Panamá: NIÑEZ, presente y futuro de la esperanza

Publicidad

El Estado panameño ratifica la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) en paralelo con la ejecución de las medidas neoliberales. Ambas medidas son entre sí contradictorias: pues el reconocimiento de la naturaleza de la CDN implica la creación de condiciones que garanticen la inclusión económica y social de las familias y de niñas, niños y adolescentes, contrario al modelo neoliberal que pregona la supremacía del mercado en busca de la máxima ganancia a base de la precarización de la clase trabajadora y, por tanto, de la exclusión de sectores crecientes de la sociedad. El neoliberalismo niega el precepto afirmativo que niños y niñas son sujetos de derechos.

Al igual que con las mujeres, la institucionalidad gubernamental prepara año tras años un evento festivo, que dicen que cuesta varios miles de dólares, para “homenajear a la niñez”, mientras que el resto del año niega la atención de las más sentidas necesidades de niñas y niños. Diariamente la niñez se enfrenta a:

  • Escuelas que son trampas de muertes dado el deterioro de la infraestructura escolar.
  • Supuestas jornadas extendidas que han tenido que ser suspendidas pues MEDUCA no puede garantizar siquiera la alimentación de los estudiantes.
  • Por ineficiencia gubernamental y vorágine empresarial por ganancias, niños y niñas no reciben la leche y la galleta. La desnutrición infantil persiste a pesar del crecimiento económico.
  • Ausencia de atención preventiva e ineficiente servicio de atención en materia de salud, pues las instalaciones de salud carecen de personal, insumos, medicinas.
  • Niños/niñas que requieren intervención o tratamiento de urgencia que están sometidos a la solidaridad del pueblo para poder sufragar los gastos, ante gobiernos que despilfarran los recursos en brindis de miles de dólares, financiando videos a famosos artistas, o en viajes de safari.
  • Cuál es la atención de calidad y calidez que reciben la niñez discapacidad física o mentalmente.
  • El trabajo infantil persiste en miles de niños y niñas, que ante las carencias familiares se ven en la necesidad de trabajar pues el costo de la vida aumenta y los salarios están alejados del mismo.
Esta realidad es ofensiva en un país que económicamente crece, que tiene un Canal. Como explicar que el 44% de los niños y niñas entre 0-7 años, 40% de los entre 10-14 viven en pobreza. El 69% de la niñez indígena y 23% de la afrodescendiente son pobres.
El Frente Amplio por la Democracia (FAD), reafirma su compromiso de seguir luchando por:
  • Pleno respeto y goce de los derechos humanos de niños y niñas.
  • Erradicar el trabajo infantil, a partir de trabajo digno y salario justo para sus padres.
  • Garantizar alimentación adecuada.
  • Garantizar a la niñez y juventud el acceso a la salud y educación gratuita.
  • Reestructuración de la Política Presupuestaria, en función de la asignación de los recursos para satisfacer las necesidades básicas de la población. Ello permite asignar los recursos necesarios a la niñez y adolescencia, bajo el entendido que la inversión más rentable y sostenible por parte del Estado es la que se destina a las niñas, niños y adolescentes.
  • Promover la creación de espacios culturales, recreativos, deportivos, que promuevan el espíritu creativo de niñas y niños.

Construir una sociedad donde impere la democracia participativa, implica trabajar en políticas públicas incluyentes para la niñez y juventud.

En la sonrisa de la niñez esta la semilla de otro Panamá. FELIZ DÍA NIÑAS Y NIÑOS.

Panamá, 17 de julio de 2016.

Frente Amplio por la Democracia

FAD

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More