Publicado en: 13 diciembre, 2018

PANAMÁ: El PRD hasta la tusa con Odebrecht, igual que CD, Panameñismo y demás partidos aliados

Por frenadeso

Nunca más por los mismos…

La semana pasada, antes del Día de la Madre, se supieron dos hechos: una conferencia de prensa del secretario general del PRD, Pedro Miguel González, alegando manipulación en las investigaciones del Ministerio Púbico sobre el caso de Odebrecht y la carta de respuesta del Partido Panameñista al día siguiente.

Estos hechos se dieron una semana después que la fiscal Zuleyka Moore revelara que, desde 2009 a 2014, Odebrecht había pagado más de 100 millones en coimas. 5.5 millones en el Gobierno del PRD de Martín Torrijos, 96.5 millones en el Gobierno de Ricardo Martinelli. Según la fiscal, hay cinco proyectos del actual Gobierno bajo investigación (recordemos, entre otros, la línea 2 del Metro, el aeropuerto de Tocumen, los proyectos de la Alcaldía). Sobre el caso de la Fundación Don James, del primo de Juan Carlos Varela, Jaime Lasso, que se señala que se utilizó para triangular fondos al Partido Panameñista y que recibió unos 10 millones de dólares de Odebrecht hasta 2012, prácticamente dijo que era caso cerrado. Y del reconocimiento del exgerente del aeropuerto de Tocumen, Carlos Duboi, casado con una Motta, quien admitió que la empresa Strategic Management Inc, la cual preside, recibió dos transferencias por 150 000 dólares cada una en octubre de 2008 que fueron para la campaña de Juan Carlos Varela, dijo que no investigaba porque no había pruebas (¿a confesión de partes…?).

La conexión PRD

La carta de respuesta de los panameñistas hacia su exaliado en el Pacto de Gobernabilidad es sumamente reveladora, no por los nombres de las empresas implicadas, que ya habían salido en pasados reportes periodísticos, sino por los personajes que se insinúan. Veamos:

Martín Torrijos y su exvicepresidente, Samuel Lewis Navarro.  Este último y sus hermanos, vinculados a la empresa Mundial de Valores, que entre junio de 2007 y febrero de 2008 habría recibido 11 transferencias por un total de 3 millones de dólares en coimas de Odebrecht, fondos que habrían salido del proyecto Autopista Madden-Colón.

Entre los directores del Grupo Mundial de Tenedoras S. A. aparecen:

  • Manuel José Paredes Lefevre.
  • Fernando Lewis Navarro.
  • Nicolás González Revilla Paredes.
  • Jorge Rubén Rosas Ábrego.

Manuel José Paredes Lefevre, padre del exviceministro del MICI del mismo nombre durante el gobierno de Martín Torrijos. Fernando Lewis Navarro es hermano del exvicepresidente de Torrijos, Samuel Lewis Navarro. Nicolás González Revilla Paredes (Cable Oda) es hijo del magnate de Medcom de igual nombre y miembro del Frente Empresarial del PRD. Jorge Rubén Rosas Ábrego es padre del diputado panameñista Jorge Alberto Rosas, vinculado a las coimas de Odebrecht a través de la empresa Constructora del Sur.

La otra empresa a la que se hace mención es Caribbean Holdings Services, de Aaron Mizrachi, cuñado de Ricardo Martinelli, y que aparece implicada en escándalos en la CSS (Guillermo Sáenz Llorens). A través de recomendaciones de la Autoridad de Innovación Gubernamental (AIG), dirigida en ese entonces por Eduardo Jaén (exgerente general de IBM, igual que Sáenz Llorens), se desarrollaron varios proyectos multimillonarios, otorgados a Caribbean Holding Services (CHS) de Mizrachi. Esta empresa está implicada en casos como Financial Pacific, las máquinas pinchadoras, contratos con Cable and Wireless, cables soterrados, cámaras de vigilancia, etc., en el Gobierno de Ricardo Martinelli.

Resulta que en el Gobierno de Martín Torrijos, del PRD, al cuñado de Martinelli le fue muy bien. Caribbean Holdings Services recibió en 2009, en el Gobierno del PRD, 3.15 millones de dólares en 11 transacciones provenientes de los proyectos Autopista Madden-Colón y Cinta Costera I (Cinta Coimera).

Caribbean Hodings Services está vinculada al miembro del PRD y exvicepresidente de la República, Felipe Pipo Virzi, quien fue señalado por recibir 5 millones a través de esa empresa, depositados en el Banco Universal, del proyecto Riegos de Tonosí de Hidalgo & Hidalgo. Felipe Virzi, como se sabe, es consuegro de Stanley Motta, quien es mencionado en el escándalo Odebrecht por quien fuera tesorero de José Domingo Mimito Arias y es cuñado del contralor Federico Humbert, José Antonio Porta Álvarez, quien, en busca de una delación premiada confesó que el magnate de COPA depositó en un banco en el extranjero 2 millones de dólares para la campaña del ungido de Ricardo Martinelli en 2014. Ese dinero nunca ingresó a Panamá, dijo. Virzi también es consuegro de Mello Alemán, quien mantiene un conflicto con Motta por proyectos energéticos.

“En el calor de la campaña, Arias y Porta Álvarez emprendieron la búsqueda de fondos, acudieron al empresariado local y entre ellos se reunieron con el empresario Stanley Motta, quien los recibió junto a Carlos Motta y Miguel Heras. A Arias y Porta Álvarez les fue bien, porque Motta decidió apoyarlos con un millón de dólares. Pero según el documento le pusieron como condición que se abriera una cuenta en el exterior para depositar el dinero” (La Estrella de Panamá, 31 de enero de 2018). Otros medios guardan silencio de esto.

Otra empresa es Marpesca Seatrade LLC, que recibió 8 transferencias por 1.4 millones de dólares entre abril y mayo de 2007. Entre los directores de esta empresa están Fotis Panagiotis y Dionisio Lymberópulo, muy allegados al exministro de la Presidencia de Martín Torrijos, Ubaldino Real, de quien hablaremos más adelante.

Laurentino Cortizo

Aparte del nombre de Torrijos, el otro personaje mencionado con nombre y apellido en el comunicado del Partido Panameñista es el candidato presidencial por el PRD, Laurentino Cortizo.

Ya medios locales e internacionales anunciaron que las autoridades federales brasileñas le habían pedido a Marcelo Odebrecht que ayudara a examinar 480 000 correos electrónicos.

El 5 de septiembre de 2018, La Prensa detallaba: «Los correos electrónicos de Marcelo Odebrecht revelan que su compañía habría comenzado a pagar sobornos a partir del proyecto de riego Remigio Rojas, ejecutado entre 2006 y 2008, durante la administración del expresidente Martín Torrijos (2004-2009) y durante la gestión de Laurentino Cortizo en el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA)».

Durante la gestión de Cortizo en el MIDA se hizo la selección y la calificación que permitió a Odebrecht adjudicarse el contrato. Correspondió a su sucesor, Guillermo Salazar, firmar el contrato junto con André Rabello, jefe de Odebrecht en Panamá.

Este proyecto tuvo un 20 % de sobrecosto. De 54.2 millones de dólares, terminó costando 65.3 millones.

«En un registro de lo que parecen ser órdenes de pago, con fecha del 31 de octubre de 2007, hay tres hechas a desconocidos, identificados solo con apodos, como Capitán o Amigo Onca o Salario. Los pagos corresponden a “comisiones”, con el pago de una persona identificada con las iniciales AR (que correspondería a las de Andrés Rabello)», informa La Prensa.

En total, pagaron un poco más de 136 000 dólares, dinero que salió del trabajo identificado como Irrigaçao Remigio Rojas.

Los panameñistas vinculan a otras dos empresas con el PRD, Importadora Guibuir (200 000 dólares) y Vernell Development (1.3 millones), que recibieron fondos cuando ese partido con Martín Torrijos gobernaba el país entre 2004 y 2009. Los panameñistas, que obviamente conocen el expediente y hacen alarde de ello, dicen que son empresas financistas y allegadas al PRD.

Conexión Martín Torrijos y República Dominicana

En el informe de empresas que recibieron coimas de Odebrecht durante el período de Martín Torrijos, aparece una empresa dominicana. Se trata de Lashan Corp., creada por el bufete Mossack Fonseca y propiedad del dominicano Ángel Rondón Rijo. Lashan Corp. aparece en la lista de 2009 con 400 000 dólares del proyecto Corredor Duarte de República Dominicana.

Ángel Rondón Rijo fue delatado por el banquero brasileño Vinicius Veiga Borin como parte del esquema de pago de coimas de Odebrecht. En ese país se señala que Odebrecht pagó 92 millones de coimas, siendo después de Panamá el lugar donde mayor cantidad de dinero se desvió en ese sentido. Rondón Rijo, allegado al expresidente Danilo Medina, cobraba el 2 % del valor de cada obra para distribuirlo entre funcionarios y legisladores y así asegurar los proyectos para Odebrecht.

Según La Prensa, el nombre de este empresario dominicano está ligado a sociedades panameñas, como Corporación Comercial Estrella de Mar, Sky River Trading Inc., Soluciones Comerciales El Valle, Westfield Holdings Group Inc., Halmar Asociados, Adeline Group Corporation, Heaven Ocean Management, Consultores Nuevo Sur Inc., Grupo Roymar y Sanabria International.

El banquero brasileño delator, Vinicius Veiga Borin, es el mismo que afirmó que Carlos Ho González, director de Proyectos Especiales en el Ministerio de Obras Públicas (MOP) durante la gestión del ministro Benjamín Colamarco en el Gobierno de Martín Torrijos, a través de la offshore Pivotal Corp. desvió coimas a través de Meinl Bank, entidad caribeña que compró Odebrecht.

Carlos Ho, que trabajaba para Odebrecht en el Gobierno del PRD de Martín Torrijos, siguió ocupando su cargo en el MOP en el Gobierno de Martinelli-Varela y después de la expulsión de los panameñistas, hasta que fue reemplazado por Varela al inicio de su Gobierno en 2014. Ho, su esposa e hijastra, están detenidos por este caso.

Otro nombre al que se vincula el PRD con República Dominicana es el de Jesús Barderas, vinculado al «llamado escándalo de Marbella, una causa judicial (Operación Malaya) que destapó una extensa trama de corrupción en el exclusivo balneario ibérico».

Barderas fue el «principal impulsor —junto con su socio dominicano Abraham Hazouri— del proyecto energético más ambicioso de la historia de Panamá: el Centro Energético de las Américas».

«El Centro Energético de las Américas, que llegó a Panamá durante la gestión de Torrijos con la idea de invertir unos 35 mil millones de dólares, firmó un memorando de entendimiento con el Ministerio de Comercio e Industrias para desarrollar su complejo industrial el 13 de marzo de 2007. El trámite está en proceso».

Según Listín, diario de República Dominicana, citando a La Prensa de Panamá: «En Panamá, el nombre de Barderas no pasó inadvertido. El Consejo de Seguridad Pública y Defensa Nacional lo investigó. El expediente secreto del Consejo —al que tuvo acceso este diario— se terminó y archivó en enero de 2007».

«Su carpeta consta de unas 30 páginas —con esquemas, organigramas y fotografías— que recorren su vida empresarial en España, República Dominicana y Panamá. También sus socios y contactos. Para el organismo, Barderas es el ‘magnate de los bienes raíces’».

«Dentro del archivo se menciona su supuesto vínculo con el escándalo en Marbella. “Según informes de inteligencia, Jesús Barderas y Abraham Hazouri le consiguieron [a Sánchez y Liétor] una de las mejores influencias políticas del país caribeño: Miguel Vargas Maldonado”, dice el legajo».

En su conclusión, el informe aclara: «La información de inteligencia que se maneja sobre Barderas y alguno de sus asociados no ha sido suficiente para ser llevado ante la justicia, por lo menos hasta el día de hoy».

«Tras advertirle que su nombre estaba bajo la mirada inquisidora del Consejo de Seguridad, Barderas culpó otra vez a los empresarios del bajo fondo. “Los facinerosos han dicho que nos van a hacer daño en todos los lugares donde puedan”, dijo. Un par de años antes de que Barderas cayera en el satélite de los investigadores locales, el presidente, Martín Torrijos, conoció al empresario durante una visita a República Dominicana. El lugar del encuentro: el complejo turístico Cap Cana, propiedad de Barderas y Hazouri».

«El Presidente fue a Cap Cana porque estaba en La Romana [otro lugar turístico a pocos kilómetros]. Lo conocí hace dos años y le tengo afecto desde esa fecha, pero no puedo decir que soy su amigo», dijo.

«De quien sí se dice amigo es de un asesor presidencial con acceso directo al despacho de Torrijos: Carlos Santiago Castillo. Barderas conoció a Castillo en una pelea de gallos: a partir de allí comenzó una relación que los llevaría hasta la puerta de una reunión del Consejo de Gabinete en julio de 2005», es decir en el Gobierno de Martín Torrijos.

Carlos Santiago Carrillo y Miguel Vargas Maldonado

Carlos Santiago Carrillo es el asesor presidencial que parece insinuar el comunicado del Partido Panameñista. Él, Ubaldino Real y Gabriel Btesh, durante el Gobierno de Martín Torrijos, eran protegidos por unidades del SPI, según trascendió a medios locales.

En 1999 crearon la empresa “Martín Torrijos S. A.”, cuyos directores eran el propio Martín Torrijos, Ubaldino Real y Javier Martínez Acha. Martin Torrijos solo aparece como directivo en otra empresa, “Explosivos Nacionales S.A”, junto a Miguel Heras (Grupo Motta) y Alejandro Moncada Luna (ex magistrado).

Martín Torrijos y Carlos Santiago Carrillo son amigos de Miguel Vargas Maldonado, exministro de Obras Públicas y hoy canciller de República Dominicana. Siendo ministro de obras públicas del expresidente Hipólito Mejía, Vargas Maldonado concedió un contrato de 25 000 dólares mensuales por asesoría a la empresa Constructores y Consultores S. A. propiedad de Martín Torrijos (40 % de las acciones) y Ubaldino Real (60 % de las acciones), de acuerdo al propio Real. Entre los directivos de esta empresa aparece Eduardo Real, hermano de Ubaldino, cónsul del codiciado consulado de Singapur en años de Martín Torrijos.

Por este contrato, políticos dominicanos pidieron una investigación, así como sobre la relación entre Martín Torrijos y Vargas Maldonado, este último también mencionado en el escándalo de Odebrecht en su país.

Según medios dominicanos: «Dicha acción surge tras el conocimiento de una denuncia realizada por varios medios de comunicación, en donde se afirmaba que en el último gobierno del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) se había suscrito un contrato con la empresa Constructores y Consultores, S. A., con miras a asesorar al ingeniero Vargas Maldonado. En publicaciones de un diario panameño se afirmó que el presidente Martín Torrijos y los ex-ministros Ubaldino Real y Luis Blanco habían recibido unos 25.000 dólares mensuales por concepto de asesoría al ingeniero Vargas Maldonado, quien en ese entonces fuera Secretario de Obras Pública, y en la actualidad es candidato presidencial por el PRD».

