Panamá: El régimen de terror de Minera Panamá en el nuevo enclave colonial

Desde la aprobación de la Ley 9/1997, nuestros recursos naturales han ido a parar a manos extranjeras. Minera Panamá (empresa canadiense-coreana) solo pagará el 2% de su beneficio el Estado panameño: tras devastar el ecosistema de forma que tal vez nunca se recupere, cada año le dará 40 millones al Estado de los 2,000 millones que va a sacar del subsuelo de todos los panameños. Coimas aparte.

Minera Panamá, tras los incidentes del martes pasado, está obligando a los trabajadores a participar de marcha en Penonomé este lunes 25, con la amenaza del que no va será despedido. Para ello cuenta con la dirigencia vendida y completamente a su servicio de los sindicatos amarillos, quienes cuales sapos denuncian a los trabajadores en lucha. Son los mismos que llegaron en helicópteros de la empresa al proyecto, acompañados de policías y reporteros de tv para agredir a los miembros del SUNTRACS y destruir los vehículos.

Ya varios compañeros que apoyaron las acciones del SUNTRACS han sido despedidos, como parte del régimen de terror instaurado por la empresa en el enclave colonial.

Minera Panamá en su campaña de manipulación mediática cuenta con el apoyo de la cúpula mafiosa de la Cámara Minera, los mismos que se burlaron de los trabajadores en Minera Petaquilla, sin pagarle salarios, vacaciones y seguro social.

Minera Panamá en su sucia campaña contra los intereses nacionales y los derechos laborales, también recibe el apoyo de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura, CONEP y otros gremios empresariales especuladores y mercaderes sin escrúpulos responsables del alto costo de la vida. Son ellos los que suben el precio de la comida cada vez que sube el petróleo, pero cuando este baja no reducen los precios de los alimentos.

El SUNTRACS viene actuando en derecho. Ya la Corte Suprema de Justicia falló a su favor, pero el Mitradel, presionado y chantajeado por la empresa mafiosa, no lo acata. Y es que hay mucha plata para coimear de los más de 70 mil millones que se pretenden llevar de Panamá.

Como se muestra en el video que hemos hecho circular y que esperamos los medios no oculten, los patrones dan instrucciones en inglés y anuncian que impedirán la entrada al proyecto al SUNTRACS, oponiéndose así al acuerdo alcanzado con el Presidente Varela la noche del martes 19 de enero. El jefe se jacta de estar coordinando con los estamentos de seguridad y Mitradel para atacar al SUNTRACS.

Minera Panamá se opone a que los trabajadores panameños, quienes han pedido que SUNTRACS los represente, puedan defender sus derechos laborales. Incumple las leyes laborales nacionales (como su antecesora, Minera Petaquilla), trafica con trabajadores extranjeros, les quita los pasaportes, viola sus derechos humanos y laborales.

Minera Panamá incumple las medidas de salud y seguridad en el trabajo, como se demostró el 23 de diciembre de 2015 con la muerte del compañero Faustino Díaz, de solo 19 años, con esposa y una hija recién nacida. Impidió la entrada de las autoridades para el levantamiento del cadáver, incluso al Mitradel, y no mostró ningún acercamiento hacia los familiares frente a la tragedia, demostrando su desprecio por la vida de los trabajadores.

Minera Panamá le impide a las autoridades, cuando quiere, el acceso al proyecto. Se siente con ese derecho porque paga el alquiler de las oficinas de Mitradel en Penonomé, y quién sabe qué más. Y usa a SENAFRONT como apoyo militar para amenazar al SUNTRACS y a las comunidades aledañas afectadas, junto con su ejército armado compuesto de esquiroles y guardias de seguridad violentos.

SUNTRACS es el sindicato de más del 90% de los obreros de la construcción de Panamá y es reconocido internacionalmente como uno de los más grandes de la región, con demostrada capacidad de lucha y negociación en favor de los trabajadores.

Minera Panamá está obligada a negociar con SUNTRACS pero no quiere acatar el fallo de la Corte, pues la empresa cree que vive en otra república y desconoce las leyes y los tribunales nacionales.

La lucha del SUNTRACS hoy es contra la explotación y la intimidación que ejerce Minera Panamá contra los trabajadores nacionales y extranjeros, y por la defensa de los derechos y la seguridad laborales.

La lucha del SUNTRACS es por la defensa de la soberanía nacional y los intereses nacionales.

¡Están pagando las coimas a los políticos y a los medios de comunicación con nuestro propio dinero, con el que proviene de la riqueza de nuestro suelo!

Minera Panamá se llevará miles y miles de millones y dejara a Panamá migajas, devastando el ambiente, agravando el problema del agua, pisoteando los derechos laborales, la Constitución y las leyes nacionales y atentando contra la salud de los panameños.

¡No al enclave colonial de Minera Panamá!

¡Sin luchas no hay victorias!

¡La Pelea es Peleando!

SUNTRACS

SINDICATO UNICO NACIONAL DE TRABAJADORES DE

LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCION Y SIMILARES

Panamá, 22 de enero de 2016.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS