Panamá: La Cumbre de los Pueblos, apuntes sobre la marcha

Publicidad

Con los vecinos del norte en las narices con “más de un centenar de agentes del servicio secreto y un arsenal de armas protegerán al presidente Barack Obama durante su estadía en Panamá” (La Estrella de Panamá. 8/4/2015) en Panamá se celebrará la Cumbre de los Pueblos en la Universidad de Panamá, paralela a la Cumbre de las Américas.

Profesor e investigador

Justo acaban de pasar dos citas importantes. El Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad (Argentina) y el Foro Social Mundial 2015 (Túnez), y ya hay otro encuentro significativo, donde se discutirán las más diversas alternativas al moderno sistema mundial capitalista, que vivimos y sufrimos sus consecuencias sociales y ambientales, es la Cumbre de los Pueblos (Panamá), a realizarse en la Universidad de Panamá. Es una cumbre alternativa a la Cumbre de las Américas, esta con sus propios nudos problemáticos, por ejemplo como señala Olmedo Beluche, el decreto donde Estados Unidos declara a Venezuela una “amenaza”, como también la relación con Cuba y el resto de Latinoamérica, donde ya el norte no tiene tanta influencia como antes. Otro dato no menos importante es el que señala Nils Castro, que las cumbres son “administradas por los norteamericanos”, como también la decisión negociada de invitar a Cuba.

Hay varios puntos que se tocaran en la Cumbre de los Pueblos, aquí algunos sobre la marcha:

1.      Panamá en la geopolítica y el contexto de las luchas del continente.  Por varias razones hartamente conocidas esta parte angosta del continente juega un papel de importancia geopolítica, desde el Canal hasta que todos los gobiernos – al menos estos últimos 25 años –; unos más, otros menos, son peones del ajedrez imperial. Esta es una de las razones por la cual Panamá no entra a lo que se ha denominado gobiernos post neoliberales. Aún en esas circunstancias, el movimiento popular panameño viviendo esta contradicción, debe preguntarse por su papel en las luchas del continente contra el sistema. Es que estas luchas se tiene que fraguar desde abajo.

2.      América Latina como región de paz. A pesar de que en la región tenemos ciudades violentas como San Pedro de Sula (Honduras), Caracas (Venezuela) y Acapulco (México), con altísimos índices de criminalidad, (según Seguridad, Justicia y Paz), no vivimos la barbarie que se está dando en la frontera de Siria e Irak y también en Nigeria, como tampoco se desarrollan armas nucleares, como si en las potencias mundiales, poniendo en riesgo el futuro de la humanidad con estas armas de destrucción masiva. En todos estos temas Estados Unidos tiene injerencia directamente.

3.      Los recursos naturales. Desde las ONG´s globales ya se empieza a ventilar que con el crecimiento demográfico, América Latina puede servir de despensa alimenticia a todo el mundo, con sus recursos naturales “explotables” como también su alto porcentaje de agua. ¿No será esto motivo para que las potencias del norte empiecen a ver nuevamente al sur?

4.      La lucha de los pueblos originarios. Hay una oleada de luchas donde participan los pueblos originarios de todos los países latinoamericanos. Ya desde 1994 se alza el EZLN en México, y pronto se consolidó como un movimiento realmente anti-sistémico con una serie de alternativas y nuevas formas de protesta. También el Buen Vivir (de la cosmovisión de los pueblos originarios) con una conciliación con la Pachamama, contrario a la explotación de los recursos naturales del neoliberalismo, ha ganado terreno en los diversos movimientos del sur global, como en las constituciones de estos gobiernos. En Panamá el pueblo Gnäbe-Buglé ha protagonizado las luchas contra las mineras.

Sobre esto y otros temas más se estará discutiendo en esta cumbre alternativa, como también en las otras actividades que se desarrollaran en el marco de esta.

 

http://filosofiaysociedadpanama.blogspot.com/

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More