Panama: Gobierno y empresarios buscan sacar ventajas de la tragedia del pueblo

¿Qué hay detrás de adelantar la entrada en vigencia del FAP?

La Ley 38 de 5 de junio de 2012, que creó Fondo de Ahorro de Panamá (FAP), en su artículo 1 numeral 2, menciona entre los objetivos del Fondo “2. Establecer un mecanismo de estabilización para casos de estado de emergencia y desaceleración económica”. El artículo 2 de dicha ley, reconoce como Estado de Emergencia “Toda perturbación del orden interno del país, causada por desastres naturales o graves circunstancias que afecte o impida la vida de los ciudadanos, declarada así por el Consejo de Gabinete”.

Además en el artículo 5 numeral 1 se indica que éste solo podrá ser usado cuando la emergencia declarada su costo asociado sea igual o superior al 0.5% del PIB, y el mismo entrará en vigencia en el 2015.

Hoy, frente a las inundaciones que se han dado en Panamá Oeste y Colón, Martinelli a convocado a sesiones extraordinarias de la Asamblea Nacional de Diputados con el propósito de adelantar la entrada en vigencia del FAP y se ratifiquen a los miembros de su Junta Directiva y así “obtener los fondos necesarios para brindar ayuda a las familias afectadas por las inundaciones”.

FRENADESO había advertido en su momento que con la aprobación del FAP se buscaba que fuera el pueblo el que pagara el costo de los desastres causados por el desorden y falta de control en el crecimiento económico, las políticas de deterioro del medio ambiente y el juega vivo de empresas y bancos. El Gobierno busca ahora adelantar el uso de este fondo sin que se hayan cuantificado con exactitud las pérdidas.

Si nos remetimos a las inundaciones registradas en Chepo en diciembre de 2010, el monto que se otorgó fue de B/. 149.3 millones, pero pasados seis meses la mayoría de los pobladores y productores no habían recibido indemnizaciones. Los desembolsos otorgados a las instituciones más que se duplicaron a los estimados inicialmente, por ejemplo, en el caso del IDAAN los daños se estimaron en B/. 60 mil pero el desembolso final fue de B/. 10.4 millones; en el caso del MIVIOT solicitó un crédito extraordinario por B/. 25 millones para viviendas para las familias damnificadas.

Los empresarios hicieron lo propio, en el caso del deslizamiento de tierra que destruyó las lozas de rodamiento de la carretera Cerro Patacón-Puente Centenario (Vía  con una extensión total de 20 kilómetros, construida por CUSA a un costo de B/. 50 millones), termino declarando daños por B/. 103.8 millones.

Mientras tanto, muchos de los afectados por las inundaciones de diciembre de 2010, siguen esperando solución a sus afectaciones, a pesar de la partida extraordinaria aprobado al gobierno nacional.

En esta ocasión, si seguimos la Ley 38, referente al “costo asociado del 0.5% del PIB”, considerando la proyección del PIB para el 2013 en B/. 38,000 millones, estaríamos hablando de aproximadamente B/. 190 millones, que pueden ser utilizados por el gobierno de Martinelli (Recordar que éste busca como tapar el hueco fiscal, lo cual ha intentado cubrir con la venta del patrimonio nacional, ver caso de las tierras de la ZLC).

Los “hombres probos” (Directivos FAP), que custodiaran el Fondo son Alberto Alemán Zubieta, Alberto Vallarino Clement, Fred Kardonski, Jorge Vallarino Strunz, Nicolás Ardito Barletta, Domingo Latorraca y José Abbo, todos con intereses empresariales privados.

No confiamos en este Gobierno, debemos estar vigilantes no sea que se utilicen los fondos para mayores negociados, coimas, contratos leoninos, licitaciones amañadas, etc., tal como sucedió en el 2010.

Vea video con fotos de medios de comunicación de Panamá y enviadas por panameños a través de las redes sociales.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS