Publicado en: 28 octubre, 2015

Panamá: Sobre los estudiantes acusados de terroristas que tienen más de 100 días presos

Por frenadeso

Asiste Marcha jueves 29 de septiembre 4:00 p.m. Parque Porras

En el Día del Estudiante, para comprender lo que sucede en el Nido de Aguilas

Es indescriptible la unidad y la solidaridad de los padres de institutores. Hemos sido testigos de sus angustias y dolor.

A cuenta gotas salen de la cárcel y se unen entre abrazos y lágrimas a sus familiares y compañeros.

Los padres de los institutores apoyan a los padres cuyos hijos siguen presos. Ellos siguen la lucha. Liberaron a 7, pero nos faltan 3.

Los padres han debido soportar el escarnio público, la calumnia y el maltrato de los medios de comunicación. Pero no bajan la cabeza.

Estos humildes padres de institutores siguen con dignidad su lucha. Esperan se haga justicia. No duermen pensando en sus hijos que hoy cumplieron 104 días en prisión.

Es importante señalar, frente a mentiras vertidas, que está muy claro en el expediente que:

• Ninguno de los detenidos lanzó en un tinaco de basura el artefacto incendiario que de manera fortuita quemó al valioso y luchador profesor Arturo Adames y a la niña estudiante.

• No se ha podido comprobar la participación de los detenidos en los hechos ni que son terroristas.

• No se ha podido comprobar que exista una organización terrorista ni a los estudiantes se les encontraron armas.

• Algunos de los detenidos ni siquiera se encontraban en el plantel cuando se dieron los hechos.

• Los 3 estudiantes que siguen detenidos no lo están por los hechos acaecidos en el Instituto Nacional, sino porque le encontraron canciones de Calle 13, discursos del Che y Salvador Allende y películas de contenido revolucionario. Y con ello pretendieron armar un caso de terrorismo.

Además como afirma el reconocido penalista y ex Procurador General de la Nación, Lic. Rafael Rodríguez, que calificó de “canallada” los cargos de terrorismo contra los estudiantes, todos los testigos dicen lo siguiente:

A- Que no pueden distinguir a los estudiantes acusados.
B- Que estaban en el salón de clases y por lo tanto, no se enteraron.
C- Que estaban con otros profesores y no se dieron cuenta.
D- Que no pueden acusar a nadie en particular porque, no los pueden identificar.

“En cuanto al video que se está utilizando como prueba me imagino que existen muchos más, lo cual hace de este medio de prueba, que el mismo sea “amorfo”.

“En ninguna legislación del mundo una manifestación, la cual puede ser una amenaza, es delito y menos en Panamá. Así que las amenazas contra la vida del Presidente de la República, que fueron proferidas son inocuas, tontas, como para que se le dé un valor probatorio que no lo tiene”.

“Nuestro código no la contempla como un delito, ni siquiera como tentativa, porque tendrían que darse los pasos o inicios de ejecución y como lo hemos afirmado, es sólo una manifestación”.

“Los allanamientos no cumplieron con las formalidades legales, realizados en horas de la madrugada, lo cual está prohibido por la ley, toma de evidencias las cuales por la forma y manera que se obtuvieron, bien pudieron ser manipuladas.
No hay testigos contestes, por el contrario declaraciones incongruentes”.

“La detención de la cual han sido víctimas los estudiantes en forma indiscriminada es una canallada, fuera de todo orden jurídico que en cualquier país del mundo a menos que se viva bajo un régimen dictatorial, riñe con la violación a los derechos humanos en materia de detención preventiva”.

“ No hay duda, no existe equívoco: se quiere satanizar al movimiento estudiantil. Esta situación sólo se dio en el pasado con los gobiernos autoritarios y que la justicia se engendraba en los cuarteles militares. No podemos permitir este tipo de situaciones”.

Esta es la pura verdad sobre el caso del Instituto Nacional que ocultan los medios y las autoridades.

Las casas de los estudiantes fueron allanadas en horas de la madrugada (que es ilegal) y sin orden de allanamiento.

A los estudiantes se les llevaron equipos que en algunos casos ni siquiera eran de ellos, sino de sus padres y amigos.

Esta noche Ángel Miller, uno de los estudiantes liberados, no portó su uniforme porque en el allanamiento la Policía se llevó camisas y pantalones.

Muchos no lo saben, pero en el expediente las autoridades buscaban implicar a profesores, incluida la víctima, el profesor Arturo Adames, su esposa y la representante del Capítulo de ASOPROF en los supuestos actos de terrorismo.

En sus declaraciones la rectora y autoridades de MEDUCA los señalan como azuzadores y de haber participado en la confección del video difundido ampliamente por los medios de comunicación. También hace señalamientos contra la ex presidenta de la Fundación pro Instituto Nacional Anais Morán.

Más de 40 docentes y administrativos fueron mencionados por la rectora en el expediente tratando de implicarlos. Algo totalmente absurdo, pero muy grave.

Esto nos hace suponer que detrás de los eventos había una fuerza siniestra que, aprovechando el malestar del estudiantado por el pésimo estado de la infraestructura escolar, los actos de provocación constante con las requisas y los abusos de inspectores y policías y el impedimento a los estudiantes a organizarse, pretendía otros propósitos: Cerrar y vender el Instituto.

Pero también sentar el precedente de juzgar y condenar por terrorismo a jóvenes estudiantes para así justificar la misma medida contra luchadores sociales.

Recordemos cuando alegremente la Procuradora y el Director de la Policía anunciaban en conferencia de prensa que los estudiantes serían acusados de terrorismo. Prueba de hasta donde ha llegado la justicia selectiva, corrupta y elitista que se imparte en Panamá.

Muchos juristas ya se han pronunciado al respecto y calificado de aberrantes y de exabrupto jurídico tales acusaciones.

Surgen muchas interrogantes: ¿Por qué la Policía no actuó y permitió que un pequeño grupo cometieran los hechos de todos conocidos?

Las cámaras de TV se dieron gusto filmando destrozos mientras los policías simplemente observaban.

¿Por qué la rectora no estaba ese día en el plantel a sabiendas de grabaciones que hablaban de supuestas protestas que se iban a realizar?

Ahora existe un estado de sitio en el plantel contra estudiantes y profesores y se le sigue negando el derecho a los estudiantes a organizarse.

Al final la verdad resplandecerá y los medios que se creen tribunales y que condenaron a los estudiantes se tragarán sus palabras.

El Instituto Nacional no esa cárcel ni un cuartel. Basta de los abusos y la intimidación. Basta de amordazar a la juventud rebelde.

Han salido 7, pero nos faltan 3… ¡La lucha sigue!

“Todo por la Gloria Institutora”

Panamá, 27 de octubre de 2015.

Día del Estudiante en Panamá.

-->
COLABORA CON KAOS