Panamá: ¿Dónde están los 58 balboas?

Publicidad

Artículo de Genaro López

En campaña electoral el presidente Juan Carlos Varela prometió al pueblo que reduciría el costo de la canasta básica, uno de los principales problemas que confronta el pueblo panameño. A su arribo, luego de varios meses, lanza la política de ‘control de precios de emergencia ‘, donde ubicaron 22 productos de la canasta básica de alimentos, cuyo resultado sería ‘B/. 58.00 en el bolsillo de los panameños ‘. ¿Qué ha pasado? ¿A dónde se fueron los B/. 58.00?

Según los economistas, la regulación de precios es una iniciativa que necesariamente debe ser complementada con otras medidas, debe ir ajustándosele según los obstáculos que se vayan presentando. Para ello tiene que haber una intensa y efectiva intervención del Estado en diferentes frentes, tras el objetivo de lograr la desaceleración de los aumentos de precios de alimentos. Este es un instrumento para atender el problema de la inflación, porque esos bienes integran la canasta básica que los hogares de ingresos medios y bajos destinan gran parte de su presupuesto para adquirirla.

Para que el control de precios alcance los objetivos propuestos hay que tomar medidas que estimulen la producción local de alimentos; eliminar la cadena de intermediación inescrupulosa y especulativa que encarece los precios que tienen que pagar los consumidores; proteger el mercado nacional contra productos importados que son subsidiados en sus países de origen y que promueven la producción transgénica.

Como se ve, ninguna de estas medidas complementarias ha sido tomada en el caso de Panamá; es decir, la intención no estuvo dirigida a bajar el costo de la canasta básica de alimentos.

Pero además de ello, la realidad es falseada, se cambió la metodología de medición de la canasta básica de alimentos. La nueva metodología, entre otras cosas, establece que un ciudadano de La Chorrera, de Arraiján y del resto del país requiere menos calorías que los de los distritos de Panamá y San Miguelito. Solo con el ejemplo de los trabajadores de la construcción al nivel nacional ¿cuáles serían las diferencias para cambiar los requerimientos calóricos? Tal como señalan los nutricionistas que han cuestionado esta metodología. Aunado a ello, se redujo el número de personas por hogares, se disminuyó el número de requerimientos calóricos de algunos alimentos de mayor precio. Con estos cambios se provoca una reducción ficticia.

Es claro que el objetivo oculto de la nueva metodología es falsear la realidad (porcentaje de población malnutrida en el país —casi un millón de panameños—; y costo de la CBA). Para el actual Gobierno decir que su política era efectiva.

Pero Varela sigue insistiendo en los 58 balboas. En su discurso del uno de julio del presente año, manifestó como un éxito de su gestión la ‘estabilidad de los precios ‘. Pero le ocultó al pueblo que, la siguiente semana a su discurso, voceros gubernamentales anunciarían que seis de los productos, supuestamente bajo control de precios, serían aumentados. Mentir, ocultar, también es corrupción. El precio de los alimentos sigue aumentando para los consumidores.

El alto costo de los precios de los alimentos y otros bienes necesarios, reduce el poder de compra de los salarios. Es decir, el costo de la vida lacera los estómagos y los bolsillos de todos los trabajadores panameños y eso, junto al creciente desempleo e informalidad laboral, se constituye en un atentado contra el derecho a la vida digna del pueblo panameño.

Los panameños tenemos que enfrentar esta ola alcista y especuladora de los precios; exigir la disminución y verdadero control de precios de todos los artículos que integran la canasta básica de alimentos, que se elimine el 7 % del ITBMS de artículos y servicios básicos, y que se decrete un aumento general de salarios. Ello acompañado de una política económica dirigida a garantizar soberanía y seguridad alimentaria y nutricional.

 

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More