Panamá¡ Por un 8 de Marzo de lucha, abajo el patriarcado capitalista!

Polo Ciudadano

Publicidad

En 1921, Alexandra Kollontai resumió en  una frase el arduo trabajo de las mujeres de la clase obrera y su triple  jornada: “La vida de la mujer se transforma en una labor ininterrumpida, no duerme lo suficiente y no descansa nunca.  Es la primera  en levantarse por la mañana y la última en acostarse”.

Una realidad  de hace 99 años, tal como  pasa en pleno siglo XXI.  Reflejo de una situación  que enfrentaban y siguen enfrentando millones de mujeres trabajadoras en el mundo, que no  ha sido  limitante,  en la larga lucha contra la  desigualdad, la discriminación y la explotación de un sistema capitalista perverso.

Las mujeres de la clase obrera han contado y cuentan con infinidad de lideresas  que siguen luchand

o contra este sistema explotador y patriarcal. Por ello han logrado  conquistas en diferentes esferas del desarrollo social, político, económico y sindical, entre otras. Lo demuestran los Convenios Fundamentales de la OIT, entre los que están los relativos a la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación  tales como el Convenio número 100, sobre igualdad de remuneración, de 1951 y el  Convenio número 111, sobre la discriminación en el empleo y la ocupación, de 1958, ambos son leyes de la república y forman parte del marco legal nacional.

Sin embargo, a pesar de que Panamá aprobó en la OIT  en 2019, el Convenio 190 sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo en 2019, este gobierno y su Asamblea Nacional aún no lo han ratificado, despreciando con su accionar los derechos de las trabajadoras en Panamá y conociendo que los actos violentos y de acoso son un flagelo.

Igualmente, existe la incertidumbre sobre la  C.S.S.  debido a la crisis del programa de Vejez, Invalidez y Muerte (IVM) el cual tiene la sombra de quienes  promovieron sus reformas en el 2005, dado que se perciben las mismas intenciones de  aumentar la edad de jubilación y el aumento de las cuotas, lo cual perjudicará a toda la clase trabajadora en particular a las mujeres.

Este sistema  capitalista  busca disminuir  los logros obtenidos  de las trabajadoras, incidiendo en mantener el statu quo a través de sus agentes que  mantienen un discurso conservador  xenófobo, homofóbico y  racista, tratando de llegar a espacios de poder donde puedan lograr detener los derechos que aún faltan por conquistar, tal como parece estar pasando con  la Asamblea Nacional de Diputados.

En este contexto, el  Polo Ciudadano, insiste en la necesidad del llamado a una Asamblea  Nacional Constituyente, que exprese las demandas de las mujeres trabajadoras que aspiran a una sociedad  equitativa, justa e igualitaria para todas las personas.

¡Viva el Día Internacional de la Mujer Trabajadora!

 Panamá, 8 de marzo de 2020

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More