Paraguay. Enfoques cooperativos; Hoy: ¡Detengan a la bestia depredadora suramericana: Brasil!

Publicidad

“De acuerdo con las disposiciones del artículo XIII [6], Paraguay, que consume alrededor un 5% por su parte de la energía producida a Itaipú, se encuentra inmediatamente perjudicado: se obliga casi a vender el excedente de alrededor de un 95% a Brasil al precio de coste”.Cécile Lamarque.

“La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía”, es el eslogan de la página correspondiente a esta empresa de carácter binacional creada por el tratado del año de 1973 entre Paraguay y Brasil, cerca de la frontera con la Argentina. Produce, según informan “Itaipu Binacional es líder mundial en la producción de energía limpia y renovable, habiendo producido más de 2,6 billones de MWh desde el inicio de su operación, en 1984. Con 20 unidades generadoras y 14.000 MW de potencia instalada, suministra alrededor del 15% de la energía consumida en Brasil y el 90% de la utilizada en Paraguay”.

“En 2018, la generación de energía fue de 96.585.596 Megavatios-hora (9,6 millones de MWh), su cuarta mejor marca histórica. En 2016, Itaipú produjo un total de 103.098.366 MWh (103 millones de MWh), un nuevo récord mundial en generación anual. Su mayor producción anterior fue establecida en 2013, con 98.630.035 MWh.”

 

Es, en consecuencia, y de acuerdo al tratado en un 50 por ciento para ambas naciones, la principal potencia de Paraguay. Significa para Paraguay la formidable y concreta posibilidad de despegue industrial, salir del subdesarrollo y dependencia.

Precisamente ese es el dilema actual que enfrenta la nación paraguaya frente al denominado Sub-imperio suramericano, Brasil.

Actualmente se ha desatado una enorme controversia al ponerse a luz un nuevo tratado alcanzado bajo la oscuridad y el secretismo infame hacia el pueblo, único dueño de tal bien público paraguayo.

Desde el mismo momento de su primer tratado bajo la cruel y despiadada dictadura stronista de los años 1970 corrió mucha sangre, sudor, represión inmisericorde y pobreza creciente y lo más inaudito: ¡Sin luz!

Los barrios pobres y marginados de Asunción, capital del Paraguay, pagan la luz eléctrica más cara y deficiente, los cortes son frecuentes y prolongados. En el interior, en el campo, los campesinos no gozan de esta necesidad humana. La industria no se desarrolla. Los componentes ejecutivos de la empresa binacional, amigos, parientes y amantes de los políticos, como es de público y desvergonzado conocimiento, alcanzan los mejores salarios.

Ahora, el episodio desatado por consecuencia del conocimiento desventajoso del nuevo y reciente acuerdo entre ambos presidentes conlleva un incierto final, pero para el pueblo implica imperiosamente detener a la bestia depredadora suramericana, Brasil, porque compromete su presente y futuro promisorio.

Según el diario ABC color de Paraguay, el senador Jorge Querey (Frente Guasú) dijo que “El Presidente debe deshacer este acuerdo para evitar una agitación en el país que podría derivar a un juicio político”. Ignoramos cuánto de verdad podría darse en esta manifestación, pues podría ser un canto de sirena y terminar en el famoso “opá reí” (termina sin resultado).

Y lo más preocupante es lo rematado por el senador “El Presidente debe deshacer el acuerdo. Deben encontrar la vía por la cual deshacer este acuerdo. Ese documento solo firman dos embajadores y no tiene validez jurídica, salvo que exista otro documento oculto que no están queriendo mostrar”.

Por último, manifestó el legislador “Vamos a llevar a una votación, y allí vamos a ver quién está a favor de una entrega desvergonzada de un patrimonio nacional importante que puede marcar nuestro desarrollo por los próximos 40 años. La ciudadanía se está movilizando, y esto va a crear una agitación que si el Presidente de la República no controla, sí configuraría razones para un juicio político”.

Otro periódico-UH- publica que “El ex titular de la ANDE, renunciante, por cierto, Pedro Ferreira, confirmó –durante una reciente charla que brindó– que “hubo mucha presión por parte de Eletrobras para la suscripción del acuerdo entre Paraguay y Brasil, que fija la compra de potencia de la Itaipú para los próximos años” Petrobras es la empresa brasileña.

Es la vuelta de los imbéciles incorregibles que cabalgan Nuestra América desperdigando penurias e infortunios a la otrora gran nación paraguaya. Y de este modo el grito profundo de los pueblos humillados resuena actual: “¡Sólo el pueblo salvará al pueblo, Karajo”!!!

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More