Paraguay. Campesinos inician hoy protestas en carreteras

20

Contingentes de campesinos paraguayos inician desde hoy protestas en carreteras del país como parte de las movilizaciones previas a la huelga general del próximo miércoles.

Los labriegos desarrollarán cortes intermitentes del transito en las rutas que conducen a Asunción desde distintos departamentos antes de comenzar mañana la marcha hacia la capital del país, la cual hará coincidir a sus distintas columnas el miércoles en la plaza frente al Congreso Nacional. En ese lugar, sede del acto central por el paro nacional convocado, les esperarán los trabajadores de los numerosos sindicatos agrupados en seis centrales sindicales que llamaron a llevar a cabo la mayor demostración de rechazo a la política económica y social del gobierno de Horacio Cartes.

Los dirigentes campesinos rechazaron que la Policía Nacional escolte la marcha, dijeron que sus propios cordones de seguridad impedirán infiltración de interesados en fomentar violencia y sus manifestantes enarbolarán garrotes de madera como señal de rebeldía a pesar de la inicial prohibición policíaca.

Además de las actividades que continuarán en siete departamentos del interior de la nación, el grueso de la marcha campesina llegará aquí en la tarde del martes, realizará un acto en el lugar de concentración inicial y partirá el miércoles temprano hacia el Parlamento. Mientras tanto, la Policía Nacional anunció que movilizará la totalidad de sus 26 mil integrantes, incluyendo las fuerzas antimotines y la Policía Montada para mantener el orden en la capital del país dado el alto nivel de adhesión previsto para la huelga.

En medio del debate político llamaron la atención declaraciones de Mario Melanio Medina, obispo de los departamentos de Misiones y Ñeembucú, quien declaró su apoyo a la huelga y afirmó que es necesario «gritar y decir algo» pues en el país hay muchas cosas a corregir y las soluciones no se avizoran. Se pronunció contra la impunidad y la corrupción que hacen pobre al pueblo y puntualizó la responsabilidad de eliminarlas de los poderes Ejecutivo y Judicial como del Congreso, al cual le señaló con una negativa imagen ante la ciudadanía.