Publicado en: 16 diciembre, 2015

Panamá: La huelga que no pudieron ignorar ni silenciar

Por frenadeso

Domingo 20 diciembre, 8:00 am Concentración rotonda de Clayton y caminata embajada USA. 20 de Diciembre Día de Duelo Nacional

El 24 de noviembre, luego de una serie de reuniones con los trabajadores en los proyectos, de discusión en las instancias internas del sindicato, de encuentros de dirigentes de FRENADESO, de consultas con amplios sectores sociales, de sendas movilizaciones a la Presidencia, se desarrolló la jornada de huelga y lucha popular.

La jornada fue ignorada por los medios de comunicación que no dieron cobertura a nuestras demandas ni a las actividades previas. Se buscaba así ocultarla, tal como hicieron con la pasada huelga de los trabajadores de la cervecería que duró casi un mes, negándole el derecho al pueblo de estar informado.

La huelga fue contundente. A nivel de la construcción las obras se paralizaron en más del 90% y en una demostración de organización y disciplina los trabajadores nos concentramos y movilizamos hacia el Parque Porras desde los distintos proyectos. Igual ocurrió en las distintas provincias del país.

Otros sectores se sumaron a la lucha con paralizaciones parciales, piqueteos, bloqueos parciales de calle, mítines, volanteo, movilizaciones. Entre ellos, campesinos, indígenas, grupos comunitarios, estudiantes, educadores, trabajadores de la salud, padres de institutores, trabajadores canaleros, portuarios, de la aviación y otros.

El país se paralizó y los medios tuvieron que hablar. Pero no para informar objetivamente sobre los hechos, sino para desinformar, calumniar y desprestigiar una acción legítima de los trabajadores y del pueblo.

La campaña de odio los llevó a pedir represión, y para ello usaron al Presidente de la Cámara de Comercio, de dudosa trayectoria y probidad, para atacar a los manifestantes.

Mintieron de manera cobarde. Los trabajadores no cerramos calles encapuchados como dijo La Prensa (Tal Para Cual), diario que luego de ignorarnos nos dedicó hasta su editorial. Todas las movilizaciones que se efectuaron se comunicaron debidamente a las alcaldías tal como lo consigna la Constitución Nacional. Hicimos uso de nuestro derecho a la protesta social y, contrario a lo que pregonaron los agoreros de los medios, fue totalmente pacífica, sin ningún incidente de violencia.

Y estas movilizaciones recibieron el apoyo del pueblo, que desde las casas, balcones, autos y comercios saludaban el paso de los trabajadores, identificándose con sus propósitos, especialmente la denuncia del nuevo atraco al pueblo que se pretende hacer en la Caja de Seguro Social, aumentando la cuota obrera y la edad de jubilación, y el clamor de justicia para el compañero Al Iromi Smith, cuyo asesino confeso, un policía, fue sorprendentemente absuelto por un jurado de “conciencia” a todas luces comprado.

Como ya hemos señalado esta huelga de 24 horas fue de advertencia. Fue tan solo un aviso de las nuevas jornadas de lucha que nos esperan frente a la desatención del gobierno de las demandas populares y su interés de seguir aplicando nefastas medidas de corte neoliberal.

-->
COLABORA CON KAOS