Panamá: Radiografía del Coordinador del Diálogo de «Yo con Yo» en la CSS

Conozca a Joaquín Villar García

Primero fue una reunión con Laurentino Cortizo en la Presidencia donde participaron por la Junta Directiva de la Caja de Seguro Social (CSS), Esmeralda Buchanan (Presidenta y representante de los Profesionales y Técnicos de la Salud), Miguel Edwards (Vicepresidente y representante de Convergencia Sindical y CONATO) y Enrique Lau, Director.

Violándose la autonomía de la institución, allí se dieron instrucciones concretas acerca de cómo conformar una mesa de diálogo sobre la CSS, sus participantes, metodología, temas a abordar y una lista de nombres de donde debía salir el Coordinador.

El 8 de enero, en nota a la Junta Directiva, Esmeralda Buchanan y Enrique Lau, informaban que el Presidente había convocado a un Diálogo Nacional por la Caja de Seguro Social, y revelaban los temas de interés: el Programa de Invalidez, Vejez y Muerte, la incorporación de los trabajadores informales y la gestión administrativa de la Caja de Seguro Social.

Luego apareció una carta de Cortizo dirigido a la Presidenta de la Junta Directiva de la CSS y al Director con fecha del 11 de enero de 2021, es decir después de la nota de Buchanan y Lau, donde se les “exhortaba” a asumir “el reto de trabajar juntos promoviendo un ambiente que permita la amplia participación de todos los sectores interesados y que en un término perentorio puedan producir acuerdos que llevaremos a la Asamblea Nacional para darle el marco jurídico necesario”.

A la reunión de la Junta Directiva la administración llevó un listado de participantes sin mediar una discusión previa y una lista de ocho posibles coordinadores: Graciela Dixon, Guillermo Márquez Amado, Stanley Mushett, Jorge Arosemena, Carlos Abadía, César Tribaldos y Guillermo Salazar. El representante de Conusi refutó el listado de participantes y, con respecto al Coordinador, señaló que correspondía a la mesa elegirlo. El resto de la Junta Directiva aceptó el listado de los participantes, pero aprobó no elegir en esa instancia al Coordinador.

El llamado diálogo se inauguró formalmente el 18 de enero en el Parlatino, sin aprobarse el Coordinador, ni la metodología, ni los participantes. El convocante, Laurentino Cortizo, tampoco asistió. Afuera, representantes de las organizaciones populares repudiaban el acto.

El jueves 4 de febrero, en reunión de la Junta Directiva, el Director Enrique Lau, pidió reconsiderar la decisión anterior y propuso elegir al coordinador en esa reunión, presentándose entonces tres nuevos nombres: Joaquín Villar-García, Presidente del Consejo de Rectores, Bruno Garisto, nombrado por Cortizo como secretario ejecutivo de la Concertación Nacional y Mirna de Crespo, ex ministra de Educación en los gobiernos de Martín Torrijos y Ricardo Martinelli y hoy Rectora de la Universidad Latina. Luego de informarse que varios de los integrantes del primer listado declinaban su participación, la votación se concentró en los nuevos nombres. Después de tres rondas de votación, fue electo Joaquín García Villar con 7 votos a favor y 4 abstenciones, superando así a Bruno Garisto.

El 8 de febrero, en el Parlatino, se instaló la mesa plenaria del denominado Diálogo por la Caja del Seguro Social, donde el Gobierno, los partidos tradicionales y el sector empresarial tienen asegurados una amplia mayoría. Nuevamente en los predios de esa sede parlamentaria, manifestantes de los movimientos sociales y sindicales denunciaban el nuevo Diálogo de “Yo con Yo” en la CSS.

¿Quién es Joaquín Villar-García?

Joaquín Villar García se presenta como Administrador de Empresas, Educador, Sociólogo, Presidente del Consejo de Directores y Rector de Columbus University.

Joaquín Villar-García también es el Presidente del  Consejo de Rectores de Panamá y representante del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) ante la Comisión Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (CONACYT), organismo integrante de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT).

Joaquín Villar-García resultó al final electo fundamentalmente por los votos del Gobierno y del sector empresarial en la Junta Directiva de la Caja de Seguro Social. No hay duda que su mérito principal puede ser su alta capacidad de reciclarse. Veamos.

¿Paramilitar?

El 9 de junio de 1983, Joaquín Villar-García apareció en la portada del diario La Prensa donde se le señalaba como uno de los dirigentes de una turba que había atacado al personal de ese periódico. Villar-García, en ese entonces miembro de Partido Laborista Agrario (PALA), que junto al PRD apoyaba a la dictadura militar, era militante de los grupos paramilitares que armó Noriega para atemorizar y agredir a opositores.

Nos ha llegado información de que Villar-García también estuvo implicado en el incendio de la Mansión Dante en 1987. Tal como ocurrió en La Prensa, el hecho se dio con los trabajadores adentro y sin ninguna intervención policial, a pesar de la presencia de unidades de las Fuerzas de Defensa.

Pero hay otros hechos que hacen inexplicables esta decisión de la mayoría de la Junta Directiva de la CSS.

Violador del Fuero de maternidad y derechos laborales

En 1998 la profesora Liska Barrera presentó ante el Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial un recurso solicitando su reintegro por fuero de maternidad y pago de salarios caídos, contra la empresa CONSEJO DE ENSEÑANZA CAMBRIDGE, S. A. (INSTITUTO INTERNACIONAL CAMBRIDGE), de la cual Joaquín Villar-García es uno de sus directivos.

El fallo que ordenaba el reintegro y el pago de los salarios caídos, fue apelado por la empresa ante el Tribunal Superior de Trabajo que reiteró el primer fallo y en última instancia la parte patronal recurrió a la Corte Suprema de Justicia con un recurso de casación el cual también fue negado.