«De acuerdo con reportes periodísticos, el 40 % del capital accionario de la empresa anteriormente mencionada pertenece al presidente Torrijos. La prensa panameña ha criticado la inexistencia de trabajos que justifiquen las altas sumas de dinero entregadas al presidente Torrijos por concepto de asesoría».

«Al depositar la instancia ante la Junta Central Electoral, Pina Toribio pidió el establecimiento de los alcances de la negociación efectuada entre el presidente Torrijos y el ingeniero Vargas Maldonado. “Y consecuentemente, establecer con transparencia el origen de los fondos de la fortuna que exhibe este candidato del Partido Revolucionario Dominicano”, agregó».

Pero había más. Luis Blanco, del PRD y exministro del MOP con Pérez Balladares, estuvo vinculado a la construcción del multimillonario y fallido complejo comercial Mundo Mall.

«Mundo Mall nació como un desarrollo mixto en una zona céntrica de Santo Domingo. El proyecto incluía un centro comercial de tres niveles, tres torres de oficinas, un hotel de 264 habitaciones y tres niveles de estacionamientos bajo tierra. En total, la construcción iba a alcanzar los 414 674 metros cuadrados».

«Hoy, el terreno en el que se iba a levantar Mundo Mall solo tiene las estructuras metálicas: por las idas y vueltas de la economía de la isla, el centro comercial se canceló». La Prensa, 24 de abril de 2008.

Se dice que Mundo Mall era conocido en República Dominicana como «el proyecto del panameño».

La casa del tío Miguel

La Prensa agrega: «Pero Blanco no era la única persona cercana a Torrijos que viajaba seguido a la isla del Caribe. Carlos Santiago Castillo, amigo íntimo del Presidente y de su esposa, Vivian Fernández, también era un visitante frecuente. Según la Dirección General de Migración de República Dominicana, Castillo viajó 12 veces a la isla en los últimos años».

Y así es. Incluso la hija de Carlos Santiago Castillo escribió en una ocasión en internet:

«El año nuevo de 2005-2006 en Santo Domingo fue lo máximo. La casa que alquilamos era súper divertida y todos los días hacíamos planes cool».

«Vino con nosotros Max Gómez y también estaban Martín (Torrijos), Daniela y Nicolás».

«La casa de tío Miguel (Miguel Vargas Maldonado) y tía Angelita (María de los Ángeles García Frangie) es como un parque de diversiones, no queríamos irnos de ahí, una belleza!».

La casa de Vargas Maldonado que tanto impresionó a la hija de Carlos Santiago Castillo es todo un escándalo en República Dominicana. Está avaluada en más de 800 millones de pesos. El patrimonio que declaró Vargas Maldonado antes de ser ministro del MOP, fue de 180 millones de pesos. Un reportaje sobre esta mansión puede apreciarse por Youtube.

Ana Isabel Castillo Araúz es la hija de Carlos Santiago Castillo Murgas y Ana Isabel Araúz, y nieta del empresario y productor Jorge Araúz. Representa en Panamá a la Fundación Carlos Slim.

Doce años después de su visita a Republica Dominicana, Ana Isabel Castillo se casó nada menos que con José Ramón Varela, hijo de uno de los directivos de Varela Hermanos y pariente cercano de Juan Carlos Varela y Popi Varela.

Glosas de La Estrella del 4 de junio de 2018, de hace solo seis meses, decían: «La recepción fue de lo más curiosa, por la cantidad de invitados y la concentración de encuentros en un mismo lugar: Desde Mireya Moscoso y ‘Popi’ Varela, hasta Pipo Virzi y Juan Antonio Niño».

«Desde Balbina Herrera y Raúl Rodríguez, hasta Mello Alemán y Nito Cortizo. Toto Álvarez y Jannet Poll, hasta Juan Carlos Arosemena y Quetín de Arosemena. Desde monseñor Ulloa, Héctor Alemán, hasta Pedro Miguel González y las hijas de Noriega (q.e.p.d.), entre muchos, muchos otros».

¿No les parece un encuentro Odebrecht? Saquen sus conclusiones. Entre ellos siempre se entienden y a eso se debe la impunidad que reina en este país para los ladrones de cuello blanco. La misma que ahora presenciamos en toda su dimensión, particularmente con lo actuado en la Corte Suprema de Justicia por el caso Martinelli.

Carlos Santiago Castillo, amigo de Martín Torrijos, es hijo de Bélgica de Castillo, exdirectora de Migración del exgeneral Manuel Antonio Noriega. A nombre de unas de sus empresas estaban unos terrenos que fueron expropiados al dictador.

Hasta la tusa

El 6 de diciembre, Pedro Miguel González, secretario general del PRD, intentó desvincularse del escándalo Odebrecht.  Como se ha visto, eso no será posible, pues existen abundantes pruebas en su contra, al igual que contra el CD y el panameñismo.

A propósito, la diputada Zulay Rodríguez, secretaria del Frente Femenino del PRD, dio una entrevista al canal 37 (CDN) de República Dominicana en mayo del año pasado. Según el reportaje de Yascara Polanco de esta entrevista:

«La mujer de temple en la actividad política no podía dejar de tocar el caso Odebrecht el cual está siendo dolor de cabeza para toda América Latina, la cual señaló que “Odebrecht en mi país tiene el mismo enfoque de República Dominicana. La procuradora de la nación panameña Kevin Sabel Pulser (¿?, Kenia Porcell) no está haciendo nada, no ha pedido la lista de asistencia a Brasil, Estados Unidos, España y Perú porque ellos manejan los nombres y las rutas del dinero, solo inculparon a cuatro tontos del gobierno anterior que no han metido presos y disque están haciendo justicia, están haciendo el show», finalizó.

Agregó: «Y a los que han metido presos de otros casos de alto perfil es simplemente para darle medida cautelaria, donde nosotros llamamos los jefes de la taquilla, los matriacadores», y puso un ejemplo con un ángel de la muerte diciendo, «ustedes también tienen un ángel de la muerte, Ángel Rondón —dijo la comunicadora entre risas con la diputada—. Se la pasan cobrando dinero para enriquecerse entre ellos mismos».

«La diputada en su inquietud de líder expresó que el pueblo panameño está hastiado y le está exigiendo a la procuradora que tiene que buscar la información y pedir la lista de los verdaderos involucrados».

«Dijo que en República Dominicana son 26 los implicados en el caso de Odebrecht, incluso que hay un señor Vargas (Miguel Vargas Maldonado) que es socio de quien fue presidente de su partido y presidente de la República, Martin Torrijos, que tiene bastantes negocios aquí en Republica Dominicana. Exaltó que en las bases de su partido han dicho “caiga quien caiga” y sabemos que Martín está involucrado porque fue el que llevó por primera vez a Odebrecht a Panamá, posiblemente con Vargas, “son especulaciones mías” —reiteró— salvo que son socios y trajo a Odebrecht al país y tiene que ser investigado porque son actos de corrupción e impunidad».

Zulay Rodríguez también señaló durante la campaña de las primarias a Nito Cortizo como uno de los responsables del escándalo Odebrecht y de ser el ungido de los directivos de su partido, aunque tres meses después le levantó la mano y dijo «Yo confío en que Cortizo tome la bandera de la no corrupción».

¿Puede usted seguir confiando en políticos así, que se combinan en los partidos, empresas y familias, y que utilizan testaferros para sus grandes negociados?

En 2019 el pueblo panameño tiene con el FAD la oportunidad de elegir un cambio de verdad y para siempre. Nunca más por los mismos.

FRENADESO

Panamá, 12 de diciembre de 2019.

COLABORA CON KAOS