Panamá: El país y el Imperial College London

Publicidad

En el día de ayer, 17 de junio, el Imperial College London, centro cuyo nombre en esta pandemia se está haciendo famoso aquí en la opinión pública, aunque ya era reconocida por el mundo académico, publicó que Panamá, junto a Ecuador, Guatemala, Honduras, Mali, Camerún y Sudán habían sido excluidos de los análisis debido a “preocupaciones sobre la confiabilidad de los datos”.

Apenas unas horas después, sorprendentemente, esta reputada universidad envió una carta a Jean Paul Carrera del Instituto Gorgas y a Xavier Sáez Llorens pediatra infectólogo de la empresa privada Cevaxin, S.A., pidiendo disculpas.

La carta de la Universidad 

No es nuestra intención cuestionar el papel del centro universitario británico sino explicar el porqué de tan rápida respuesta que se da también luego de la información circulada por redes sociales en el sentido de que el MINSA reportó el domingo 14 de junio 627 nuevos casos para un total de 20,686, pero otras fuentes, como Johns Hopkins University y Woldometers, reportaron 1359 casos para un total de 21,418.

La Universidad destacó en su nota que “nunca fue nuestra intención comentar o juzgar la eficacia del Ministerio de Salud en cuanto a reportes de casos/fallecidos en COVID-19, especialmente durante esta emergencia”.

En nota dirigida a las autoridades de salud, la organización afirmó que utilizan los datos reportados por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) y “por tanto, los errores pudiesen darse en la recolección de datos del ECDC”.

Algo que pudiera ayudar a comprender la rápida reacción de los británicos, nos lo da la nota de La Prensa del 27 de abril de este año:

“Un equipo de científicos del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges), junto a doctores británicos unieron conocimiento para efectuar un estudio que busca establecer la sostenibilidad de las medidas de contención, mitigación y supresión de la epidemia de Covid-19 en Panamá y su impacto en la severidad y la dinámica de la transmisión del virus SARS-CoV-2”.

“El científico del Gorgas, Jean Paul Carrera, explicó que en el proyecto participarán los investigadores británicos Christl Donnelly y Nuno Faria. Ambos científicos tienen experiencia en enfermedades infecciosas y son asesores de la Organización Mundial de la Salud en control de epidemias”.

“El estudio, que comenzará el próximo mes de mayo, se concentrará en las provincias de Panamá, Veraguas y Chiriquí”. 

“Carrera dijo que la investigación tiene, por ahora, un presupuesto de $200 mil”.

“Un ejemplo de ese trabajo en equipo es el que realizan científicos panameños y británicos, que unieron su conocimiento para tratar de establecer la sostenibilidad de las medidas de contención, mitigación y supresión aplicadas ante la epidemia de Covid-19 y su impacto en la severidad y la dinámica de la transmisión del virus en Panamá”.

“Es un estudio multidisciplinario. Incluye científicos de los departamentos de Virología, Genómica y Proteómica, Enfermedades Zoonóticas y Emergentes del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges), así como médicos y científicos del Ministerio de Salud, de la Caja de Seguro Social y del Hospital del Niño, el Centro de Vacunación Internacional (Cevaxin), el Imperial College London y la Universidad de Oxford en Inglaterra”.

“Entre los científicos panameños que participan están Blas Armién, Xavier Sáez-Llorens y Rodrigo DeAntonio, y por parte de los británicos, Christl Donnelly y Nuno Faria”.

Como vemos participan de ese estudio, junto al Imperial, College London, la Universidad de Oxford, de donde es egresado Jean Paul Carrera, y los “expertos” del MINSA Xavier Sáez Llorens y el colombiano Rodrigo DeAntonio socios en CEVAXIN, S.A. Y después dicen que no está en los negocios y que todo es ad honorem. ¡Falso!

Bill Gates y George Soros

Pero hay otros aspectos que explican la relación de este grupo con el Imperial College London. La Fundación de Bill Gates, que le ha patrocinado investigaciones a Cevaxin S.A., también está entre los organismos que principalmente aportan a la universidad británica. Solo en el mes de marzo pasado, subvencionó una investigación por casi 80 millones y antes otra por más de 14 millones.

Otra fundación que brinda aportes al Imperial College London es Open Society Foundation del magnate judío de origen húngaro, George Soros, que igualmente lo hace con la Universidad de Oxford.

Tanto Bill Gates y George Soros, junto a otros archi millonarios como el propietario de Amazon, Jeff Bezos, entre otros, han sido mencionado como un grupo de los más ricos del mundo, muy influyente en gobiernos a nivel global y círculos del poder en Estados Unidos, que pretenden aprovechar la crisis para imponer un nuevo orden mundial basado, dicen algunos, en un capitalismo con un rostro más humano, como si puede ser humano un sistema basado en el afán de acumular riquezas para unos cuantos, en la explotación del hombre, en la depredación de los recursos naturales, como si puede existir un capitalismo sin plusvalía.

Estos grupos tienen sus tentáculos en Panamá y sus influencias han sido aprovechadas por las autoridades para la rápida respuesta del Imperial College London ayer.

Por ejemplo, en los llamados VarelaLeaks, Fernando Berguido, Ex presidente y ex Director de La Prensa, se expresó del diario en el que participó como “Corporación Soros La Prensa”.

Y Roberto Eisenmann, el empresario evasor de impuestos, se refirió así de George Soros:

“Entre los privilegios que he tenido en mi vida está el de haber conocido a George Soros, el exitosísimo empresario húngaro–americano, quien además es filósofo y filántropo social y político. Si el empresariado del mundo adoptara la filosofía de Soros, el mundo sería otro… más desarrollado… y mucho más justo”.

Sin embargo, en una entrevista, en octubre de 2018 en el programa 60 Minutos de la cadena CBS, George Soros expone claramente su filosofía.

Pregunta el periodista Steve Kroft:

¿Con cuál de los George Soros estoy hablando ahora mismo? ¿Con el moral o el inmoral?

Respondió: “Son la misma persona. Un hombre que periódicamente comete actos inmorales pero que el tiempo restante intenta actuar de manera moral”.

El especulador financiero, acusado de provoca crisis financieras en diversos países, incluida la crisis mundial de 2008, agrega:

“Sea yo o cualquier otro el que ejecuta acciones en los mercados, no modifica el resultado final. Yo no me siento culpable de estar involucrado en actividades inmorales, donde no hay lugar para la culpa”.

El periodista le recuerda que es un judío húngaro que escapó del Holocausto, haciéndose pasar por cristiano. Iba con su patrón que juró que Soros era su ahijado creyente. Sin embargo, confiscó propiedades de los judíos. ¿Fue difícil hacerlo?, le preguntó el periodista.

Soros respondió: “No, para nada”.

¿Ningún sentimiento de culpa?

“¡No! De hecho hay algo gracioso, pues es lo mismo que pasa con los mercados. Si yo no hubiera estado allí por supuesto no me habría llevado nada. Pero cualquier otro se le habría quedado de todos modos”.

Fragmentos de esta entrevista puede verla en: https://www.youtube.com/watch?v=fPaAQt6mfpo

Vale señalar que no es solo la lógica de Soros, es la lógica del gran capital y de los ultra millonarios panameños y la estamos presenciando claramente en esta pandemia. Para Soros trabaja el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz y su esposa. Stiglitz fue parte de la comisión nombrada por el gobierno de Varela para el tema de los Panama Papers, de la cual renunció.

El poder económico

FRENADESO el 4 de mayo publicó:

“Xavier Sáez Llorens, el anti gremialista y hermano de Guillermo Sáez-Llorens ex Director de la CSS en época de Martinelli y a quien defendió a capa y espada a pesar de los graves casos de corrupción, está vinculado a Bill Gates que financia varios programa de la OMS. También vinculado al millonario George Soros como lo está La Prensa donde es columnista, tal como reveló uno de los ex directores y Presidente del diario ligado a Bobby Eisenmann, en los Varelaleaks, Fernando Berguido”.

Soros financia ONG’s y fundaciones en Panamá como MOVIN (Lombana) y la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana (Capítulo de Transparencia Internacional), cuya junta directiva hoy está compuesta por Felipe Rodríguez (APEDE), Felipe Chapman (INDESA), Luis Navarro (INDESA), Diego Quijano, Claudio Valencia, Carlos Barsallos, Olga de Obaldía, Carlos Gasnell, Simón Tejeira Healy, Jorge Molina, Roberto Eisenmann, Lina Vega, Arlene Calvo, María Elena Márquez, Myra Fidanque, la ex ministra de Gobierno de Varela, María Luisa Romero, Leonor Motta, Alonso Illueca y Horacio Icaza (MOVIN). Ver foto.

En la lista de los benefactores de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana (ver cuadro), así como en su Junta Directiva, están varias de las familias de los 115 ultramillonarios de Panamá, el gran capital financiero, las grandes corporaciones, los propietarios de los medios de comunicación, salvo muy pocas excepciones. Los benefactores de la fundación son los principales beneficiarios de este modelo económico excluyente, injusto, concentrador de la riqueza, que convirtió al país en uno de los más desiguales del planeta. Sus intereses están muy representados también en la Comisión del “Día D” nombrada por Cortizo, que está sentando las pautas económicas durante la pandemia y para la llamada nueva normalidad.

Panamá en el “exclusivo” grupo de países

Pero volviendo a lo del Imperial College London, la universidad le pidió disculpa a Panamá, pero, ¿lo hizo con una nota igual con el resto de los otros países del “selecto” grupo en que nos incluyó? Lo cierto es que hablamos de países con muchas dudas acerca de sus cifras.

Ecuador: El Gobierno de Lenin Moreno ha sido duramente cuestionado por el manejo de la crisis. El New York Times, el 23 de abril, informaba: “La pandemia ha dejado una cifra de fallecimientos en Ecuador que es al menos 15 veces más alta que la cantidad oficial reportada por el gobierno, según indica un análisis de los datos de mortalidad realizado por este diario. Los números sugieren que el país sudamericano sufre uno de los peores brotes del mundo”.

Honduras: En reportaje de ayer 17 de junio de la BBC, relataba que ese país “registra 10.000 casos de covid-19 y 330 muertes, según datos de este miércoles de la Universidad Johns Hopkins, que monitorea el avance de la pandemia a nivel mundial. Se teme, sin embargo, que las cifras no reflejen la magnitud del impacto porque la población no ha cumplido estrictamente la cuarentena impuesta”. El Presidente Juan Orlando Hernández y su esposa están contagiados.

Guatemala: El 15 de junio la BBC señalaba que el “jefe del Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social de Guatemala, Manuel Sagastume, renunció a su cargo a través de una carta enviada al ministro de Salud, Hugo Monroy, el 4 de junio. En la misiva, Sagastume sostiene que Monroy no oficializó datos de fallecidos por covid-19 del Hospital Roosevelt, el principal de la capital. El diario Prensa Libre reporta que Monroy reaccionó a la discrepancia entre los datos oficiales y los que reportaba el hospital, diciendo que la incongruencia se debía a ‘un problema tecnológico en el sistema’”.

Los otros países son Mali, Camerún y Sudán pertenecientes al continente africano donde se ha señalado que no se cuenta con los recursos para la compra de los test, ni con el personal ni los laboratorios necesarios para los análisis

Preguntas al Imperial College London

Los diarios recogen: “El Imperial College London envió una nota a las autoridades del Ministerio de Salud (MINSA) afirmando que los reportes de muertes en Panamá son relativamente bajos, y que los registros han revelado que la inferencia de RT (número de transmisión de casos) son fiables”.

¿Cómo puede la prestigiosa universidad afirmar que los reportes de muertes son bajos, si Panamá (ver cuadro), con sus 470 muertes ocupa hoy la posición 20 a nivel mundial por muertes por millón de habitantes entre más de 215 países y sexta en América Latina, según los mismos datos que el centro británico utiliza para sus pronósticos?

Algo más. El 14 de abril La Prensa tituló: “Panamá, entre los países que pueden estabilizar la transmisión del virus. Lo dice el Imperial College London. El 3 de abril se tenía un número promedio de transmisión de 1.8, y ayer bajó a 1.4; la cifra ideal es 1 o menos de 1”.

“En el documento se tomaron en cuenta los datos disponibles sobre el comportamiento del SARS-CoV-2 en 42 países del mundo con transmisión activa”.

“De este reporte se desprende que Panamá esta semana podría alcanzar entre 1 o menos de 1 en el número promedio de transmisión (Rt), junto a otros 13 países”.

“El Ministerio de Salud informó este lunes 13 que el Rt estaba en 1.5 y esperaban que en próximos días se lograra un patrón más estable. Ayer dijo que había bajado a 1.4”.

“Jean Paul Carrera, epidemiólogo y virólogo del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud, aclaró que las predicciones del Rt y número de muertes pueden cambiar en la medida que la población cumpla o no con la cuarentena”.

Pero el 1 de junio fueron las propias autoridades y su equipo de asesores los que levantaron abruptamente la cuarentena.

El documento planteaba: “una estabilización del Rt –entre 1 y menos de 1– en 14 países, entre los cuales está Panamá. El resto son Argentina, Austria , República Dominicana, Grecia, Indonesia, Irán, Irak, Italia, Luxemburgo, Malasia, Marruecos, Noruega y Corea del Sur. A excepción de Argentina y República Dominicana, estas proyecciones parecen cumplirse en la mayoría de los países en mención, no así en Panamá”.

Ahora Panamá atraviesa su peor mes, junio, al borde de los 23 mil casos y superando los 30 mil a fin de mes, llegando a las 500 muertes, con más de 30% de positividad y un Rt de 1.6. Pero todavía no hemos visto un pronunciamiento del Imperial College London acerca de este fallo en sus proyecciones. ¿Lo hará?

120 mil muertos

El Imperial College London también fue mencionado por el Presidente Laurentino Cortizo para justificar el robo de hospital modular de solo 100 camas a un costo de más de 12 millones de dólares. Según el mandatario, su par colombiano, Iván Duque, le informó que de acuerdo a la universidad británica Panamá podía tener alrededor de 120 mil muertos y por eso se había tomado la medida de construir el famoso hospital en Albrook que apenas ha recibido unos cuantos pacientes a dos meses de su inauguración, por la falta de equipos y las fallas presentadas en su construcción con materiales que habían sido descartados en Costa Rica.

Por suerte Duque, que alarmó tanto a Cortizo, no le habló de mil muertes sino de 120 mil, porque aún con ese supuesto rechazó la donación de un hospital de más de mil camas por parte de China y hoy estamos viendo toda las improvisaciones en el Complejo de la Caja de Seguro Social que prácticamente ha sido desmantelado y la crisis en que están entrando los hospitales y las unidades de cuidados intensivos (UCI) a nivel nacional y el agotamiento de los trabajadores de salud que se han sacrificado tanto sin el reconocimiento debido. Imagínense si se hubiese cumplido ya el 10% de la cifra dada por Duque, el horror indescriptible que hoy estuviéramos viviendo.

Debemos decir que FRENADESO no halló evidencias de la cifra de 120 mil muertos dadas supuestamente por el Imperial College London, pero tampoco hemos encontrado una aclaración al respecto de la Universidad que ayer salió velozmente a “esclarecer” una publicación de ella misma sobre Panamá, pero en el fondo se trató de encubrir a las autoridades de Panamá y sus expertos.

Todo indica que tendremos que escribirle nuestra propia carta a la célebre universidad, a ver si es capaz de responderle a estos humildes panameños sin contactos con Gates ni Soros ni con otro de los acaudalados personajes que mueven los hilos del poder mundial.

Panamá, 18 de junio de 2020.

FRENADESO

FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONÓMICOS Y SOCIALES

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More