Paraguay Misión Cloc-Vía campesina visita país para conocer situación de la población después de golpe de Estado

Del 2 al 7 de este mes, campesinos y campesinas delegados de la coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (Cloc) y de Vía Campesina Brasil, Chile, Argentina y Colombia constituyeron una misión que estuvo reunida en Paraguay. El objetivo fue conversar sobre la situación política que enfrenta el país después del ‘golpe parlamentario’ del último día 22, que sacó a Fernando Lugo del poder.

Durante estos días, los/las participantes acompañaron a las organizaciones sociales, indígenas y campesinas locales y recibieron testimonios e impresiones para saber cómo camina la vida de la población después de los últimos acontecimientos ocurridos en el país.

Uno de los temas descubiertos durante la visita de la misión fue la gran concentración de tierras, las luchas cotidianas de los indígenas y campesinos/as por un pedazo de tierra para promover su sustento y las consecuencias que trae este modelo acumulador.

Uno de los motivos que supuestamente llevaron a la destitución de Fernando Lugo -la masacre de Curuguaty- está justamente vinculado a esta concentración de tierras en manos de unos pocos. En declaración pública, la misión de la Cloc – Vía Campesina dice que averiguó, mediante denuncias de habitantes locales, que la masacre fue planeada por los golpistas para justificar el juicio político y que ya estaba armada desde hace algún tiempo.

Familiares y líderes campesinos aseguran que había desconocidos en el sitio y que antes de la masacre un helicóptero oficial hizo disparos. Además, los tiros recibidos por las víctimas se concentraron en la cabeza, en el cuello y en el corazón.

En la declaración se repudia el hecho de que este acto fue «aprovechado por parlamentarios y grupos económicos quienes enjuiciaron políticamente al presidente luego de 23 amenazas de hacerlo, y de haberle colocado todas las trabas posibles desde su candidatura, su elección y gestión de gobierno terminando en su derrocamiento en un juicio expreso en el que los parlamentarios pasan por encima de la voluntad democrática de quienes eligieron al presidente”.

Otro hecho puesto a consideración durante la reunión con los movimientos fue la postura adoptada por el gobierno golpista. Según denuncias, la actual gestión ya está tomando decisiones para favorecer al capital, entre ellas la no tasación de grandes productores de soja, la habilitación de la producción de cultivos transgénicos, el incentivo del negocio de agrotóxicos y un alto subsidio al costo de la energía para la empresa explotadora de aluminio Río Tinto.

Como no podía dejar de ser de otra manera, también ya se observó la ingerencia de intereses estadounidenses en el país con el objetivo de debilitar iniciativas que estimulan otros modelos de vida y de abatir a gobiernos de países vecinos que están buscando nuevas formas de integración y cooperación regional. Unas de las formas de persecución se dan mediante ataques a medios de comunicación comunitarios y alternativos y la persecución de dirigentes.

A pesar de todos los problemas y dificultades -se señala en la declaración pública- los movimientos campesinos y sociales están dispuestos y decididos a luchar por el retorno de Lugo a fin de defender la real democracia y los intereses de los más pobres y oprimidos ante los intereses de los grandes capitales nacionales y transnacionales.

«Consideramos que hoy más que nunca debemos incidir en todos los escenarios para que se restablezca el gobierno democráticamente elegido, como lo han exigido y solicitado organismos como Unasur, Mercosur y Alba, también los intelectuales, organizaciones y redes sociales del Paraguay, del continente y del mundo”, afirman.

Traducción: Daniel Barrantes – barrantes.daniel@gmail.com«>barrantes.daniel@gmail.com

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS