Panamá: Condenamos los desalojos y la represión policiaco-militar a los campesinos de Barú

Pronunciamiento al País del Polo Ciudadano

Desde el Polo Ciudadano denunciamos y condenamos enérgicamente la brutal represión y persecución policial que en estos momentos están siendo objeto los humildes trabajadores y campesinos productores del Barú, quienes resisten frente a la devastación de todos las plantaciones y sembradíos trabajados por años y los cuales dependen para sobrevivir.

Cultivos que han sido arrasados por las maquinarias de la empresa Banapiña, subsidiaria de la transnacional Del Monte, que, custodiadas por cientos de efectivos del SENAFRONT y de la Policía Nacional bajo, órdenes emanadas del gobierno saliente de Juan C. Varela, han entrado por asalto en las distintas fincas y plantaciones para destruir toda la producción alimenticia, y para así favorecer a la empresa Trasnacional Del Monte-Banapiña, cuyo negociador en su momento fue Jaime Alemán, sobrino de Álvaro Alemán ex ministro del la presidencia en el gobierno de Varela.

Lo que en estos momentos está ocurriendo en el Distrito del Barú no solo desbastan las plantaciones, causando múltiples heridos entre los campesinos que defienden la tierra que han trabajado desde que desapareció la empresa bananera, hace más de 20 años. El uso excesivo de la fuerza está violando los Derechos Humanos, los Derechos Constitucionales y hasta el Código Agrario Panameño que amparan a estos humildes campesinos y trabajadores del Barú.

Al margen del actual cerco mediático, los trabajadores afectados han podido dar a conocer a través de algunos medios alternativos de información que «la Policía no tiene ninguna orden procedente del Tribunal Agrario para proceder contra nosotros en el despojo de nuestras tierras». Las maquinarias no solo están destruyendo los cultivos de cientos de familias campesinas, sino que también destruyen su principal fuente de alimento e ingreso mínimos, frente a la crisis económica y laboral que en la actualidad viven en esa región del país.

Para el Polo Ciudadano, esta acción refleja claramente un operativo de asalto del gobierno saliente de J. C. Varela, que solamente había hecho una «pausa», por lo de las elecciones realizadas el 5 de mayo, y aprovechando el proceso de «la transición» de gobierno, actúa antes de abandonar el poder con la mayor acción despiadada y represiva en el desalojo de tierras de humildes familias trabajadoras.

El Polo Ciudadano, condena el actual cerco mediático existente frente a los acontecimientos ocurridos, y de igual forma el silencio cómplice hasta el momento de la jerarquía de la Iglesia, así como de organismos e instituciones de justicia y de Derechos Humanos que frente a esta situación aún no se han pronunciado o actuado en defensa de estos humildes trabajadores baruenses.

Desde el Polo Ciudadano, hacemos un llamado a las organizaciones populares y luchadoras del país, a pronunciarse en defensa y solidaridad con los compañeros campesinos y trabajadores del Barú, que se enfrentan y resisten en estos momentos a la represión policiaco-militar mandatada por el gobierno saliente de J C. Varela.

Panamá, 27 de mayo de 2019.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS