Panamá: Colapsa el sistema de salud

Cada dos horas muere un panameño por COVID-19

Publicidad

Desde la semana pasada venimos denunciando el inminente colapso de los hospitales. Hoy las propias autoridades lo confirman.

El cuadro que presentamos sobre la situación de los hospitales se elaboró en base a información del 15 de junio, cuando habían 551 hospitalizados y 102 en UCI.

Ayer, 27 de junio, solo 12 días después, habían 868 hospitalizados y 148 en UCI. Es decir, 317 hospitalizados más y 39 pacientes más en UCI. Y habían 448 muertes, hoy 592 muertes. 144 muertes en ese período. Cada 2 horas muere un panameño por coronavirus. Todos los días se pierden vidas valiosas.

Estamos en un punto crítico que demuestra la negligencia, la irresponsabilidad, la improvisación y el fracaso de todas las estrategias que se plantearon. En eso tienen responsabilidad Laurentino Cortizo, la ex ministra de Salud, Rosario Turner, su Comité Asesor Técnico y la OPS. También ha existido manipulación y engaño de los medios de comunicación.

Desde el comienzo del inconstitucional Estado de Emergencia Nacional, el personal médico, los trabajadores de la salud, luchan contra el COVID-19 sin el apoyo en insumos y equipos necesarios para cumplir una faena en la que arriesgan sus vidas y ahora están agotados y muchos contagiados. Aquí han prevalecido los intereses politiqueros, económicos y los negociados de los grandes empresarios y altos funcionarios del Gobierno.

Es tan grave el asunto que a la Ministra de Salud, luego de más de 100 días de pandemia y más de tres meses de cuarentena, la botaron y su equipo técnico fue disuelto, como maniobra del Gobierno, para lavarse cara, por la incapacidad de manejar la crisis de salud.

Lo de Cortizo es puro show, mantiene al frente del equipo de la pandemia a funcionarios igual de culpables que aquellos que botó y nombra un Consejo Consultivo integrado por algunos ex ministros de Salud del PRD, ninguno con experiencia epidemiológica.

Lo dijimos: Mandaron al pueblo al Matadero.

Y aún así, en el peor momento, las cúpulas de los partidos tradicionales, seudo independientes (MOVIN, Lombana, diputados), los gremios empresariales hablan de abrir el bloque 3, cuando panameños siguen muriendo. El pueblo tiene hambre y angustia sobre su futuro.

Miles de compatriotas pierden sus empleos, se violan los derechos laborales imponiéndose mutuos acuerdos para disfrazar despidos, reducción de jornadas de trabajo y de los salarios, y desconocimiento de convenios colectivos. En algunos casos han ofrecido hasta trabajar ocho horas, pero pagar solo cuatro y hasta no pagar XIII mes. Más de 70 mil trabajadores con contratos suspendidos que los despojaron de cuotas del Seguro Social y en su mayoría mandaron para sus casas sin un centavo, en más de tres meses no han recibido ninguna ayuda, igual que desempleados y sector informal.

Sino ponemos un alto y no se le da a las familias panameñas lo necesario para subsistir: subsidio de 500 balboas mínimo, seguridad de empleo y salario, moratoria real que incluya los intereses y servicios básicos, vamos camino a una gran mortandad.

El Gobierno tiene plata. Más de 7 mil millones de dólares en préstamos, bonos y donaciones. Pero ese dinero prefiere darlo a los empresarios avaros y banqueros usureros.

Al cumplirse el primer año de este Gobierno PRD, la única obra que Cortizo puede mostrar es el Hospital Modular, ese monumento al robo y a la corrupción. En un año ha endeudado al país en más de 5,500 millones de dólares. En toque de queda se ha arrestado de forma ilegal a 50 mil panameños. Sin rumbo ni idea de hacia dónde conducir al país, en menos de un año cambió 7 ministros y 10 viceministros. Y en plena pandemia, desintegró el equipo de salud que tanto alababa. Como decíamos, era más de lo mismo y peor.

Cortizo sufre un gran desgaste y carece de legitimidad. Difícilmente en esas condiciones puede encabezar diálogo nacional alguno, mientras siguen las muertes, se agrava la situación de la seguridad social, colapsan los hospitales y crece la pobreza, el hambre, el desempleo, la corrupción, la educación pública es incierta y cede a las presiones de aquellos que pretenden una nueva “normalidad” excluyente, autoritaria y neoliberal.

Por eso:

Todos al Parque Porras este 1 de julio, a las 9:00 am, a la marcha por la vida digna y la salud del pueblo. También nos movilizaremos en provincias. Cumpliremos medidas sanitarias y distanciamiento. Esta movilización es la continuidad de la lucha del pueblo en las calles que deberá arreciarse en defensa de nuestros derechos, conquistas y por una Asamblea Constituyente Originaria con plenos poderes

¡Sin luchas no hay victorias!

¡La pelea es peleando

Panamá, 27 de junio de 2020

FRENADESO

FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONÓMICOS Y SOCIALES

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More