Panamá: Repudiamos el método del engaño usado por el gobierno para imponer el proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco

Publicidad

 

El Polo Ciudadano repudia el método de la mentira y el engaño seguido por el gobierno panameñista de Juan C. Varela para imponer de todas maneras el proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco.

El gobierno nacional ha pretendido burlarse del pueblo Ngäbe – Buglé y sus dirigencia, así como del resto de la ciudadanía que hemos apoyado la lucha contra esa hidroeléctrica, haciendo ver que negociaban cuando en realidad permitían la construcción de la misma para convertirla en un hecho consumado.

Ahora que la hidroeléctrica está terminada, sin cumplir los puntos de acuerdo previos, entre ellos el estudio de impacto ambiental, las autoridades de manera unilateral procedieron a autorizar el cierre de la compuerta y el llenado del embalse. No bastando con esto se ordenó a la Policía Nacional tomarse el área y expulsar a los activistas indígenas que allí estaban y arrestar a varios de los dirigentes.

El colmo de las burlas ha sido la propuesta presentada por la vicepresidenta Isabel de Saint Malo en una nueva ronda de «negociaciones» en la que se sugiere que la empresa beneficiaria del proyecto, GENISA, salga del proyecto (suponemos que con indemnización mediante, que pagará el pueblo panameño), y continuar el llenado del embalse, como si nada, agregando algunos “caramelos», como inversiones públicas en la comarca.

Señor presidente Varela, señora vicepresidenta, el problema no es sólo GENISA sino todo el proyecto de la hidroeléctrica, que fue impuesto por métodos probadamente fraudulentos, sin un adecuado estudio de impacto ambiental y social, y sin consulta con las comunidades afectadas y sus autoridades.

Ese método de la imposición, del engaño, de la burla al pueblo panameño y a nuestra comunidades indígenas, de reprimir para imponer la depredación de nuestro ríos y naturaleza a costa de la gente humilde, para inflen sus bolsillos un puñado de empresarios, ha sido la tónica seguida por TODOS los gobiernos que autorizaron este proyecto, desde Mireya Moscoso, Martín Torrijos y Ricardo Martinelli. Ese método antidemocrático y mentiroso es la esencia del sistema capitalista panameño controlado por un puñado de políticos y partidos corruptos al servicio de empresarios a quienes solos les importa su ganancia, para quienes evadir impuestos no es delito, para quienes estafar al estado es normal.

El Polo Ciudadano reitera su respaldo a la lucha del pueblo Ngäbe-Buglé contra el proyecto de Barro Blanco, y exhorta a movilizarnos para construir una alternativa política popular que barra a los corruptos, mentirosos y agiotistas del gobierno.

A 45 años de la desaparición de Héctor Gallego: ¡Continuamos su lucha!

Panamá, 9 de junio de 2016

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More