Desgreño administrativo

Villar-García también ha estado implicado en caso de desgreño administrativo en la Universidad de la que hoy es Rector.

El 18 de enero de 2003, La Prensa informaba sobre denuncias de desgreño administrativo en la Columbus University:

“Carlos Arellano Lennox, rector de esa entidad, dijo que a medida que avanza la auditoría “van surgiendo evidencias muy claras, con documentos y cheques, de que el manejo financiero no se llevaba adecuadamente”. Arellano reemplazó a Jorge Laurencena, quien fue removido por el Consejo de Directores de la Universidad acusado de desgreño administrativo y financiero”.

“La auditoría, de acuerdo con Arellano, incluye la gestión de Laurencena y del anterior rector, Joaquín Villar García. Recalcó que a la administración que él reemplazó se le está dando preeminencia en la investigación”.

Evasor

La empresa de Joaquín Villar-García fue sancionada por la Subdirección General de la Caja de Seguro Social, que mediante la Resolución 836-2006-D.G resolvió:

«PRIMERO: Declarar indebidamente aportadas las cuotas obrero patronal registradas y pagadas por el patrono CONSEJO DE ENSEÑANZA CAMBRIDGE, S.A., con número patronal No.87-821-0374, a favor de la asegurada ALICIA DE LAURENCENA, con seguro social No. 171-6065, en el período comprendido de enero del 2000 hasta abril del 2003.

SEGUNDO: Sancionar al patrono CONSEJO DE ENSEÑANZA CAMBRIDGE, S.A., con número patronal 87-821-0374, a pagar una multa de MIL BALBOAS (B/.1,000.00) por haber infringido el parágrafo del artículo 60 del Decreto Ley No. 14 de 1954.

TERCERO: Instruir a la Dirección Nacional de Prestaciones Económicas para que proceda con el desglose de las cuotas obrero patronales declaradas indebidamente para el trámite de rigor, en el evento que así lo soliciten los asegurados». (fojas 102);…»

El patrón volvió a apelar y recurrió ante la Corte Suprema de Justicia, que el 5 de marzo de 2015, 8 años después, declaró no ilegal la resolución de la Subdirección General de la CSS.

Compra de fallos

El 4 de septiembre de 2019, La Prensa en su portada daba cuenta de cómo el abogado Janio Lescure reveló a agentes encubiertos israelíes que había pagado 500 mil dólares en soborno a un magistrado por fallos a favor de su cliente, Joaquín Villar García. Se trataba de una operación encubierta en España.

El pago se hizo a través del cuñado del magistrado Oydén Ortega quien, al  igual que Villar-García negaron las acusaciones, aunque reconoció que estuvo implicado efectivamente en un fallo que favoreció al hoy Coordinador del Diálogo de la CSS.

“Ortega fue ponente de una sentencia que favoreció a Villar-García, luego de que un tribunal superior ordenara abrir causa criminal en su contra por el delito de estafa agravada”. (La Prensa)

Del reportaje de La Prensa:

“Lo querían meter a la cárcel”, narró Lescure, refiriéndose a un tal Villar.

“Es un caso para que tenga una idea –le dijo el abogado al supuesto empresario ruso– y te mueras de la risa. En ese amparo [de garantías constitucionales] no solo le salvé el pellejo a él [a Villar], sino a la hija de él […que] también estaba involucrada”.

Y ¿a cuánto salen estas cosas?, fue interrumpido. Lescure comenzaba a tomarse unos momentos para explicarse, pero nuevamente intervino el investigador: “Por lo que he oído, [el entonces magistrado Oydén] Ortega es un actor clave muy importante”.

“Sí, sí –respondió Lescure– […] yo sé que [Oydén Ortega] es mi amigo […] porque yo tengo un fallo de la Corte Suprema favorable a mí, en donde, efectivamente, sacan al doctor Villar, Joaquín. Villar-García de un caso penal muy delicado que tenía, a través de un amparo de garantías constitucionales. Y eso se lo conseguí yo al doctor Villar, por lo tanto […] él está en deuda conmigo”.

‘Nos costó medio millón’

En deuda, “¿por Ortega?”, le preguntaron. “Por Ortega –respondió– […] Villar está muy en deuda conmigo […]”, respondió Lescure.

El cliente del que hablaba Lescure era Joaquín Villar-García, rector y presidente del Consejo de directores de Columbus University, lugar donde Lescure, a la sazón, era profesor de la cátedra virtual “Historia del Derecho”.

En el proceso de Villar-García la contraparte de Lescure era el también abogado Rogelio Arosemena, quien mantenía querellas en la esfera penal y civil contra Villar-García y otras autoridades de la mencionada universidad.

El exmagistrado Oydén Ortega sí admitió que conoce a Villar-García, beneficiado con un fallo en el que él fue ponente (pero no se declaró impedido), “pero a Lescure no lo he visto de cerca ni de lejos”.

Descomposición del sistema

La elección de este sujeto con semejante trayectoria como Coordinador del “Diálogo por la Caja de Seguro Social” solo se explica por la degradación moral que atraviesan las instituciones del Estado al servicio de los poderes fácticos.

No hay contemplación alguna por parte de la mafia empresarial, el cartel farmacéutico y los políticos corruptos en su plan de seguir saqueando la CSS como históricamente lo vienen haciendo.

Solo la movilización y la lucha del pueblo en las calles podrá frenar la avaricia de grupos que siguen robando en medio de una de las tragedias más grandes de los últimos tiempos, la pandemia COVID-19.

Panamá, 17 de febrero de 2021.

FRENADESO

FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONÓMICOS Y SOCIALES

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS