmente asesinadas ahora obligan a sus familiares a pagar las costas de un juicio sobornado, politizado y aberrante, o las miles de personas que padecen detestables injusticias a manos de juece$ y fiscale$ vendidos al mejor postor, dentro de un si$tema judicial incapaz o sin interés en extirparse sus podredumbres y empoderarla en manos de los magistrados mas íntegros y valientes que también los hay.
&nbsp
Todo el mundo vio que aquel domingo en el Ykua Bolaños no fue ficción, allí ocurrió uno de los incendios mas trágicos de la historia donde sucumbieron casi 400 personas (mas de 100 niños), se quemaron otras 500 personas, por dondequiera mostraron en televisión -como en películas macabras- a cientos de personas atrapadas en aquel perverso infierno, y otras tantas, procurando romper puertas y vidrios para salvar vidas…
&nbsp
Además mostraba a los dueños del súper acarreando en un maletín todo lo recaudado (video que luego misteriosamente desapareció). Nadie puede olvidar imágenes tétricos de los cuerpos calcinados de inocentes niños, de mujeres embarazadas con sus pequeños fetos salidos de sus vientres, de seres humanos aterradoramente carbonizados aferrados de los gruesos barrotes que les impidieron escapar.
&nbsp
En estas masacres de la Dictadura, del Marzo Paraguayo y de Ykua Bolaños, nadie amparó los «derechos humanos» de las victimas, como hoy re$guardan con arrogancia a los criminales victimarios, con el abusivo manoseo de la ley y los procedimientos jurídicos por parte de abogados renombrado$, fiscales y jueces ineptos o venale$ que negocian impunidad a través de las tantas formas de burlarse de la justicia por «la vía legal».
&nbsp
Pretendíamos que la sobreabundancia de pruebas y testimonios bastarían para alcanzar condenas ejemplificadoras, pero hoy nuestros verdugos pasean triunfantes por doquier, con actitudes soberbias y burlándose de la justicia, de la memoria de tantos muertos y de la patria que soñamos.
¿Por qué el «poderoso Don Dinero» nos esta venciendo? No esta venciendo:
&nbsp
1. Porque las autoridades que nos prometieron velar por la correcta marcha del proceso nos han dado las espaldas y la han dejado como «terreno de nadie»;
2. Porque es este país todo es compra-venta, las sentencias también, y nosotros nos negamos a ofertar en este remate, ni aunque quisiéramos no podríamos competir contra los millones de nuestros verdugos;
3. Porque hasta gran parte de la sociedad ha tomado una actitud indiferente ante este tipo de hechos y ha abandonado el control social sobre sus instituciones y autoridades. Y principalmente..
4. Porque por algún so$pechoso motivo la In-Justicia Paraguaya sigue negando lo que fue probado y evidente ante la atónita mirada del mundo entero;
Claro que también hemos conocido magistrados honestos y comprometidos con la verdad, pero fueron mayores las decepciones, por las mas de 70 inhibiciones (sin parangón en el mundo), o por la sentencia aberrante de Manuel Aguirre y Elio Ovelar, pero lo peor nos ocurrió en el tribunal de apelación, donde sus miembros Arnaldo Martínez Prieto, Miryam Peña (principalmente) y Vicente José Cárdenas Ibarrola manifestaron un claro desprecio hacia las víctimas, calificándonos de vándalos y abrogándose el mérito de «restablecer el $istema jurídico del país» liberando a los Paiva de toda culpa y pena.
Tras el nefasto veredicto de anular la sentencia anterior y dar «sobreseimiento definitivo» a los Paiva, estos juece$ encajonaron -sin justificación- el caso por siete meses, tiempo en que aprovecharon en darse paradisiacos viajes al exterior para a su vuelta declararse incompetentes en seguir tratando la causa Ykua -dictamen de dos insignificantes hojas-. No conformes con el tiempo perdido deciden devolver la causa Ykua para atrás, al tribunal de sentencia anterior al que ellos calificaron de «ignorantes», en vez de enviarlo ya a la sala penal de Corte Suprema como correspondía.
&nbsp
Será simple negligencia hacer perder siete meses a una causa en inminente extinción, para luego declararse incompetente y errar de nuevo en enviarlo «para atrás» a un tribunal inferior también «incompetente».
&nbsp
¿Será que no hay algo más detrás?
&nbsp
Sospechamos que siiii. Sus hechos evidenciaron siempre «parcialidad manifiesta» y favorecieron aviesamente la extinción sin que ningún órgano jurisdiccional como la Superintendencia de Justicia ni el Jurado de Enjuiciamiento los investigara siquiera. Todo apunta a que estos juece$ protegido$ deben seguir actuando impunemente per secula seculorum.
&nbsp
La última batalla de nuestra causa (en la instancia nacional) se librara en la Corte Suprema de Justicia, en cuyos miembros muy a regañadientes no nos queda más que confiar, pues su sentencia favorable a nuestros pedidos de casación, apenas permitirá que nos llegue una «migaja» de justicia, pero en caso contrario será un escarnio a todo el si$tema y nada evitara que el poder judicial paraguayo sea también «quemado» ante el mundo, al haberse prestado al bastardeo en la sentencia benevolente en este infame homicidio colectivo y sancionará al estado paraguayo a condenas sin precedentes.
&nbsp
Seguimos confiados en que una parte de la sociedad y desde sus diferentes tareas nos seguirá apoyando en la etapa final de nuestro «via crucis», a ellos/ellas que nos acompañaron en los momentos mas difíciles de nuestras vidas, no importa que ideologías o creencias profesen pues se pusieron al lado de la vida, les decimos que nuestros Ángeles del cielo y nosotros en la tierra y por lo que nos queda de vida estaremos perpetuamente agradecidos.
&nbsp
La Vida no tiene Precio.
Sin Justicia no hay paz.. Otro Ykua Bolaños Nunca Mas…
Coordinadora de organizaciones de victimas de Ykua Bolaños
ycuabolanos@gmail.com
www.ycuanuncamas.org
AGENCIA DE COMUNICACIÓN&nbsp RODOLFO WALSH

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More