Publicado en: 4 febrero, 2018

Panamá: El cuñado del Contralor Federico Humbert delata a Stanley Motta por caso Odebrecht

Por frenadeso

Motta implicado en Odebrecht

Un sobre amarillo que no cayó de ninguna moto ni en ninguna carretera de la ciudad, apareció “sorpresivamente” en la mesa de redacción de La Estrella de Panamá.  Se trataba de la delación de José Antonio Porta Álvarez con el cual busca un “acuerdo de colaboración eficaz con la Fiscalía Anticorrupción de la Procuraduría General de la Nación y que refrenda Gladys Quintero Fuentes, en su condición de abogada” (Estrella de Panamá, 31 de enero de 2018) en el caso que se le sigue por lavado de dinero y pago de coimas a funcionarios públicos dentro del expediente de Odebrecht.

La noticia ha pasado desapercibida en otros medios y ni siquiera ha sido mencionada por Juan Carlos Tapia, José Isabel Blandón ni Mayor Alfredo Alemán representantes de Panama NG Power, quienes mantienen una disputa con Motta y su socia, la empresa norteamericana AES, por una planta de gas natural en Colón.

El socio mayoritario de empresas como COPA, ASSA, TVN, Grupo Motta y considerado el hombre más acaudalado de la región resulta seriamente comprometido con esta delación en el caso Odebrecht.

Según la declaración de José Antonio Porta, él y el ex candidato presidencial de Cambio Democrático (CD), José Domingo Arias (Mimito), se reunieron con Stanley Motta, su hijo Carlos Alberto Motta Fidanque (casado con una hija de Pipo Virzi) y el ex ministro de Hacienda y Tesoro de Pérez Balladares, esposo de la ministra de Ambiente de Varela hasta marzo de 2017, Mirei Endara, y miembro del grupo Motta, Miguel Heras. Fueron en busca de contribuciones económicas para la campaña presidencial de “Mimito” en 2014 y les fue bien.

Motta decidió apoyarlos con un millón de dólares, pero con la condición que abrieran una cuenta en el exterior para depositar el dinero, en un claro acto de lavado de dinero.

Estos aceptaron y abrieron una cuenta en el PKB Privat Bank, S.A, ubicado en Lugano, Suiza, a nombre de la sociedad Allure Consulting & Services Inc, con el número 115953. “El primer depósito provino del empresario Stanley Motta, a través de la sociedad Multitenant Overseas Ltd, por la suma de $200 mil, cita el documento”.

“Pero días después, el banco le comunicó a Porta Álvarez que había recibido otro depósito, esta vez por de $400 mil, de la empresa Klienflied Services Ltd. Esta sociedad, empero, es una offshore constituida en Antigua y Barbuda para pagar sobornos de la constructora Odebrecht, por ejemplo, en Perú y Panamá”.

“Porta Álvarez comunicó a su amigo que había recibido el dinero. Arias entonces le hizo saber que ese depósito venía de otro grupo económico que él había contactado y que también donaría un millón de dólares. Posteriormente, llegaría otro depósito por $600 mil”.

“La cuenta, según el documento, tiene un total de $2 millones que no fueron transferidos a Panamá. ‘Al ser depositados en un banco de inversión fueron reinvertidos en bonos de los Estados Unidos’, establece el documento de colaboración de Porta Álvarez”.

“En el acuerdo de colaboración, que propone a través de su defensa, Porta Álvarez se compromete a entregar la información relacionada con la empresa Allure Consulting & Service Ltd y la documentación relacionada a dos depósitos recibidos de Klienfield Services Ltd. La abogada también pone a disposición la documentación que sustentan la apertura de la cuenta en PKB Privat Bank, S.A.”

“La propuesta de acuerdo también solicita que se acepte transferir los fondos que donó Klienfiled Services Ltd, por $1 millón, a una cuenta del Ministerio de Economía y Finanzas”.

“Sobre los documentos de la sociedad Allure Consulting & Services, Porta Álvarez asegura que José Domingo Arias mantiene toda esa documentación en su poder en su condición de único accionista.” (La Estrella de Panamá)

Cabe señalar que estas mismas empresas aparecen en la lista que los ejecutivos de Odebrecht admiten se usaron para pagar coimas en Panamá y en el exterior (la famosa Caja 2) y a través de ellas, según informes de la DIJ, los partidos panameñistas y Cambio Democrático recibieron fondos para sus campañas.

Quién es José Antonio Porta Álvarez

El tesorero de José Domingo Arias, José Antonio Porta Álvarez, era según él (Mimito) “un amigo de su confianza, un buen amigo que le confié la responsabilidad de la firma” de la cuenta José Domingo Arias 2014 S.A., empresa que creó siendo él, “Mimito, el único accionista.

José Antonio Porta Álvarez es primo de la esposa de “Mimito”, Aimée Álvarez de Arias y está casado con Melinda Marie Humbert Arias, hermana del actual Contralor de la República, Federico Humbert Arias.

José Antonio Porta Álvarez y su esposa aparecen en varias sociedades anónimas con el padre de Melinda, recientemente fallecido, Federico Humbert Alcazar, ex Presidente del Banco General, de Petróleos Delta y socio de Stanley Motta y su hermano, Juan Raúl Humbert Arias. El Banco General de Humbert se fusionó con el Banco Continental de los Motta.

Entre esas empresas que vinculan a los Humbert con Porta Álvarez podemos mencionar Inversiones Jomel S.A., Inmobiliaria Los Guayacanes, S.A., Bienes Raíces GPH, S.A., Saint Mary’s Ventures Inc. S.A.

Federico, Melinda y Juan Raúl Humbert Arias y otros cinco hermanos proceden del hogar que formaron Federico Humbert Alcazar y Lupita Arias Zubieta.  Lupita Arias era hija de Juan Bautista Arias Arias, es decir descendiente de los Arias Feraud y de Francisco Arias Paredes. Es decir estamos ante un capítulo más del país de los primos.

Porta Álvarez tiene un largo prontuario que no ha sido obstáculo para ocupar cargos en el Gobierno y llegar a ser tesorero de Mimito. Por el contrario, este historial al parecer lo ayuda.

En 2003 fue imputado y recibió medida cautelar, por el robo de 292 piezas de oro y cerámica del Museo Reina Torres de Arauz. En su empresa, Envases Modernos S.A, fue encontrada una colección arqueológica ilegal. Eran los años del Gobierno de Mireya Moscoso.

Un año después, 2004, fue nombrado por Martín Torrijos como Director del Fondo de Inversión Social (FIS) donde laboró por varios meses y luego renunció coincidiendo con la apertura de una investigación de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Nacional de Transparencia contra la Corrupción. En el Gobierno de Martinelli, donde el FIS se bautizó como Programa de Ayuda Nacional (PAN), su director Giacomo Tamburelli, más como chantaje a sus adversarios porque nada hizo, denunció que en el período de Porta Álvarez se descubrió una red que permitió desviar más de 12 millones de dólares a diputados.

Otra persona que junto a Mimito y Porta Álvarez firmaba los cheques de la cuenta donde ingresaban las supuestas donaciones a la campaña de Mimito es, Sheyla Castillo de Arias de la firma Arias Castillo.  Ella es cuñada de Mimito por estar casada con el hermano de éste, Julio Arias Villalaz. En el gobierno de Mireya Moscoso fue vice ministra de Trabajo y miembro del partido Molirena de la facción de los Rosas, al igual que el hoy diputado panameñista, Jorge Alberto Rosas, también implicado en el manejo de coimas de Odebrecht.

José Antonio Porta Álvarez también ha estado implicado en el negociado de medicamentos en la Caja de Seguro Social (CSS).  Tenía vínculos empresariales con Fernando Díaz Subía, quien fue director de turno del Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid Por esta relación fue denunciado ante el Ministerio Público por tráfico de influencias y favoritismos siendo representante legal de Insumos y Medicamentos de Calidad, S.A. (Imedicasa), una empresa beneficiada con millonarias contrataciones de la CSS. También aparecía como dignatario junto a Díaz Subía en la sociedad Isthmian Medical Research, S.A. y en la sociedad IMR Depot, S.A.

Sheyla Castillo de Arias también fue denunciada por lo mismo. Una empresa vinculada a ella, Chateau Design obtuvo 32 contratos en la CSS y en otras instituciones y dependencias del Estado, como en el Ministerio de Vivienda, a pesar que el ministro era su cuñado, José Domingo Arias, lo que está prohibido por ley.

Por lo pronto el Juzgado ha negado un recurso de nulidad al cuñado de Federico Humbert y este sigue detenido. En la Junta Directiva del Banco General deberá verse las caras con Stanley Motta y otros socios como los González Revilla. Es decir los socios de TVN, Medcom y La Prensa.

Metiendo plata en todos lados

Como observamos estamos ante una práctica ya común entre las familias de los grandes millonarios de este país de apostar a favor de todos para quedar bien con el gobierno que emerja.  Esto no es nuevo, así ha sido siempre. Igual integrantes de estas familias se introducen en todos los partidos tradicionales para controlarlos.

No existe división entre los nexos familiares, los negocios y la política. Aún cuando surjan diferencias, tienen siempre la posibilidad de resolverlas entre ellos y burlar la justicia.

Como se ve Motta no solo financió con Odebrecht la campaña de Varela sino también la de Mimito. Había que estar bien con los dos. Pero estamos seguros que igual apoyó a la de Juan Carlos Navarro, ya que Motta siempre ha donado a las campañas internas del PRD y en las elecciones generales.

Igual ocurre con Federico Humbert, ex diector de La Prensa y ex Embajador en Estados Unidos en el Gobierno del PRD de Martín Torrijos. Mientras él con Movin apoyaba a Varela, sus otros socios y amigos, como Roberto Eisenmann, Alvin Weeden y Mario Galindo apoyaban a Juan Carlos Navarro, bajo la fórmula primero Navarro y después Varela; el cuñado del hoy Contralor, era tesorero de Mimito y su hermana Melinda Marie Humbert Arias de Porta, también apoyaba al candidato de Ricardo Martinelli que tenía en su fórmula a Marta Linares de Martinelli.

Meten plata en todos lados, como el hermano de la Vicepresidenta y Canciller Isabel de Saint Malo García, Raúl de Saint Malo García, implicado también en el caso de Odebrecht, quien“donó” a las tres campañas: Varela, Mimito y Navarro.

Esto es peor que la “Cosa Nostra”. Así la oligarquía ha manejado el Estado desde los albores de la república.

Motta: la conexión con Odebrecht

Pero lo más relevante de toda esta historia que exigimos sea investigada seriamente por las autoridades correspondientes, es que de confirmarse la delación de José Antonio Porta Álvarez, el multimillonario Stanley Motta, la cabeza del poder económico de Panamá, puede quedar ratificado no solo como el enlace de Odebrecht con José Domingo Arias, sino también con Juan Carlos Varela. Y si vamos más atrás con Martín Torrijos del PRD cuyo gobierno fue el que le abrió las puertas a Odebrecht.

Veremos si esta delación también resulta premiada como otras que se han hecho. La justicia que no camina se le ha puesto pruebas muy duras que no logra superar, pero esta es quizás la más difícil. ¿Por qué callan los otros medios sobre este hecho?

Esto explica el porqué de los ataques y calumnias contra FRENADESO, buscan callarnos, porque es la única voz capaz de denunciar a esta Mafiocracia. Cómo no pueden embarrarnos en su corrupción y robo utilizan cualquier subterfugio o calumnia para desacreditarnos. No lo lograrán.

Ya que esto viene feo contra su patrón, les recomendamos a los empleados de la farándula de los Motta que los tienen haciendo parkings y otros actos dizque contra la corrupción, que si son de verdad sinceros comiencen a sonar pailas, a disfrazarse y a hacer bulla en TVN, en las agencias de COPA o en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, donde a propósito le siguen aprobados adendas a Odebrecht.

Eso va!

FRENADESO

FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONÓMICOS Y SOCIALES

Panamá, 3 de febrero de 2018.

-->
COLABORA CON KAOS